Category Archives: Chabelo Colaborador

Las luchas ambientalistas en Hermosillo

Las luchas ambientalistas en Hermosillo

Hablar de luchas ambientalistas en Sonora y, particularmente, en Hermosillo es hablar de un buen número de participantes en diversas etapas del devenir de los años, especialmente desde fines del siglo pasado hasta nuestros días.

Un referente muy importante es, sin duda, Rosa María O´Leary a quien se le recuerda por su lucha en contra de la instalación de un depósito de residuos peligrosos (Cytrar) en Hermosillo, el cual finalmente logró instalarse, pero se evitó que se multiplicara en esta ciudad y en otras del estado de Sonora. También acudiría a Cumpas para protestar en contra de la empresa Molimex, que tenía contaminado a todo el poblado, donde la activista, siempre acompañada por su fiel escudera Lilly Baldenegro, fue privada de su libertad.

Otra lucha importante fue la defensa que hicieron ciudadanos hermosillenses del Parque de Villa de Seris, la cual inició con la participación muy activa de investigadoras del Colegio de Sonora, personajes ligados a la cultura, y representantes de la Red fronteriza, en un primer momento y posterior a la represión de Eduardo Bours, nos tocó encabezar esa lucha a los que originalmente solo apoyábamos al movimiento. Adriana González y Francisco Salcido fueron piezas importantes en esta etapa, logrando la intervención de la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos en el Senado de la República, doña Rosario Ibarra de Piedra, y de una visita de Greenpeace a Hermosillo para lograr la absolución de los cargos en contra de seis activistas que fuimos encarcelados a raíz de nuestra protesta.

También hay que contar la defensa que se ha hecho en tres ocasiones del Parque Madero, donde varios colectivos han defendido ese pulmón de la ciudad en contra de pretensiones como construir un lago artificial, un teatro y finalmente un Parque Canino. Destaca, sin duda, en esta lucha ambientalista Eva Calderón quien es usuaria frecuente del Parque Madero y que se convirtió en la vocera oficial del último evento de protesta.

El estadio Héctor Espino también ha sido defendido en tres ocasiones por los ciudadanos para que no sea destruido y las luchas han sido encabezadas por Rosa María O´Leary y, últimamente, por Ciudadanía Activa que dirige Francisco Salcido y por Amig@s del Parque Madero, mismas agrupaciones que también han defendido La Sauceda en contra de esa obsesión que tiene el gobierno del estado por otorgársela a la iniciativa privada.

Son muchos los actores ambientalistas que han surgido en los últimos años y eso ha provocado una efervescencia ambientalista que ha permitido el surgimiento de más de 30 colectivos que defienden con mucho vigor la causa. Personajes como Sergio Muller y sus Caminantes del Desierto; Edgar Vargas, de + vida Hermosillo; David y Alma, de Colaboración Ecológica; Joel Montoya, Silvia Nuñez y Luis Enrique Ortiz con su accionar desde los medios de comunicación. La lista, afortunadamente es larga. Tod@s ell@s están demostrando el poder ciudadano en materia ambientalista y bien harían los tres niveles de gobierno en tomarlos en cuenta para las políticas públicas en esta materia.

Contrario a lo que normalmente se comenta, los ciudadanos hermosillenses, han dado una muestra cabal de que no son apáticos a la problemática ambiental. Sin embargo, si se requiere un mayor apoyo de la ciudadanía en general si se pretende cambiarle el rostro a la ciudad capital.

8 de Marzo del 2008, entrada de la Policía Municipal al Parque Villa de Seris. Prohibido Olvidar.

Por Isabel Dorado Auz. Miembro de Amigos y Amigas del Parque Madero, Ciudadanía Activa y es maestro universitario.

Email: auz3@correom.uson.mx

Las consecuencias de la programación anual en la Unison

Las consecuencias de la programación anual en la Unison

De persistir la intención de la rectoría de implementar gradualmente la programación anual en la máxima casa de estudios de Sonora se afectará no solo a los maestros de horas sueltas, que representan el 60% de los académicos de esa institución, sino también a un gran número de estudiantes que no podrán recuperar o adelantar materias.

El problema es tan serio que un grupo de profesores han decidido hacer un ACTO DE PROTESTA frente a las oficinas de rectoría, el próximo miércoles 27 de noviembre, para expresar su inconformidad y plantear la continuidad en su fuente de trabajo. De hecho, el Consejo General de Delegados del STAUS, en su sesión del pasado 14 de noviembre, acordó proceder a no aprobar la programación en caso de que no se resuelva la problemática de restricción de apertura de grupos para el semestre 2020-1. Queda claro que los profesores de asignatura serán los más afectados y deben ser Ellos los que defiendan su derecho a ser programados en el siguiente semestre.

Se piensa que si la administración quiere ahorrarse dinero hay muchas otras formas de lograrlo sin afectar una de las funciones sustantivas de la Universidad como lo es la docencia. Podría, por ejemplo, bajar los sueldos escandalosos de algunos funcionarios que llegan a ganar más que el presidente de la República, podrían desaparecer una serie de puestos burócratas que poco aportan al buen desarrollo académico de la Universidad, o bien, despedir a todos esos “asesores” a quienes se le ha contratado con fines políticos más que académicos.

Habría que recordar que el personal académico de horas sueltas fue el más afectado por la implementación unilateral del nuevo Estatuto de Personal Académico que impide que un gran número de profesores puedan escalar en el escalafón o bien adquirir tiempos completos indeterminados. No solo eso, también fueron los más afectados con la firma del nuevo convenio neoliberal del ISSSTESON donde se les obliga a pagar más y por más tiempo sin ninguna garantía de que se mejoren los servicios médicos y que se pueda aspirar a una jubilación del 100%.

Habría que señalar también que se dificultará la oportunidad que tienen algunos alumnos sobresalientes de terminar en menor tiempo sus carreras universitarias, ya que adelantar cursos no podrá ser una opción. También se verán afectados los alumnos irregulares que tendrán que esperar un año para recuperar cualquier curso que se imparta en el segundo semestre de cada año, asumiendo que tendrán la oportunidad de recuperarlo en los cursos de verano.

No se ve claro, entonces, cual es la intención de implementar esta programación anual y el primer departamento que se verá afectado es el de Químico-Biológicas en donde no se impartirá, por ejemplo, en el siguiente semestre la materia de Bioestadística I, cuya oferta semestral es de 4 grupos, y me dicen que algo parecido ocurrirá con algunas materias de servicios que imparten docentes del Departamento de Física.

Por: Isabel Dorado Auz es miembro de Amigos y Amigas del Parque Madero, Ciudadanía Activa y es maestro universitario.

auz3@correom.uson.mx

Defendamos La Sauceda, digamos no al negocio

Defendamos La Sauceda, digamos no al negocio

Son muchos años en los que los gobiernos de Sonora han tratado de vender un bien público tan importante como lo es el Parque Recreativo de La Sauceda, sin embargo, la manifestación popular ha impedido que el patrimonio de los sonorenses pase a manos de particulares. Hoy vuelven con un nuevo intento tratando de dar un albazo publicando en el Boletín Oficial del Gobierno del Estado de Sonora lo siguiente:

“Que al inferior del inmueble descrito en el punto 1, existen diversas áreas que se encuentran inutilizadas y que actualmente representan cargas impositivas para el Gobierno del Estado por generar gastos tales como mantenimiento, vigilancia, verificación, limpieza y retiro de maleza por tratarse de una extensión de terreno muy amplio y accidentado, ya que en su interior se encuentran canales de conducción de agua, antiguas edificaciones, juegos mecánicos y otras atracciones de diversión que ya no se encuentran en uso, por lo cual han dejado de ser útiles para fines de servicio público y, en términos de la fracción III del artículo 14 de la Ley de Bienes y Concesiones del Estado de Sonora, son aptos para su desincorporación del régimen del dominio público del Estado”.

Foto: La Silla Rota.

Con ello pretenden ceder a un particular, sin que se prevea licitación alguna, poco más de 13 hectáreas y media de terreno en una de las zonas más apreciadas por los “inversionistas”. Esa extensión de terreno representa, prácticamente, un Parque Madero y medio. En una ciudad que ha ido perdiendo sus pocas áreas verdes nos parece una medida audaz y muy perjudicial para la cada vez más endeble salud de la ciudad. Para nadie es un secreto que han aumentado, en los últimos años, las enfermedades relacionadas con la contaminación ambiental y que requerimos con urgencia crear nuevas áreas verdes en lugar de destruir las poquitas que aún nos quedan. Que nos digan que el área en mención representa cargas impositivas para el gobierno nos parece una exageración. No es creíble, para cualquiera que visite ese lugar, que se diga que se ha invertido en mantenimiento, limpieza y retiro de maleza, ya que los 50 millones que se anunciaron con bombo y platillo para realizar ese tipo de acciones simple y sencillamente nunca se vieron. Que digan que ese inmueble ha dejado de ser útil para fines de servicio público nos parece una vil mentira, dado que cualquier área verde que podamos rescatar le dará el mejor de los servicios a la ciudadanía sonorense, esto es, aportará oxígeno a la zona y absorberá toneladas de gases contaminantes.

Todo es cuestión de que se tenga visión política y no solo pensar en a quien llenarle los bolsillos de dinero. Ya lo intentaron una vez y concesionaron ese lugar a un particular que terminó por dejarlo abandonado. Ahora, se pretende, a través de la desincorporación, enajenar ese bien inmueble y trasladarlo a manos de un particular con lo que perderíamos trece hectáreas y media de área verde. No solo eso, todo se hace de espaldas al ciudadano común y tratan de considerarlo un hecho por haber publicado el decreto en el Boletín Oficial.

En Nosotros, los Ciudadanos, está el impedir este nuevo intento de atraco desde las esferas del gobierno estatal. Requerimos apropiarnos del lugar y Nosotros mismos darle la utilidad que no visualizan quienes solo están pensando en el negocio. Si se animan, el próximo fin de semana podríamos hacer labores de limpieza, retirando maleza de los lugares donde han crecido algunos árboles nativos. Algo parecido estamos haciendo por el rumbo del Parque de Villa de Seris, en la idea de que ese patrimonio es de los sonorenses y que nuestra necesidad de áreas verde es más importante que cualquier “inversión” que provoque la desaparición de las mismas.

Por: Isabel Dorado Auz es miembro de Amigos y Amigas del Parque Madero, Ciudadanía Activa y es maestro universitario.

auz3@correom.uson.mx

En la Unison hay discriminación

En la Unison hay discriminación

Por Isabel Dorado Auz.

Así lo denuncia el Dr. Horacio Pineda que ha luchado durante todo el año para hacer efectivo su nombramiento de Candidato en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI), tal y como aparece en una página oficial de nuestra Alma Mater como investigador adscrito a esa institución hasta la última fecha de actualización, 30 de Setiembre de 2019. Lo curioso es que solo ha recibido tres meses de estímulo económico de parte del organismo que absorbe a los investigadores del país.

Su lucha la inició desde el 2018 y nos compartió un oficio de fecha 16 de diciembre de 2018 que el Dr. Mario Flores Acosta le hizo llegar al entonces jefe del Departamento de Investigación en Física, Dr. Felipe Ramos Mendieta, donde se le informaba que la Academia de Diseño, Fabricación y Simulación de Materiales para Nanotecnología decidió, en sesión celebrada el 14 de dicho mes y año, aprobar la solicitud de apoyo presentada por el Dr. Santos Jesús Castillo, para solicitar la gestión de una plaza para el Dr. Horacio Antolín Pineda León. Hacían énfasis en que la plaza podría ser generada por la Universidad de Sonora para apoyar a profesores de la institución que hayan adquirido en reconocimiento del SNI. A pesar de lo anterior, el Dr. Pineda no puede recibir el estímulo económico dado que le negaron las horas de investigación y se le contrató como profesor de Asignatura.

De hecho, el rector Enrique Velázquez, en su segundo informe anual 2018-2019 asienta lo siguiente: “Asimismo, con el fin de retener a profesores de asignatura con un alto perfil académico, el Colegio Académico aprobó un mecanismo que permite contratar como profesores investigadores por tiempo determinado a personal académico de asignatura que cuenta con reconocimiento del Sistema Nacional de Investigadores (SNI)”. Hasta donde sé, el Dr. Horacio Pineda es el único docente que ha recibido un reconocimiento del SNI y no ha tenido la oportunidad de ser contratado como profesor investigador y actualmente labora como profesor de asignatura.

A qué se debe esta discriminación es algo que tendrán que explicar todos los involucrados. Por un lado Rectoría que se contradice con su discurso al no apoyar a uno de sus profesores con alto perfil académico y por otro lado el mismo Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad de Sonora que poco o nada ha hecho al respecto. Sería bueno saber que está haciendo el mismo departamento al que está adscrito el profesor para apoyarlo en su intención de seguir generando investigación.

Por qué no se le apoya a él y al resto de los profesores sí. Cuál es el criterio que se toma para dejar fuera a este brillante profesor que cuenta con un posdoctorado en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez. Profesor que ha logrado publicar cuatro artículos en revistas indexadas, de los cuales son dos en los que va como primer autor. Luego entonces, por qué no se aplica el mecanismo aprobado por el Colegio Académico. Cuáles son las verdaderas razones por las que se le está discriminando.

auz3@correom.uson.mx

La imposición del reglamento de ecología

La imposición del reglamento de ecología

A principios de año fuimos convocados por la Coordinación de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Ecología (CIDUE) un gran número de organizaciones y colectivos ambientalistas a quienes se nos presentó los anteproyectos de dos reglamentos: uno relacionado a la ley de equilibrio ecológico y otro relacionado a la ley del árbol. Quienes asistimos dejamos en claro que acudíamos no solo a expresar nuestros puntos de vista sino más bien a ser partícipes de un verdadero proceso que permitiera consensuar entre autoridades y sociedad civil lo que realmente queríamos para Hermosillo en materia ambiental.

Desafortunadamente, la semana pasada nos llegó el rumor de que se había aprobado en comisiones, al más puro estilo priista, con acarreo de diversas “organizaciones ambientalistas”, el reglamento de ecología y protección al ambiente en Hermosillo. De nada sirvió el gran esfuerzo que hicimos para discutir y analizar los anteproyectos de reglamentos, dado que nuestras propuestas fueron ignoradas en su inmensa mayoría. Pero lo más grave es que la actual administración municipal pretenda aprobar un reglamento que fundamentalmente es recaudatorio y, en el viaje, las “organizaciones ambientalistas” ven como un gran logro que ahora se vayan a cobrar de veinte a veinte mil UMAs ($1,689.8 a $1,689,800 pesos) por la poda de árboles que provoquen su muerte o bien por la tala de los mismos. Al final, pagarán solamente los que menos tienen y los influyentes seguirán gozando de sus prebendas al estar asociados al poder político.

Foto: colson.edu.mx

Por eso quizás mantienen el concepto de capital natural en lugar de hablar de servicios ambientales tal y como lo sugerimos quienes analizamos el anteproyecto de reglamento. No se establece el compromiso de recopilar información y que la misma sea accesible al público en general. Se propuso como redacción que “los recursos naturales no renovables deben utilizarse con límites en cantidad y tiempo de modo que se evite el peligro de su agotamiento y la generación de efectos ecológicos adversos irreversibles”, pero lo que quedó no incluye los límites en cantidad y tiempo y tampoco evitar los efectos irreversibles. También sugerimos un Artículo 11.bis donde quedaba establecido que “el ayuntamiento a través del Instituto Municipal de Ecología deberá publicar por medio electrónico cada año un reporte general de indicadores ambientales y acciones específicas en los términos del artículo anterior, a fin de evaluar el impacto de la gestión de recursos naturales y prevenir contingencias ambientales. Para ello establecerá una base de datos geográfica la cual contará con acceso público gratuito por medio de internet”. Por supuesto, fue ignorado.

Se sugirió la utilización de aguas grises, no solo las pluviales y la generación de energías renovables y no solo el ahorro de energía. Fomentar el uso de las aguas grises y la generación de energías renovables debe ser un imperativo en nuestra ciudad capital. Indicamos que no es lo mismo asumir los costos respectivos de un daño ecológico a restituir los servicios ambientales afectados, el ejemplo más claro es el derrame de tóxicos en el Río Sonora, donde grupo México creó un Fideicomiso para “pagar” el daño ambiental, pero nunca se garantizó la restitución de los servicios ambientales afectados.

Se dijo también que no quedaban claros los ámbitos de competencia. Que algunas atribuciones que se asigna el Ayuntamiento son propias del gobierno del estado o del gobierno federal. Además, se planteó la necesidad de sujetarse a las leyes superiores no agregando nuevas definiciones que no están incluidas en aquellas. Nada de eso fue tomado en cuenta y se corre el riesgo que en la próxima reunión de Cabildo se apruebe un verdadero frankestein de Reglamento que a Nadie dejará contento.

Tan fácil que hubiera sido darle su lugar al debate y que fueran los argumentos y no el interés por un reglamento recaudatorio lo que prevaleciera en esta discusión tan importante que llevaría al municipio a ser ejemplo de verdadera participación Ciudadana, dando un ejemplo también de la Verdadera Democracia Participativa.

Por: Isabel Dorado Auz

auz3@correom.uson.mx

¿Qué pasó con la licitación?

¿Qué pasó con la licitación?

El día 9 de agosto la Comisión Estatal de Bienes y Concesiones anunciaba la apertura, desde el lunes 12 de agosto, de la licitación pública para la venta de bienes respecto a 16 predios en desuso propiedad del Gobierno del Estado, y cuya venta generaría recursos por el orden de los 302 millones 274 mil pesos, los cuales serían destinados al saneamiento del sector salud en beneficio de los sonorenses.

Ese fue el anuncio, luego nos enteraríamos que algunos de esos predios en desuso son un terreno baldío que no se utilizó cuando se destruyó el Parque de Villa de Seris y, además, estaban incluidos los terrenos aledaños al Estadio Sonora. Ante esta situación, quienes integramos el colectivo Ciudadanía Activa decidimos hacer la denuncia ante los medios de comunicación y empezamos a solicitar entrevistas de radio para evidenciar el atraco que se pretendía asestar. Desafortunadamente, no fue posible conseguir esas entrevistas y solo Política y Rock and Roll Radio nos dio la posibilidad de un enlace telefónico.

Lo que queda del Parque Villa de Seris. Foto: Isabel Dorado.

Se cumplieron los tiempos de la licitación y, curiosamente, ningún medio sonorense nos ha informado que pasó con tal evento, mismo que se había dicho tendría una trasmisión en vivo el pasado viernes 8 de septiembre para dar a conocer quiénes serían los ganadores. Preocupa el grado de opacidad con el que está operando el Gobierno del Estado, más cuando se trata del patrimonio de los sonorenses.

Se está haciendo costumbre ignorar los reclamos ciudadanos y. peor aún, se sigue pensando que se puede vender cualquier propiedad del gobierno del estado sin rendirle cuentas a Nadie. Estamos por finalizar el sexenio y parece que el año de Hidalgo lo quieren alargar un poco más de la cuenta. Por si fuera poco, también el Gobierno Federal no clarifica que destino tendrán las canchas deportivas aledañas al estadio de béisbol Héctor Espino. Se tuvo comunicación con Edgar González y la respuesta fue que lo viéramos con el gobierno del estado. Entendemos que todavía no se hace la venta de los estadios al gobierno federal pero lo consideramos prácticamente un hecho, por lo que esperábamos un poco más de transparencia del gobierno de la cuarta transformación.

Reforestación. Foto: Isabel Dorado.

Como sea, seguiremos con nuestras acciones ciudadanas. Le hemos estado dando el cuidado que requieren los 26 árboles que plantamos en lo que fuera el Parque de Villa de Seris y este próximo fin de semana habremos de realizar más actividades de reforestación. Por eso es muy importante que tú, ciudadano hermosillense, te sumes a esta lucha y juntos rescatemos un área verde para la ciudad. También es importante impulsar la creación de otra área verde alrededor del estadio Héctor Espino y estar atentos a que no nos dejen sin estacionamiento en los alrededores del estadio Sonora. Los “políticos” han mostrado muy poca sensibilidad social y solo con la participación de Todos lograremos darle a nuestra ciudad capital un nuevo rostro. Afortunadamente, los colectivos ambientalistas siguen plantando árboles y dentro de unos años veremos a un Hermosillo más verde.

Acude, ciudadano hermosillense, a nuestras convocatorias o intégrate a las actividades ambientalistas que cotidianamente se están presentando. Exige, también, que no se venda el patrimonio de los sonorenses, pero sobretodo exijamos al gobierno transparencia en sus procesos de licitación. No está demás solicitarle a los medios de información que sean precisamente eso, para que los sonorenses tengamos conciencia clara de lo que ocurre en esta entidad. Superemos ya esa etapa de control político y vivamos esa libertad mediática que tanto necesitamos.

Por: Isabel Dorado Auz
Correo: auz3@correom.uson.mx

¿Ignorar para imponer?

¿Ignorar para imponer?

No cabe duda de que los intereses monetarios tienen más peso que las demandas ciudadanas cuando de hacer política se trata.

Avisábamos la semana pasada que tocaríamos puertas para entablar un diálogo tanto con el gobierno estatal como con el gobierno federal, para evitar que se comercialicen dos lugares emblemáticos de la ciudad capital, el estadio Héctor Espino y el lote baldío que quedó de lo que fuera el Parque de Villa de Seris.

Aunque tuvimos una entrevista con un funcionario de tercer nivel del gobierno del estado, no fue posible que nos reuniéramos con quienes toman las decisiones. Por tal motivo, algunos integrantes del Colectivo Ciudadanía Activa decidimos, este domingo uno de septiembre, llevar a cabo una plantación simbólica de 25 árboles, 15 de los cuales son mezquites. La licitación en marcha cierra (cerró) el martes 3 de septiembre y, de darse la venta de ese bien inmueble, entraríamos en disputa con el nuevo propietario por la conservación de lo que queremos convertir en un área verde. Ignorándonos no se resuelve nada, pero que podemos esperar de una administración tan alejada de las causas populares.

De la “mañanera” en Hermosillo. Foto: Libera Radio.

Por otro lado, retomando el caso del estadio Héctor Espino, le pedimos por escrito al delegado Jorge Taddei Bringas que fuese el conducto para que se propiciara un encuentro con el presidente de la República para pedirle directamente que, en lugar de hoteles y centros comerciales, se nos brinde la oportunidad de construir un área verde en los alrededores del estadio, combatiendo así esa isla de calor que se formó en esa zona de la colonia el Choyal. Simple y llanamente no hubo respuesta del delegado y no ha respondido ninguno de los mensajes que le ha enviado Francisco Salcido a su celular. Al parecer, se pretende ignorar las demandas ciudadanas y sacarle la vuelta a un encuentro que podría incomodar los intereses de quienes pretenden hacer negocios en un lugar considerado para área verde y actividades deportivas.

Algo parece quedar muy claro. Nos están retando a que nuevamente pidamos el apoyo de la ciudadanía hermosillense para evitar que ambos niveles de gobierno hagan sus negocios con el patrimonio de los sonorenses. Afortunadamente, algunos medios locales le empiezan a dar cobertura a nuestras acciones, aunque ha sido prácticamente imposible que se nos conceda una entrevista de radio, salvo la comunicación telefónica que nos brindó Política y Rock and Roll Radio.

La lucha se torna un poco más difícil dado que el gobierno federal se une a la insensibilidad del gobierno estatal. Nos niegan la posibilidad del Diálogo porque carecen de argumentos sólidos para convencernos de que están actuando correctamente. Prefieren ignorarnos y mediante la imposición salirse con la suya, tal y como lo hizo Eduardo Bours cuando destruyó el Parque de Villa de Seris.

Daremos la lucha hasta donde nos sea posible. Estamos convencidos que si algo necesita esta ciudad es crear nuevas áreas verdes. Necesitamos al menos unos 20 Parques Madero para darle sustentabilidad al desarrollo urbano de la ciudad. Antes que recuperar unos cuantos pesos por esos terrenos de gran plusvalía hay que pensar en cuidar la salud de los hermosillenses.

Por: Isabel Dorado Auz.

auz3@correom.uson.mx

La lucha por crear dos áreas verdes

La lucha por crear dos áreas verdes

Cuando todo parecía caminar bien en el ámbito ecológico, con decenas de colectivos ocupados en plantar árboles en Hermosillo, surge de nuevo la intención de hacer negocios con las áreas verdes de la capital sonorense.

Por un lado, el Gobierno del Estado anunció la licitación para la venta de un buen número de lotes baldíos, que incluyen lo queda del Parque de Villa de Seris y algunos terrenos alrededor del estadio Nuevo Sonora. Por su parte, el Gobierno Federal pretende ceder a la iniciativa privada una parte del estadio de béisbol Héctor Espino para que se construya un hotel y un centro comercial, a pesar de que el presidente denuncia cotidianamente que se volvió una práctica de los gobiernos neoliberales privatizar los bienes públicos.

Mucho concreto alrededor del Estadio. Foto: centralinformativa.tv

Ante esta situación, un grupo de ciudadanos hemos decidido emprender acciones concretas para detener esta nueva intentona de privatizar el patrimonio de los sonorenses. Empezamos por hacer la denuncia mediática y tocar puertas en ambos niveles de gobierno para que escuchen nuestros argumentos y den marcha atrás a la venta de las áreas verde de la ciudad capital.

Por lo pronto, está agendada una reunión con el subsecretario B de la Secretaría de gobierno estatal para este martes 27 de agosto. Por otro lado, no nos ha sido posible contactar a Edgar González, comisionado de Probeis, para que nos aclare que se hará finalmente con el estadio de beisbol, dado que creemos que debe crearse un área verde en lugar de pensar en comercializarlo. No está demás, recalcar que ese lugar se ha convertido en una isla de calor que poco favorece la práctica de ese deporte en condiciones extremas de calor, principalmente en verano, por lo que urge plantar cientos de árboles que contribuirían, además, a absorber una gran cantidad de contaminantes provenientes del alto flujo vehicular por esa zona.

¿Nos van a escuchar o seguirá el enfrentamiento? Eso lo sabremos en el transcurso de la semana y sería bueno que, en esta ocasión, no nos desgastemos tanto y establezcamos un verdadero Diálogo, para que juntos le demos salida al grave problema de contaminación que empezamos a padecer.

Aquí hubo una vez un Parque. Foto: Libera Radio.

Estaremos atentos a la visita del presidente, pero sería bueno que antes podamos establecer contacto, y platicar, con quienes se harán cargo de las clínicas de béisbol. Mucho ayudaría el delegado federal Jorge Taddei en apoyarnos para acelerar este acercamiento y evitar así confrontaciones innecesarias.

Mientras tanto, hay que estar pendientes de los acontecimientos por venir y sería de gran ayuda que los ciudadanos hermosillenses apoyen, una vez más, esta iniciativa ciudadana. Recuerden que con su apoyo evitamos que tanto los estadios de beisbol, el Héctor Espino y el Tomás Oroz Gaytan, así como la Sauceda pasaran a manos privadas.

Hoy, podemos lograr la creación de dos áreas verdes en puntos estratégicos de la ciudad. Recuperaríamos parte del pulmón que representaba el Parque de Villa de Seris y le daríamos al estadio Héctor Espino un área verde que facilitaría la práctica de tan hermoso deporte.

Por: Isabel Dorado Auz.

Correo: auz3@correom.uson.mx

Recuperemos el Parque de Villa de Seris

Recuperemos el Parque de Villa de Seris

No hay ninguna necesidad de volver a fomentar el encono entre gobierno y sociedad. ¿Por qué la necedad de pasar a manos privadas un área verde que es patrimonio de los sonorenses?

Porque no pensar mejor en retribuirnos, a quienes perdimos el Parque de Villa de Seris, regresándonos el lote baldío que hoy tiene en venta el Gobierno del Estado. Según nuestros cálculos podrían plantarse entre 300 y 400 árboles que absorberían gran parte de los contaminantes que genera el creciente flujo vehicular en esa zona.

¿Será necesario que convoquemos a otra Consulta Pública o ahora sí Claudia Pavlovich tendrá la sensibilidad de recibirnos? Este lunes 19 de agosto haremos entrega de un documento donde solicitaremos el derecho de Audiencia para abordar este tema y otros relacionados con los lotes que están en venta, dado que hay un grupo de ciudadanos que traen la idea de impulsar la creación de un Corredor Biológico y para ello se requiere que algunos lotes que pretenden venderse puedan convertirse en áreas verdes.

Más de 1 hectárea que bien podría ser área verde, justo en medio de Hermosillo.

Recordamos con tristeza que nos arrebataron el Parque de Villa de Seris por la fuerza y que algunos pagamos con cárcel nuestra osadía de enfrentar a Eduardo Bours en esa lucha ciudadana. ¿Se pensará actuar de la misma manera hoy en día, es más importante el dinero que la salud de los hermosillenses? ¿Hasta cuándo se seguirá fomentando el “progreso de concreto”? ¿Dónde están los políticos honestos que primero ven por el bienestar ciudadano antes de servirse con el patrimonio de los sonorenses?

Aquí andamos, otra vez, protestando en contra de decisiones arbitrarias. De hecho, una vez culminada la lucha por la defensa del Héctor Espino y la Sauceda, buscamos un acercamiento con la directora de Bienes y Concesiones para que, en un acto de transparencia, nos dijera que lotes baldíos se someterían a licitación, pero la respuesta fue una sobada del hombro y nada más. Es por eso que nos hemos enterado por la prensa que el Gobierno del Estado quiere terminar la obra de Eduardo Bours y desaparecer totalmente el Parque de Villa de Seris.

No protestamos por gusto, nos da coraje, sí, que se tomen decisiones sin tomar en cuenta a los ciudadanos. En esta semana que pasó le hicimos dos visitas al lugar y nos percatamos que muchos hermosillenses hacen uso del pequeño parque que está a un costado de Museo de Arte de Sonora (Musas). Imaginen cuántas más personas no asistirían si se expande el parque a todo el lote baldío que se pretende vender.

No olvidemos que el principal argumento para la venta de estos bienes inmuebles es que quieren tapar el boquete financiero provocado por los seis mil millones de pesos que se robaron del ISSSTESON. Sin embargo, ya está en proceso la compra de los estadios por parte del Gobierno Federal lo cual representa un monto superior a los mil millones de pesos. Además, la imposición del Convenio Neoliberal del ISSSTESON a los trabajadores universitarios permitirá que entren a las arcas de esa institución otros cientos de millones de pesos anualmente.

En resumen, no hay una verdadera razón para vender el patrimonio de los sonorenses y no es justo que cuando la sociedad hermosillense se está preocupando por plantar árboles en toda la ciudad, el gobierno esté pensando en vender los pocos espacios estratégicos para la creación de áreas verdes.

Daremos la lucha una vez más, no queremos confrontaciones y bien haría Claudia en recibirnos y platicar como gente civilizada. Hermosillo ya se merece un gobierno incluyente.

Por: Isabel Dorado Auz.

correo: auz3@correom.uson.mx

Ausencia Vacacional

Ausencia Vacacional

Después de una larga ausencia vacacional regreso con mis colaboraciones semanales. Hacía bastante tiempo que no me tomaba en serio mis vacaciones y me di la oportunidad de consentirme un poco. Desde hace mucho tiempo siento un gran compromiso con el activismo social, mismo que absorbe gran parte de mi vida y que motiva algunas discusiones familiares, las cuales afortunadamente han ido disminuyendo.

Qué es lo que me lleva por ese camino, aún no logro comprenderlo con exactitud. Seguramente algo tendrá que ver ese espíritu de rebeldía que me ha acompañado durante tantos años y, por supuesto, esa falla permanente en el diseño del sistema político mexicano, donde sobresalen personajes que simple y sencillamente no nacieron para servir.

Foto: Luis Enrique Ortíz.

 Por lo que sea, ya estoy de vuelta después de unas muy merecidas vacaciones, aunque en realidad no estuve ajeno a los acontecimientos cotidianos y a propuestas que han surgido desde la sociedad civil. Por ejemplo, la lucha que Lourdes Moreno y un grupo de ciudadanos están dando para que el Ayuntamiento de Hermosillo convierta en área verde un lote baldío por rumbos del Boulevard Morelos justo enfrente del hospital del ISSSTE. También he estado pendiente, y acudiendo a algunas reuniones, de esa idea de construir un Corredor Biológico que abarque un amplio sector alrededor del lecho del Río Sonora partiendo desde el vertedor de la presa Abelardo L. Rodríguez hasta el recién nombrado Ecoparque. También nos dimos tiempo para plantar algunos mezquites por rumbos de la Sauceda con el anhelo de que haya pronto una reforestación a gran escala de tan emblemático lugar. Claro está, tendríamos que contar con la complicidad de los tres niveles de gobierno para dejar atrás esa mentalidad del “progreso de concreto”.

Desafortunadamente, no todo son buenas noticias. Se insiste, por ejemplo, en comercializar una parte del Estadio Héctor Espino, dizque para generar recursos una vez que lo adquiera el Gobierno Federal, en lugar de regalarnos un área verde que tanto se necesita en ese lugar rodeado de concreto. También surgió por ahí la idea de cerrar el puente peatonal que está enfrente del Hospital General, idea que puede estar auspiciada por el Ayuntamiento de Hermosillo. De progresar estas dos iniciativas volveremos a los tiempos en que se intentó confrontar a ambientalistas con animalistas en torno a la construcción de un Parque Canino que a fuerzas querían construirlo en el Parque Madero, el único pulmón con el que cuenta la ciudad capital.

Un problema más preocupante es la inseguridad que padecen, principalmente, los municipios de Hermosillo, Guaymas, Empalme y Cajeme, donde aparecen personas asesinadas casi todos los días. Espero que sean las reminiscencias de la “guerra en contra del narcotráfico”, ya declarada inexistente por la actual administración federal, y que la conformación de la Guardia Nacional sirva para frenar esta ola de asesinatos y no sea un mecanismo más para frenar la inconformidad social.

Veremos que ocurre en los próximos meses y confirmar si realmente se están sentando las bases de un nuevo gobierno o sobrevivirán los gandallas de siempre. Por lo pronto, estamos de regreso y con energías renovadas para seguir luchando por el bienestar social desde nuestras humildes trincheras. Además, inicia un nuevo semestre en mi querida Universidad de Sonora y siempre es gratificante conocer a nuevos alumnos y aprender, junto con ellos y ellas, grandes cosas. Los profesores tendremos la oportunidad de elegir a un nuevo Comité Ejecutivo del STAUS y, seguramente, estaremos impulsando una opción alternativa a la actual dirección sindical que permitió la imposición del Convenio Neoliberal del ISSSTESON.

Estoy convencido de que si unimos pequeños esfuerzos podemos lograr grandes cambios. Ustedes dicen mis estimados lectores, yo estoy puesto para lo que venga.

Isabel Dorado Auz.

Correo: auz3@correom.uson.mx