Category Archives: Medios alternativos/aliados

Apuntes ecuatorianos, observaciones sobre la represión contra la resistencia a los dictados del FMI

Apuntes ecuatorianos, observaciones sobre la represión contra la resistencia a los dictados del FMI

-Colocar militares o exmilitares como Ministros de Defensa solo ayuda a expandir la militarización y a hacer que las soluciones a los conflictos escalen en represión, muerte y pérdida de derechos.

-Hay dos cercos mediáticos: el que impulsa el gobierno con el afán de confundir, dividir, aislar, atemorizar a la gente con el objeto de desmovilizar y derrotar la protesta. El otro es de quienes pretenden instalar un relato heroicista, machista, jovencista, belicista, centrado en la acción de unos pocos que silencia las acciones constantes y permanentes de lxs muchxs. Ojo con lo que trasmitimos porque eso habla de lo que silenciamos. No seamos cómplices del cerco mediático (ejemplos: la poca difusión a la marcha de mujeres en Quito, a la autogestión solidaria para sostener a las comunidades en lucha, la organización de la resistencia y un largo etcétera)

-Las formas, metodologías y prácticas golpistas han variado y quienes hacen análisis no dan ni se dan cuenta de ello. La situación de crisis en Ecuador no es solamente un resultado de una sucesión de hechos, es ante todo la provocación de una cadena de hechos, económicos, políticos y ante todo represivos que pretenden generar un cambio en el régimen democrático sin cambios legales pero si prácticos donde lo represivo se vuelva la respuesta central como forma de control social diluyendo para ello la diferencia entre represión civil y militar.

-El conflicto no es, por tanto, solo el “paquetazo” sino la instalación de una democracia militarizada contra las demandas sociales.

-La respuesta social a esos dos conflictos que suceden al mismo tiempo (por interés de los sectores dominantes) está basada en el apoyo mutuo, la solidaridad social, la autogestión de la ayuda, la paciencia, la resistencia. Todas prácticas que escapan a una mirada belicista del conflicto y que dan forma a una estrategia de pedagogía social de la lucha para la resistencia y para la derrota de lo que nos oprime.

-Lxs comunicadorxs populares libertarixs, lxs educadorxs populares libertarixs no han hecho todavía (al menos en esta situación) el cambio del relato heroicista patriarcal y militarizante a un relato de resistencia y construcción, de creación en la lucha y de lucha en el aprendizaje colectivo contra la represión policial, militar, mediática y política.

-Los pueblos aprenden entre ellos, los escudos que se usaban en Venezuela contra Maduro se usan en Ecuador contra Moreno. Cada pueblo sabe que le oprime y lo deja claro llegado el momento. No dudemos de los pueblos, desconfiemos de los gobiernos.

Todo esto desde la lejanía física y desde la extrema cercanía afectiva con quienes resisten hoy en Ecuador a las prácticas políticas desde el Estado que nos afectaran a todxs en América Latina y el Caribe en el futuro.

Pelao Carvallo 13 de octubre de 2019

Fotos: Alejandro Ramírez Anderson, tomadas de internet.

Bochinches y Conjuros Shakespirianos

Bochinches y Conjuros Shakespirianos

Por: Astrid Arellano

Una vela encendida ilumina el rostro de dos brujas arrodilladas frente a algo que sus ojos no pueden creer. Su hechizo, el que varios favores les costó cobrar, funcionó. Y ahora, en una regresión, contarán la cómica historia que las llevó hasta allí, mientras son perseguidas por crear otras pócimas de resultados poco menos graciosos, o más bien, bastante trágicos.

“Bochinches y Conjuros Shakespirianos” es la obra de teatro cabaret que llegó al tercer festival nacional “Las Lunas de Urano, Shakespeare en el Desierto”, en Hermosillo, donde el patio de AndamioSteatro, su compañía gestora, se convirtió mágicamente en Verona, Escocia, Dinamarca e Inglaterra a la vez.

Rosmerta y Mórrigan, son dos hechiceras que, cumpliendo los deseos de algunos de los personajes creados por William Shakespeare, se ven involucradas en sus tragedias, al proveerles las pociones o venenos cuyos resultados son bien conocidos.

#EnVivo Bochinches y conjuros Shakespirianos de la compañía de teatro cabaret Las Hijas De Safo

Posted by Las Lunas de Urano on Saturday, October 5, 2019

Julieta, Viola, Lady Macbeth y Gertrudis, son algunos de estos personajes que, de una u otra manera, relacionaron sus nombres con los de las brujas errantes, buscando su ayuda o sufriendo indirectamente las consecuencias de quien tomó la decisión de hacerlo.

Las brujas, sin embargo, sólo tienen un propósito: intercambiar favores por los ingredientes necesarios para traer de vuelta a Mirta, su hermana, quien se achicharró en medio de un conjuro y su alma quedó confinada en una muñeca vudú, hecha de trapo.

Sangre de reyes, carne de amantes puros, aliento de vírgenes y huesos de inocentes, son el centro de su próxima brujería, para regresar a Mirta al plano terrenal.

Las Hijas de Safo es la compañía de teatro cabaret, originaria de la Ciudad de México, que escribió y montó esta obra que podría parecer seria y terrorífica, pero que, en realidad, es una puesta en escena cómica, cargada de música, bromas y adivinaciones, y que logra crear a tres personajes ficticios -no incluidos en los textos originales del Bardo de Avón- para contar los chismes de los que se enteraron en sus vidas eternas.

Las actrices Isabel Almeida -quien, a su vez, es la directora- y Gabriela Gallardo -quien escribió el texto- con la ingeniería de un par de vestuarios harapientos y un improvisado puesto de mercado hecho de telas, cuerdas y fierros, logran dar vida a varios personajes que transitan frente al enorme caldero que hacen burbujear entre sus propias inhalaciones y exhalaciones, movimientos de danzas extrañas, ojos saltones y conjuros en latín.

*

Al término de la función, se conversó con la compañía en este espacio que AndamioSteatro ha construido a lo largo de sus ocho años de existencia, para eliminar la barrera entre ejecutantes y sus públicos, donde la conversación fuera de la dinámica teatral siempre es posible y la oportunidad de preguntar está disponible.

El público es quien entrevista

“El carácter lleva a la acción”, dijo Isabel sobre sus motivaciones para escribir esta obra, “la mayoría de los personajes de Shakespeare -dependiendo de la obra-, muestran que deciden cosas y, por eso que deciden, les pasan otras… no es el destino, ni que son víctimas fortuitas, sino que todo el tiempo toman decisiones.

Entonces, nuestro discurso en común fue jugar con estas brujas que son el puente entre lo que alguien desea y la capacidad de lograrlo, pero quien lo desea, va a buscarlo; es decir, las brujas son responsables de hacer los venenos, pero hay alguien que va y se los pide y alguien más que se los toma; queríamos trabajar en ese discurso de que cada quien decide y obtiene lo que decide”, dijo la directora.

Las Hijas de Safo inició como una compañía mixta hace alrededor de 13 años, explicó Gabriela, sin embargo, con el tiempo se fueron depurando sus integrantes por tener objetivos distintos y hoy son sólo tres mujeres, con diez años juntas.

La tercera integrante de la compañía, Brissia Yeber, quien justo interpreta a Rosmerta y que fue sustituida en esta ocasión por Isabel, se encontraba en la Ciudad de México para presentar su unipersonal, producto de una beca obtenida a través del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca).

“Es difícil dirigir y luego actuar la obra, porque todo lo que les dijiste a los actores, luego se te olvida y tienes que crear de nuevo”, rió Isabel, “y, normalmente, así le hacemos todas; aunque yo dirijo, todas nos estamos viendo, nos estamos ayudando y nos estamos sugiriendo cosas, somos un grupo que ya tiene diez años y que ya tiene un lenguaje en común”.

La dirección que Las Hijas de Safo hacen, se basa -justo como en esta obra- en la toma de decisiones, pero siempre juntas, en equipo.

“Trabajamos mucho para tener una metodología cabaretera de investigación, de trabajo de mesa, de tener un discurso y lo fuimos conjuntando con nuestra escuela de actuación”, explicó Gabriela, “siempre queremos que sea más riguroso que la idea de sólo decir un chiste y le metemos un poco de exigencia actoral en cada proyecto”.

Entre el público, alguien que se identificó como artista plástica, comentó: “Visualmente, está muy equilibrado su trabajo, hay una composición escénica visual y una paleta de colores muy interesante, además de la forma en la que se adaptan a distintos espacios”.

A lo que Isabel respondió: “Lo diseñó Paola Rendón -chulada de escenógrafa- que, por cierto, ahorita está en el Circo del Sol, ¡maldita!”, ríe, “pero trabajamos a distancia, ella está en Playa del Carmen con el Circo y ella hizo el diseño, también tenemos cerca a una amiga que es actriz y realizadora de vestuario y que hizo toda la ingeniería de los trapos”.

Y luego, para cerrar, alguien más hizo la pregunta obligada: ¿Cuál es el origen del nombre de la compañía?

“Safo, es la primera poetisa mujer y nos interesó mucho su trajo”, concluyó Isabel, “y pensamos que, si ella fuera nuestra madre, estaría muy orgullosa de nosotras”.

*

El tercer festival nacional “Las Lunas de Urano, Shakespeare en el Desierto”, continúa con presentaciones teatrales del 12 al 19 de octubre, para mayores informes sobre la programación, visite su página de Facebook.

Este festival es apoyado por el Programa de Fomento y Coinversiones Culturales del Fondo Nacional para la Cultura y Las Artes (Fonca) y por Festivales Artísticos y Culturales de Sonora, del Instituto Sonorense de Cultura (ISC).

Publicado originalmente en: http://www.mamborock.mx/bochinches-y-conjuros-shakesperianos/

Hoy empiezan Las Lunas de Urano, Tercer Festival Shakespeare en el Desierto

Hoy empiezan Las Lunas de Urano, Tercer Festival Shakespeare en el Desierto

Del 03 al 19 de octubre, La Calle del Arte en el Centro Histórico de Hermosillo será la sede de Las Lunas de Urano, Tercer Festival Nacional, Shakespeare en el Desierto 2019, lugar donde Shakespeare se ha dado cita con sus colegas de las artes escénicas, habitantes de la Ciudad de Hermosillo y amigos de todo el país para compartir y disfrutar un programa artístico extraordinario.

Hace 3 años se inició Las Lunas de Urano, donde han colaborado generosamente maestros de la escena nacional como Adriana Castaños, Julieta Egurrola, Beatriz Russek, Ana Francis Mor, Mónica Perea, Alejandro Luna, Tito Vasconcelos, Jorge Ortiz, Eva Lugo, Meme García, Cutberto López y muchas colegas más, para dar vida al Barde de Avon y al Shakespeare Burdo.

https://www.facebook.com/liberaradiohermosillo/videos/2329226134061345/

Ahora en esta tercera emisión de Las Lunas de Urano, Shakespeare y sus amigos nos ofrecerán noches llenas de pasión y arte: flamenco, teatro para niños, teatro-cabaret, danza coro de música espiritual y sonido latino machín, circo y malabares.

En las Lunas de Urano 2019, al igual que las anteriores emisiones, nuestra prioridad es la formación artística, para ello se ofrecerán talleres de voz, danza, iluminación y dirección de escena con profesores de reconocimiento nacional e internacional que sin duda contribuirán al crecimiento de las artes en Sonora.

https://www.facebook.com/liberaradiohermosillo/videos/531697970934542/

El objetivo sigue siendo el mismo, sembrar la semilla del teatro para que florezcan las diversas expresiones artísticas y culturales de México, y d elo internacional, en nuestro desierto de Sonora. El realizar Las Lunas de Urano, Shakespeare en el Desierto es un viejo sueño de que las Ofelias, los Otelos, los Hamlets, el poder, el odio, la misera humana, sean evidentes para poder transformarlos en VIDA.

La decisión de hacerlo en espacios alternativos e independientes es la convicción de hacer arte en libertad, así como recuperar los espacios públicos de las comunidades a través de diversas manifestaciones artísticas, y que el arte esté al alcance de todos y para todos.

Compañía de Circo “La Rana en la Hamaca”

Además, en el marco de este Festival se reconocerá el trabajo de mujeres creadores y promotoras de las artes, que van haciendo comunidad y dando un rostro diferente a nuestra cultura y sociedad. Esta tercera edición de Las Lunas de Urano, Tercer Festival Shakespeare en el Desierto 2019 es apoyado por el Programa de Fomento y Coinversiones Culturales del Fondo Nacional para la Cultura y Las Artes y por Festivales Artísticos y Culturales de Sonora, del Instituto Sonorense de Cultura.

Agradecemos el apoyo de nuestros coinversionistas: Hotel San Martín, Sistinción en Muebles S.A. de C.V., y a la Compañía Teatral de Norte, así como a IMCA, ISC, UNISON, Monerías, amigos y familia.

AnadamoSteatro, creador y organizador de Las Lunas de Urano, Tercer Festival Nacional Shakespeare en el Desierto 2019, está integrado por Hilda Valencia, Manuella Rábago, Azucena Villalobos, Roberto Borbón, Nabila Nuves, Ángeles Durán, Jennifer Zárate, Obed Quijada, Vivaldina Jaubert y Miriam Rojero.

Programación:

Bravía
Compañía: BiAtch Lab
Día y hora: 03 de octubre, 8:00 pm
Lugar: Casa AndamioSteatro
Costo: | $150 General | $80 Estudiantes/INAPAM |

Las Musas Huérfanas
Compañía: Los 4 gatos
Día y hora: 04 de octubre, 8:00 pm
Lugar: Casa AndamioSteatro
Costo: | $150 General | $80 Estudiantes/INAPAM |

Bochinches y Conjuros Shakespirianos
Compañía: Las Hijas de Safo
Día y hora: 05 de octubre, 8:00 pm
Lugar: Casa AndamioSteatro
Costo: | $150 General | $80 Estudiantes/INAPAM |

Plumas de Pavo Real
Compañía: La Rana en la Hamaca
Día y hora: 06 de octubre, 6:00 pm
Lugar: Parque Juan Álvarez, Cerro de la Campana
Costo: Evento gratuito

Godot
Compañía: Abemvs Teatro
Día y hora: 12 de octubre, 6:00 pm
Lugar: Fuente del Parque Madero
Costo: Evento Gratuito

El último dragón
Compañía: Abemvs Teatro
Día y hora: 13 de octubre, 6:00 pm
Lugar: Parque Juan Álvarez, Cerro de la Campana.
Costo: Evento Gratuito

Canciones Espirituales Afroamericanas
Compañía: Ars Antiqua, Coro de Cámara de la Licenciatura en Música de la Universidad de Sonora.
Día y hora: 17 de octubre, 8:00 pm
Lugar: La Matraka Teatro
Costo: | $150 General | $80 Estudiantes/INAPAM |

Tiempo
Compañía: Compañía de Baile Flamenco Marién Luévano
Día y hora: 18 de octubre, 8:00 pm
Lugar: El Mentidero
Costo: | $150 General | $80 Estudiantes/INSEN |

Cabaret Las Matriarcas
Compañía: AndamioSteatro
Día y hora: 19 de octubre, 7:00 pm
Lugar: Casa AndamioSteatro
Costo: Evento gratuito


Concierto de cierre
Compañía: Toqe & Tono
Día y hora: 19 de octubre, 9:00 pm
Lugar: Calle Del Arte, Sufragio Efectivo entre Juan Álvarez y Garmendia
Costo: Evento gratuito

Fuente: Boletín Las Lunas de Urano.

Castillos en el aire: el devenir urbano de Hermosillo

Castillos en el aire: el devenir urbano de Hermosillo

Por: Tonatiuh Castro Silva.*

Grave desacierto de los proyectos territoriales o urbanos, sean oficiales, capitalistas o ciudadanos, el hecho de asumir de antemano un giro específicamente comercial, cultural o ecológico. Tal condición anómala que aqueja a determinados proyectos, no sólo afecta al proyecto mismo, sino que termina siendo una anomalía para la sociedad. Ningún proyecto debiera tener una sola de tales condiciones, ni siquiera en el discurso. En todo conjunto de naturaleza habitacional, existe un encadenamiento con el contexto ambiental y con el demográfico; en todo proyecto recreativo, se involucran las condiciones socioeconómicas y topográficas, y no sólo del sitio de su ejecución, sino de la ciudad o asentamiento en su conjunto. Siendo un planteamiento obvio, y que por ello se encuentra estipulado incluso en el marco normativo y en los protocolos académicos, no se verifica en los hechos, por un evidente desdén generalizado respecto al contexto urbano, compartido entre promotores, técnicos, autoridades y activistas sociales.

Render del Paso Bulevar Encinas-Rosales. Ajá.

El fracaso de un proyecto está representado por la afrenta que constituye para la sociedad local, y no sólo por un devenir azaroso del proyecto mismo. Evidencia de ello lo es el proyecto urbano Río Sonora Hermosillo XXI. En vano, los años noventa trascurrieron sin que el proyecto, consistente en la urbanización del vado del río Sonora en su paso por Hermosillo, floreciera de la forma esperada. Su ejecución tuvo fines comerciales y corporativos, pero dos décadas después sigue luciendo una fisonomía montaraz. Su equipamiento, efectuado bajo el cobijo de un fideicomiso, consistió en construcción de un canal haciendo las veces de cauce a escala del río Sonora, una especie de bulevar, con el cauce en el sitio de un camellón, y en lotificación, en un marco de escasas banquetas, y más bien guarniciones delimitando los terrenos, así como el tendido del alumbrado público. Su demanda estuvo aletargada, y fue tan sólo el conjunto del Centro de Gobierno, y escasos edificios en sus cercanías, lo que se erigió en el área central. En años recientes se ha edificado mayor obra, diversificando los giros de los sitios, y se construyó lo que debiera ser un área verde, el parque Conmemorativo. No obstante, predomina el desierto. Qué bien que así haya sido, en consideración de experiencias previas en ciudades como Tijuana y Monterrey, donde los cauces secos se han reavivado de forma estrepitosa y devastadora.

La Manifestación de Impacto Ambiental se suele reducir a lo ecológico-biológico, aunque no sea lo reglamentario; el proyecto ejecutivo, se limita a la viabilidad mercadológica; a la agenda activista, subyace el dogma biologicista. La desintegración del amplio e integral sentido constructivo, inherente a la especie humana, se ha abandonado en la modernidad, y en particular con el neoliberalismo.

Una revisión de la historia urbana reciente nos permite advertir en el breve transcurso del siglo XXI, por encima de las variaciones partidistas y cambios gubernamentales, la continuidad del orden urbano de antemano predominante. De esta forma, se exhibe un capital cultural común a la élite sonorense, con independencia de su militancia; en cuanto al espacio urbano, se refrenda el hecho de que se sigue caracterizando por su ignorancia –más que insensibilidad, ya que se desconoce el valor del patrimonio urbano y arquitectónico– y por su limitada visión ante la potencialidad sociocultural, turística y económica que constituye la ciudad en su conjunto.

El desfase de los proyectos urbanos sonorenses respecto de la realidad es abrumador; la distancia en cuanto a los requerimientos colectivos es indignante. La consecuencia, el naufragio de proyectos de conjunto, como Musas, Par Vial Rosales-Pino Suárez, Puerta Oeste y la Ciudad del Conocimiento –estos dos últimos del gobierno de Padrés–, y lo aberrante de proyectos acotados de remodelación, restauración y mantenimiento, como los del Auditorio Cívico del Estado y el Centro de Usos Múltiples, en Hermosillo, de la era de Bours.

Justamente las obras más representativas –y onerosas– de la administración estatal de Padrés evidencian tal patente: en Hermosillo, Bulevar Kino, Plaza Bicentenario, Centro histórico de Hermosillo, Distribuidor vial El Gallo, remodelación del Patio del Palacio de Gobierno, remodelación de la Plaza Zaragoza, alteración del Parque Madero; en Cananea, restauración de la Escuela Secundaria del entonces gobernador (ubicada en la otrora Cuna de la Revolución), así como algunos proyectos, al menos, prometidos: remodelación del Centro histórico de Cananea, Acceso a Puerto Peñasco y Entronque, Rotonda en Altar, Rotonda en Bacochibampo, Rotonda en Agua Prieta, entre varios más.

Arcos del Parque Ramón Corral, hoy Francisco I. Madero

En esta oleada de cambios fisonómicos del espacio público sonorense se ubica también, aunque con una naturaleza distinta, por la especificidad de su ámbito y por su uniformidad, la alteración de los planteles escolares de educación primaria en tiempos de Padrés, cuando se afectaron edificaciones con estilos arquitectónicos de valor, con condición legal de monumento artístico –o con el simple pero reconfortante rasgo de la benevolencia estética–, con el propósito de imponer cercas y accesos estandarizados y visualmente mediocres.

Cuando se pretende imponer una ideología, un modelo a seguir o un proyecto sobre una sociedad, o en cualquiera de sus ámbitos, una estrategia recurrente consiste en denostar lo que se busca sustituir, destacando sus deficiencias o, inclusive, argumentando con falsedad acerca de supuestas fallas e inconveniencias de lo existente. De allí la reciente campaña mediática en contra del valor patrimonial-cultural del estadio Héctor Espino.

En la actualidad, proyectos en ciernes, o al menos visualizados por ciertos grupos, refrendan que el ensueño suele hacerles perder de vista la problemática de la comunidad, y las necesidades reales ante ella. En ese sentido, el Parque Biocultural Cerro de la Campana lleva en su propia concepción tal desvinculación entre idea y ejecución, demanda y eventual resultado.

La efectividad de las campañas atina a nublar la mirada colectiva, como sucede en el viejo cuento en el que la condición desnuda del rey es imperceptible para los plebeyos. No obstante, para un importante sector social que preserva la cordura, duele ver que las reformas urbanas y territoriales de la región en que ha crecido o se ha avecindado, la convierten en un circo en el que el descaro del ilusionismo arranca los aplausos de los que pagan el palco, pero observan desde la luneta o, de plano, desde las gradas tambaleantes.

Este texto se publicó originalmente en Dossier Político y en AM Diario.

*Sociólogo, catedrático, escritor y músico. Investigador en El Colegio de Sonora, el INAH y en la Dirección General de Culturas Populares de la Secretaría de Cultura.

¿Qué pasa si empezamos a contar historias donde los hombres no maten?

¿Qué pasa si empezamos a contar historias donde los hombres no maten?

Pasión o solidaridad. Vocación o militancia con las causas que irritan. Los feminicidios, por ejemplo. O todo esto junto como un impulso para actuar y decidir el rumbo de una puesta en escena.

Ana Francis Mor, es actriz, escritora, directora de escena. Pensadora y reflexiva.

Hace unos días visitó Hermosillo, ese lugar al que desde su voz califica de encantador, porque le encanta.

A Casa Andamios aterrizó con su bagaje. Para repartirlo y llevar a buen puerto el montaje escénico Las Matriarcas, (que se estrena el viernes 14 de junio).

Antes de trepar al vuelo que la llevaría de nuevo a su patria, Ana nos conversó a detalle sobre los motivos de su estadía en la ciudad del sol. Entre otras cosas.

Ana es una máquina de construir conclusiones, de volcar el pensamiento. Lo hace sin ambages, porque el conocimiento de causa es un camino ad hoc. Y dice:

“De entrada, Hermosillo es uno de mis lugares favoritos del planeta tierra, las mujeres de aquí me parecen fascinantes, poderosas, fuertes. El lenguaje propio de la región me resulta la cosa más divertida, interesante, poética. En la poética popular del lenguaje, que es lo mío, lo de Las Reinas Chulas, en término de la construcción y el lenguaje que hacemos con el cabaret. Me fascina venir, cada vez que puedo.

“En esta ocasión, invitada por la maestra Hilda Valencia, estoy asesorando el montaje de cabaret Las Matriarcas, incursión que hace Andamios Teatro, al cabaret y ha sido una verdadera delicia porque el proceso ha sido super inteligente, Andamios Teatro es una compañía muy seria, rigurosas con su investigación, son su quehacer teatral. Han hecho una investigación tremenda sobre ciertos personajes de la cultura universal y de la cultura mexicana, personajes femeninos que han sido tergiversados o que han sido narrados de una determinada manera, generando arquetipos super problemáticos para las mujeres, como La Malinche, como Lilith, como la propia Frida Kalo, María Izquierdo, Elena Garro, etcétera, que son figuras que conocemos poco, otras que pensamos que significan una cosa y no necesariamente.

“Entonces ellas se pusieron a la tarea de hacer esta investigación sobre estos personajes y yo vine a ponerle la cereza al pastel, a darle un poco la vuelta a las cosas para convertir su investigación en algo más cabaretero, que es lo mío, a colaborar en eso”.

— ¿Estamos avanzando en la equidad de género, en la inclusión de la mujer en un hablarnos de iguales o estamos retrocediendo?, lo pregunto por este contexto de feminicidios que se viven recientemente en Hermosillo.

— Pienso que estamos avanzando, sí hay una concepción que se está haciendo masiva y generalizada de que las cosas no pueden seguir igual, de que los roles que ocupamos las mujeres y los hombres se tienen que cambiar por algo más igualitario, y sobre todo, por algo más diverso y flojito. Hay muchísimos hombres que no quieren ser el macho proveedor, rígido, que tiene que no estar en su casa, que tiene que salir a conseguir el dinero a fuerzas, que no tiene que estar con sus hijos. Y hay muchísimas mujeres interesadas en la vida pública. Tenemos a partir de esta legislatura en términos políticos y de lo legal, la obligación de la paridad en todo el país. Tenemos un gabinete paritario en este gobierno, lo cual es un gran símbolo, todavía no sabemos si del símbolo las realidades van a ser buenas pero el símbolo es muy importante, en Sonora hay una gobernadora mujer, el símbolo es importante.

¿Qué hacemos con eso y cómo se transforma? Me parece que hay muchos factores que intervienen para que los feminicidios y la violencia hacia las mujeres se exacerbe. Por un lado tiene qué ver que ante este avance que estamos teniendo las mujeres, tan tremendo, y que pasa un poco como cuando te libras de la esclavitud, una vez que te quitas el grillete, que empiezas a caminar y dices: ah, caray, ya no tengo dolor de cuello, no hay manera en este mundo de que te vuelvas a poner el grillete. Las mujeres que ya están volando, que y se dieron cuenta, que ya están en este camino, no hay manera de que regresen, por más esfuerzos que haga el frente nacional de la familia por endemonizar lo que ellos llaman la ideología de género, por más esfuerzos que hagan unos diputados, senadores evangélicos pataleando y diciendo cosas como que las mujeres tenemos que cerrar las piernas para no abortar, por más que hagan, son patadas de ahogado, esto ya no tiene freno, ya no tiene regreso. Y es un movimiento mundial, en la propia región de América Latina lo puedes, ver, el movimiento de las argentinas está brutal, las peruanas, las colombianas, las venezolanas, las brasileñas, incluso a pesar de Bolsonaro, es un movimiento regional que ya no da pa’tras.

Evidentemente eso genera furia, enojo, hay una suerte de complicación con respecto a la corrupción, al negocio del huachicol, al momento de que se desmantela un movimiento mafioso, si no agarraste a sus integrantes, éstos cambian de giro, pero no ponen lavanderías, cambian de giro a traficar con mujeres, con niños. Estamos teniendo este fenómeno de insecticida que no funciona del todo, que mata unas cucarachas pero otras se van pa’ otro lado. Y por otro lado hay una suerte de exacerbación de la furia de muchos hombres que no encuentran cómo acomodar esta nueva realidad. Una falta sin duda del Estado de aplicar una política explicativa, es decir, un buen amigo me decía es que hasta hace cinco años lo que se entendía como mira ese güey está haciendo su luchita con esa chava, hoy se ve como acoso. No entendemos a qué hora pasamos de una cosa a la otra y sí necesitamos que alguien nos explique. Tiene qué ver con dos factores, creo que los hombres, sobre todo los de mi generación que son los que conozco, le han huevoneado mucho pa’ ponerse a estudiar, porque el estado no me enseñó feminismo, lo aprendí yo. Sí me parece que los hombres están pasmados, que deberían juntarse en grupo y hablar de cómo se sienten, qué les duele, qué piensan de todo esto, qué piensan de que por todos lados les estamos diciendo que son ustedes quienes nos matan.

Todos estos movimientos de yo no soy un hombre así, de pero también las mujeres le pegan tantito a los hombres, se caen solitos, duran cinco minutos, no tienen ninguna fuerza, porque con nueve muertas al día en nuestro país, obviamente la urgencia está en otro lado. Me parece que es un momento de transición importante, sí pienso que el estado tiene que entrarle a una política pública que nos dé información, que nos hable desde otro lugar. Ayer justamente platicando con un funcionario público les decíamos que dos de las causas principales de muerte para las mujeres es que la mitad de los feminicidios la cometen nuestras parejas, y nueve de cada diez mujeres con VIH fue contagiada por su pareja estable, el noventa por ciento de las mujeres con VIH no son trabajadores sexuales ni usuarias de drogas, son señoras casadas, con hijos, con solo una pareja, eso habla de que estamos manejando el amor de la chingada, entonces valdría la pena que una parte de las políticas públicas vayan hacia allá, cómo estamos entendiendo hacia el interior de nuestras casas, nuestra intimidad, dentro de la puerta, ahí está el mayor peligro para las mujeres, es donde más nos matan, qué está haciendo el estado por eso, no está fácil, me parece que una app está buena pero es insuficiente.

—¿Cada vez que emprendes un proyecto pones la mira en sobre cómo va a incidir socialmente, o hay momentos en los que dices voy a hacer arte por hacer arte?

— Ahora me concibo como una contadora de historias, yo cuento historias, sea que me trepe al escenario, al escriba, la haga novela, la haga teatro, cine. Como yo vivo el arte es como un gran rompecabezas que nos cuenta cómo es el mundo, en ese gran rompecabezas cuenta una parte, y cada pedacito es una narrativa que alguien escribió, que alguien puso ahí, desde la pintura, desde las artes, y en ese sentido lo que yo miro como narrativa universal desde prácticamente todas las artes hasta hace cien años es una narrativa masculina y hetero patriarcal, entonces no es que yo haga narrativa femenina, es que estoy contribuyendo a que la narrativa universal sea universal, porque no ha sido universal, en ese sentido me parece que es lo que tengo que hacer, no me parece que el arte exista por el arte, no necesariamente cuando comienzo un proyecto, cuando estoy narrando una historia, pienso que mi historia tiene que ser feminista, no, eso ya me sale naturalito, hasta cuando respiro, porque el feminismo también es una práctica de vida, y como práctica de vida también es una práctica artística, pero tiene que ver con un cambio de paradigma y con un cambio de visión del mundo.

¿Qué historia queremos contar?, eso siempre me lo pregunto. ¿Queremos volver contar la historia en donde vemos a esos ocho reyes sobre el escenario que hacen la batalla de un estado contra el otro, las guerras y cómo se matan y la esposa el rey viene y trae un sandwich?, ¿o queremos contar la historia de todas esas mujeres que están dentro de las casas construyendo el mundo?, porque son quienes construyen a los hijos, quienes construyen la narrativa local interna, quienes construyen el contrato social desde las casas y que tienen mucho que decir y lo dicen de muchas maneras y que lo dicen en sus escritos que no están publicados y que lo dicen entre ellas en las cocinas y que lo dicen entre las otras mujeres en la convivencia cotidiana y que valdría la pena echarle un ojo a esa red narrativa, red pensándolo como una telaraña que se está construyendo y que sostiene al mundo porque las mujeres con el cuidado de las personas, con el cuidado de los hijos, con el cuidado de las casas, sostenemos el mundo, sostenemos la parte privada, íntima y amorosa del mundo y a mí me interesa contar esas historias. Las otras pasa que me dan un poquito de hueva porque me parece que están sobre contadas. Otra historia de cómo Alfonso Reyes quién sabe que… me wa dormir, güey. Otra historia del presidencialismo mexicano (Ana Francis emite el sonido de un ronquido), otra historia de cómo un hombre mata a una mujer, ¿te cae?, ya sé, la vivo todos los días, cuando camino y la pienso. Entonces, ¿qué pasa si empezamos a contar otra historia, donde los hombres cuidan a sus hijos, se quedan en su casa y son los cuidadores y vemos qué les pasa, vemos si es natural o antinatural, si se rompen o no, si hacen corajes, si les mejora el alma. ¿Qué pasa si empezamos a contar historias donde los hombres no maten?

Por: Carlos Sánchez.

Publicado originalmente en:
http://www.mamborock.mx/que-pasa-si-empezamos-a-contar-historias-donde-los-hombres-no-maten/

El hampa del periodismo y su botín el chayote

El hampa del periodismo y su botín el chayote

Reconozco que mi particular postura es la del rechazo total de cualquier tipo de convenio con los poderes públicos, pues en las regulaciones para estos convenios impera la discrecionalidad, sin los mecanismos pertinentes y necesarios para regular el reparto de los recursos de manera equitativa y transparente en los medios de comunicación. Ello ha arrojado resultados muy visibles de lo servil que ha sido gran parte del periodismo y los medios de comunicación con dichos poderes, en perjuicio de nuestra sociedad, una sociedad con aspiraciones y ansias de una real y eficiente democracia.

Pero más allá de mi posición personal, los convenios publicitarios con el poder público, ni son delictivos ni son corruptos ni ilegítimos, per se. El gestionar y obtener recursos para los medios de comunicación mediante estos convenios es tan legal y en algunos casos hasta legítimos, que el Congreso autoriza partidas presupuestales para ese ejercicio y el poder ejecutivo las aplica. Eso no tiene vuelta de hoja.

El gran problema es cuando la firma de estos convenios está ligada a la perversa y añeja máxima del “no te pago para que me pegues” y el medio de comunicación o periodista se somete gozoso a los factores de poder dominante por la remuneración económica de tal sometimiento.

La semana pasada se dió a conocer una lista de periodistas y sus empresas de comunicación junto con los montos que recibieron del gobierno de Enrique Peña Nieto a través de convenios publicitarios. En esa lista se pueden observar algunos excesos remunerativos para voces y plumas muy entrelazadas con los anteriores poderes gubernamentales y al statu quo y adversos al actual gobierno, excesos que no tienen justificación específica porque además, resulta ahora indispensable acotar a su máxima expresión la publicidad gubernamental. Esta publicidad no es necesaria ni justificable, excepto para anunciar campañas de servicios que presta el Gobierno a la sociedad o alertas y disposiciones de emergencias por fenómenos naturales, pero no necesitamos que cada 20 minutos en los medios de comunicación nos recuerden que los gobiernos están trabajando por nuestro bienestar y pidiéndonos “palomitas”, la gran mayoría ni se los creemos.

Es grotesca la cantidad de dinero que se mal invierte en esa publicidad que en el fondo lo que menos importa es dar a conocer sus avances de gobierno, sino el control de la comunicación. ¿Cuántos hospitales, escuelas, espacios recreativos públicos, inversión científica y un sinfín de beneficios para la ciudadanía se pudieran desarrollar con ese recurso?

La ventilada de esta lista es un estremecimiento necesario para cierto sector del periodismo que durante décadas ha permanecido unido y sometido a las ruedas del poder público y poderes fácticos, sobre todo el empresarial de élite de gran injerencia política.

Mientras no haya una reforma que cambie el modus operandis de los grandes medios de comunicación en México, no podremos tener procesos políticos democráticos y confiables, porque los medios de comunicación aliados del poder en turno, se convierten en filtros de la opinión pública (la opinión de la sociedad), en diseñadores, controladores y distorsionadores de la realidad, manipulando la percepción social a través de noticieros, encuestas, analistas, conductores de programas, que se amafian para presentar una percepción que no corresponde a la realidad de lo vivido en la sociedad mexicana.

Cuando el Presidente llamó a una parte del gremio periodístico, “Hampa del periodismo”, desató la indignación de una buena parte de este gremio, pero en términos muy generales y en segmentos muy identificados, ¡vaya que es un hampa!

Que mejor que como lo explica el periodista Julio Hernández: “El hampa es el conjunto de maleantes que tienen alianzas y métodos, para practicar actos ilegales. Maleante deviene de malear y lo maleado es aquello que está echado a perder, que ya no sirve y este sistema periodístico como el que hasta hoy ha prevalecido, está maleado, tiene maleantes que forman un hampa”, y yo le agrego, que venden sus plumas, voces o silencio en beneficio y/o detrimento de alguien.

Sería muy oportuno que nos arribara un efecto domino en que el Gobierno del Estado y los municipales replicaran al actual Gobierno Federal en esta apertura de datos para transparentar y detallar su relación comercial con los periodistas y medios de comunicación locales y foráneos. En el 2017 el presupuesto para comunicación social aprobado para el Gobierno del Estado por el Congreso local fue de 84 mdp, pero terminaron gastando 178 mdp, es decir, 112% más de lo aprobado.

Sería sumamente provechoso para los ciudadanos sonorenses, saber cómo, a quienes y por qué se les destinó tal presupuesto tan estirado para comunicación social.

Con toda esta efervescencia mediática desatada por las nuevas formas y (tal vez) fondos de relacionarse el recién gobierno de López Obrador con los medios de comunicación, es pertinente reconocerle que está abriendo lo que por siempre se había mantenido hermético y aunque era un secreto a voces, hoy los ciudadanos podemos palpar con mayor precisión que tanto, para que, en qué y en quienes se destinan nuestros recursos y así contar con mayores elementos para forjar con mayor certeza juicios de valor sobre periodistas y medios de comunicación.

Podrán o no satisfacernos algunas formas de como se están aplicando todas estas acciones por parte del gobierno federal y de que faltan perfeccionarlas y formalizarlas, eso sin duda, pero también es indudable que, esto que hoy se da a conocer de la manera que haya sido, es mucho mejor y más cercano a una verdadera democracia que, el sotto voce que nos aplicaban en estos álgidos temas los gobiernos anteriores.

Por: Aarón Tapia Tw @NARANJERO75

Director de La Tertulia Polaca.

Rumbo al colapso

Rumbo al colapso

Días del Futuro Pasado vol. 12

“ni paz entre clases, ni guerra entre pueblos…”

Barrionalistas, Los Chikos del Maíz

Dentro de las presentaciones del libro “Contándolo desde adentro: una crítica a las COPs desde la justicia climática” es inevitable el tema del colapso civilizatorio al que nos acercamos peligrosamente y al parecer sin notarlo por lo ocupado que estamos en practicar la filosofía capitalista del “consume hasta morir”. En estas presentaciones salen algunos comentarios que me toca reflexionar sobre ellos y plasmarlos por acá.

Podemos iniciar con un comentario que me hizo una compañera, donde me plantea que el tema del cambio climático no es tan fuerte en las comunidades de nuestro país porque aquí estamos muy ocupados defendiendo los territorios como para ocuparnos de algo que de pronto es tan intangible.  Yo hablé de como las compas en Centroamérica dentro de las defensas de sus territorios –que también tienen una defensa férrea- tienen muy clara la justicia climática como una de sus peticiones. ¿Por qué? Bueno, saben que el modelo de producción-consumo que privatiza y extrae la naturaleza es el responsable directo del cambio climático, por la tanto este es una causa más del capitalismo salvaje neo-feudal que vivimos actualmente. Hacerlo parte de nuestra resistencia es vital para ir derrotando al sistema.

¿Qué pasa en México? Es simple; la discusión está secuestrada por los centros de investigación, universidades, dependencias gubernamentales, ONGs transnacionales y/o corporativas, sin permitir que esta discusión baje a las comunidades. Por eso es tan intangible, tan poco vinculante con sus luchas que salvo honrosas excepciones son capaces de apropiarse de él y hacerlo parte de la resistencia.

Otra pregunta común es cuando hablo del panorama un tanto oscuro que nos espera, especialmente cuando hablo de la falta de agua, de espacios para cultivar alimentos, de refugiados ambientales, el comentario siempre es que, en los países del Sur, México incluido, ya vivimos esas problemáticas desde hace años, las vivimos día a día y los pobres estamos acostumbrados a ellas.

Tienen razón; en nuestros países hace mucho tiempo que vivimos en el límite del colapso, nuestros barrios son dignos barrios de Elysium, tanto los pobres donde vivimos la mayoría, así como los ricos a los cuales nos niegan la entrada, ya sea con fronteras físicas o imaginarias. El impacto mayor del colapso se está dando en los países del Norte hacia donde se mueven miles de refugiados ambientales al año, donde poco a poco la naturaleza esta forzada a cederle el paso al cemento, y donde sus habitantes acostumbrados al consume el día, al día no saben muy bien que hacer.

Sin embargo, que en el Sur estemos viviendo en el límite no quiere decir que estemos preparados para lo que se viene, principalmente por el cambio climático. Este colapso es histórico y no solo cambiará la geopolítica global entre los países, sino también los ecosistemas y la naturaleza en general. Esto nos llevara a una nueva forma de gobierno mucho más agresiva, sectaria, criminal –sí, lo siento, pero aún no hemos visto hasta dónde pueden llegar los gobiernos y las corporaciones por mantener su hegemonía- más cercano al feudalismo que al propio liberalismo.

Un amigo siempre que hablamos de esto, que lo hacemos muy seguido, rodeados de libros en el espacio de la Biblioteca Social Reconstruir, me dice que el capitalismo necesita de los pobres para sobrevivir, no puedo estar en desacuerdo con él, nos necesita, pero no en el mismo lugar o espacio geográfico; los muros son tanto reales como imaginarios, la segregación cada vez es más fuertes. Los últimos suspiros de la clase aspiricionista sin conciencia de clase (sic) está poniendo clavos de nuestro ataúd.

La proyección de lo que se viene, a pesar de todos los inventos del capitalismo verde que no hacen sino agravar y acelerar el colapso, es muy oscura, las fuerzas que tienen el sartén por el mango e intentan por todos los medios mejorar sus ganancias, mantener el crecimiento económico ilimitado a costa de la naturaleza y de las poblaciones humanas más vulnerables continúa su ataque y no parece detenerse; al contrario, estamos ante un punto de inflexión donde es todo o nada, donde nos toca entender que las resistencias por la defensa de los territorios son también por la vida.

Pero no todo está perdido diría la Yayo Herrero, eco-feminista que entiende muy bien de que va el colapso, a veces lo entiende mejor que muchos otros teóricos colapsistas catastrofistas. Ella sabe que es inevitable y por lo tanto debemos de prepararnos para él. ¿Cómo? Recuperando viejos hábitos de solidaridad, colectividad, comunalidad, dejando fuera de nuestras vidas la filosofía del consume hasta morir, cambiándola por el amor, pero no el amor individual, egoísta producto de las enseñanzas del capitalismo/patriarcado, sino del verdadero amor por nosotras y por la naturaleza. Sin eso estamos perdidos como humanidad.

Hablar del colapso no tiene que ser catastrófico ni mucho menos, es solo una cuestión de visiones. Podemos aceptar lo que nos espera con el camino neo-feudal por el que nos llevan los gobiernos actuales junto a las corporaciones o podemos avanzar hacia una transición justa, equitativa, horizontal, plural. Nos toca a nosotras decidir.

Zinacantepec, abril 2019

Por: Jorge Tadeo Vargas, director de LIDECS.

Tw: @primaindie

Sonora, una sociedad con Síndrome de Estocolmo

Sonora, una sociedad con Síndrome de Estocolmo

El periodista, político y filósofo italiano Antonio Gramsci describía al poder enquistado como un bloque hegemónico, un híbrido, una mezcla históricamente variable de dominación y hegemonía, esto es, el grupo dominante ejerce el poder sobre los grupos subalternos no únicamente con el control de los aparatos represivos, sino también haciendo uso del sistema educativo, las instituciones religiosas y los medios de comunicación, lo que hoy se le llama “soft power” (poder blando) al cual también podríamos agregar el poder económico empresarial, para así ejercer una hegemonía cultural y lograr el dominio más efectivo y neutralizador: el dominio de pensamiento.

Todos estos aparatos van creando en los ciudadanos una percepción de normalidad y cotidianidad, de cómo deben ser y hacerse las cosas. Posibilitan la “oposición” política hasta cierto límite, controlándola mediante la cooptación de las dirigencias de estos partidos, posibilitan el juego democrático de la elección electoral (porque el voto ha sido muy bien educado y dominado) y ciertos medios críticos; permiten las manifestaciones y protestas ciudadanas y sindicales porque son como válvulas de escape donde los inconformes liberan la presión y aligeran las tensiones, así mantienen la olla hegemónica bien aprisionada.

En este contexto la sociedad sonorense se encontraba presa de una hegemonía bipartidista (PRI y PAN) que es la encargada de producir las expresiones finales del bloque hegemónico. Es decir, estos partidos son los representantes y ejecutores oficiales del cacicazgo sonorense.

La llegada de Morena y su 4T al poder suponía un rompimiento con esta hegemonía y sus prácticas, pero sus gobiernos municipales y sus dirigencias municipales y estatal siguen replicando las mismas prácticas hegemónicas y en muchos casos han sido aliados de este bloque hegemónico.

Aunque no existen investigaciones serias de cómo y porqué somos como somos los sonorenses y cómo podemos cambiar, sabemos que nos cautiva hablarnos al espejo, pues ante nuestro vacío de ideas nos producen terror y reacciones coléricas las confrontaciones ideológicas, lo cual nos ha instalado en un letárgico reposet irreflexivo de nuestro modus vivendis. ¿Hacia donde vamos? ¿Quién o quienes nos llevan? ¿Qué queremos? ¿Para qué y por qué lo queremos?

Son ínfimos los sectores que ofrecen alternativas críticas al pensamiento dominante de esta somera cosmovisión norteña, auto seducida por su regionalismo ramplón de la carne asada y para los 45 grados ¡un chingo de cerveza! Somos de voz alzada porque imaginamos que evocamos las infernales temperaturas desérticas que queman a quien se nos pone enfrente con pose retadora. Una jactancia por demás fantasiosa que mitiga nuestra realidad agachona y aborregada.

En el ámbito empresarial es nula la innovación en términos de ofrecernos una concepción de vida alterna a la que vivimos, somos replicadores de conceptos de negocios, un capital nativo muy vinculado a los presupuestos gubernamentales y sirviente de los capitales transnacionales para repetir culturalmente desde el punto de la producción, servicios y economía, de lo que se debe hacer. De tal manera que la vida del sonorense no tiene otro sentido más que el consumismo y en los asuntos torales de la sociedad como la política y la cultura, no vale la pena inmiscuirse: “la política es un cochinero y lo cultural es aburrido y para gente muy culta, no es para cualquiera”. Una inyección anestésica al pensamiento crítico, muy efectiva para la exclusión ciudadana de la participación política.

La gran mayoría de los medios de comunicación en Sonora han vivido en una permanente pasión en concubinato presupuestal con este bloque hegemónico. La idea dominante del periodista sonorense respecto a la prensa es el negocio, la noticia vuelta mercancía que distorsiona la realidad y, como toda mercancía, se vende y se compra su envoltura. Se puede comprar al medio y al vocero o escribano que la propaga, arropando al pie de la letra la regla de oro del mercado libre: todo se puede comprar y vender. Muy alejado del concepto periodístico de George Orwell: “Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas”.

Por su parte la clase gobernante ha abrazado convenientemente como parte del manual de comunicación social la frase del expresidente José López Portillo: “No pago para que me peguen”. Sintiéndose propietarios del presupuesto del erario, soslayan que solo son administradores y han convertido esta frase en un arma sumamente letal para el sometimiento de los medios de comunicación y estos, a su vez, priorizan el lucro sobre la ética de responsabilidad social. Así han perpetuado un estado de apariencia democrática donde la regla regidora es la simulación por encima del estado de derecho, un estado de derecho que ya no espanta a nadie, porque solo las vendettas políticas son las que castigan a aquel alfil político que quebrante no las leyes que emanan de la Constitución, sino las normas impuestas por el bloque hegemónico.

La hegemonía política, cultural y de pensamiento a la que hemos sido subyugados, es parte de lo que ha provocado que en esta entidad las desigualdades económicas se ensanchen y las oportunidades culturales se estrechen. Pero los ciudadanos sonorenses podríamos encontrar una esperanza en lo que el filósofo francés Michel Foucault nos dice: “donde hay poder hay resistencia al poder”.

¿Por qué no iniciar una resistencia activa? Una que implique un desarrollo de todas las fuerzas que posibiliten el enriquecimiento humano y material, mediante una mayor organización y participación ciudadana en las agendas políticas.

Las asociaciones civiles tendrían que sacudirse su sopor de tibieza, para montarse en una intensa estrategia de comunicación que convoque la alianza ciudadana para exigir verdaderas rendiciones de cuentas, así mismo tomar posturas verosímiles y frontales de contrapeso ante las estructuras gubernamentales y, ¿por qué no? el apoyo ciudadano al fortalecimiento de las militancias de base de los partidos políticos para que hagan valer su condición democrática, que sea la ciudadanía quien verdaderamente decida con su voz y voto sobre la vida interna de los partidos, para que ayuden a Sonora ha despojarse de las cadenas que nos atan a este decadente Síndrome de Estocolmo con el sistema hegemónico.

Por: Aarón Tapia, Hermosillense, amante del sarcasmo y de la
buena polémica para el debate. Conductor de La Tertulia Polaca/Ensalada de Tópicos.

Twitter: @NARANJERO75

Facebook: Aarón Tapia

Fanpage de Facebook: La tertulia polaca.

Posicionamiento de la Red Sonora de Periodistas ante el movimiento #MeTooPeriodistasMexicanos

Posicionamiento de la Red Sonora de Periodistas ante el movimiento #MeTooPeriodistasMexicanos

A los sonorenses:

La Red Sonora de Periodistas es una organización reciente y nació con el objetivo de defender el libre y seguro ejercicio del periodismo, la libertad de expresión y aportar e impulsar el periodismo profesional y de calidad en nuestro Estado.

Consideramos que es nuestro deber respaldar el movimiento #MeTooPeriodistasMexicanos en el que alzan la voz trabajadoras de los Medios, periodistas y literatas contra el acoso sexual.

El tema hoy nos toca, no solo en el contexto nacional, sino local, y nos impacta de ambos lados, porque tenemos denunciados y denunciantes en nuestro colectivo y nuestro gremio, por tal motivo hacemos nuestro el pronunciamiento de la Red Periodistas de a Pie y concretamos lo siguiente:

1) Quienes denuncian deben ser escuchadas y merecen nuestro apoyo porque fueron valientes, dieron la cara y se atrevieron a alzar la voz.

2) Creemos también que toda persona tiene derecho a la defensa, a la presunción de inocencia y a defender su honor si lo considera dañado.

3) Condenamos rotundamente el uso político, o de venganza, de las denuncias porque deslegitiman a las víctimas y promueven campañas de desprestigio y odio contra los involucrados.

4) Sabemos la importancia de tratar y visibilizar este tema y hay quienes sienten la necesidad de hablar y quienes prefieren guardar silencio. En esta Red respetamos la libertad de cada quien para decidir la forma en que lo expone.

5) Nos toca escuchar, ser empáticos con la denuncia y hacer aportes que fomenten la libertad de expresión y la dignidad laboral de las y los periodistas.

6) Nos comprometemos a construir, llevar el tema más allá de las redes sociales, abrir o generar espacios donde se escuche a quienes denuncian.

7) Nos comprometemos a seguir y adoptar como nuestro, el protocolo de actuación para casos de acoso y hostigamiento sexual en el que ya está trabajando la Red de Periodistas de a Pie.

8) Nos comprometemos a diseñar un manual contra la violencia digital, orientado a las mujeres.

9) Entraremos en proceso de reflexión y reconocimiento de nuestras violencias para que desde un trabajo personal y grupal, comencemos a cambiar esta situación hasta extinguir los ejercicios de poder que han lastimado a quienes dan sentido a este colectivo.

10) Abrazamos a todos aquellos terceros que han sido afectados de manera indirecta, de una u otra manera.

Atentamente


Red Sonora de Periodistas
“Construimos en positivo”

No me felicites, mejor lucha conmigo

No me felicites, mejor lucha conmigo

Todas hemos escuchado muchas  veces  la  palabra ¡felicidades! cuando es nuestro cumpleaños  o en alguna celebración, pero  también  lo hemos escuchado el Día  Internacional de la Mujer, cuyo objetivo no es felicitarnos por lo que somos. Aquí la palabra resulta estar fuera de contexto, pues es un día en la historia del mundo en el que debemos recordar a tantas mujeres que dieron hasta la vida luchando por los derechos que ahora gozamos.

Tan solo con recordar a las mujeres que murieron en la fábrica de Nueva York, debe quedarnos en claro que no es un día para felicitar, sino para que todos reflexionemos y continuemos en la lucha por el ejercicio pleno de derechos básicos.

Todas y todos tenemos por lo menos tenemos una mujer en casa o conocemos a una que le agradecemos lo que hoy somos y lo que nos falta por aprender. Aún así faltan leyes que permitan nuestro desarrollo y equidad en diversos campos.  

Actualmente es preocupante ver y analizar las declaraciones de algunas senadoras y diputadas, que perteneciendo a supuestas corrientes progresistas mantienen ideas conservadoras y  pareciera que en lugar de avanzar vamos en reversa, es algo que nos debe indignar, por ejemplo, la ley que se aprobó  esta semana en Monterrey.

Estamos  en el 2019, parece increíble o una burla hacia todo lo que se ha luchado, así que hago una pregunta: ¿Todavía se puede pensar que en este día cabe una felicitación cuya palabra implica felicidad y hay muchos motivos que nos llenan de alegría? No, para nada, este día hay que agradecer, reconocer y recordar con respeto y admiración a muchas mujeres que iniciaron todo un movimiento por el reconocimiento de derechos plenos para todas las mujeres.

Por eso les recuerdo, no, nos felicites este 8 de Marzo, si no luchas con nosotras por lo menos muestra un poco de respeto a las mujeres de tu entorno, si tu educación y conciencia te lo permiten recuerda que se puede comenzar promoviendo la cultura de la Paz y sumándote a las voces que pedimos no más mujeres muertas por el sólo hecho de ser mujeres, no más desaparecidas, no más desigualdad.

Por: Jenny Yáñez Rodríguez