Category Archives: Chabelo Colaborador

La negociación es clave para levantar la Huelga

La negociación es clave para levantar la Huelga

Claro está, es necesario que las partes tengan bien definido lo que se puede negociar y actuar en consecuencia.

Por ejemplo, sería una buena noticia que los sindicatos y las autoridades universitarias se pusieran de acuerdo en darle un nuevo marco legal a la Universidad de Sonora y decirle adiós a la Ley 4 que tanto daño ha causado desde que la impuso Manlio Fabio Beltrones en 1991. Se podría así, hacerle cirugía mayor a la burocracia universitaria y destinar esos recursos a las actividades sustantivas de nuestra Alma Mater. Además, podría abrirse la posibilidad de que se democratizara la toma de decisiones y ser ejemplo de los nuevos tiempos que vive el país.

Universidad de Sonora en Huelga. Foto: Rafael Trujano.

También sería importante dejar de lado algunas mezquindades. Como ese asunto de no reconocer años de antigüedad por parte de la Universidad de Sonora a pesar de que el ISSSTESON si los contabiliza. Cuidar los centavos negándoles un derecho a los trabajadores y hacerse de la vista gorda con los “asesores” quienes cobran como si trabajaran pero nadie sabe exactamente qué es lo que hacen.

Hacer un compromiso serio con los maestros de asignatura y todos los trabajadores que tienen contratación de eventuales a pesar de que llevan años laborando en la institución. 

De hecho, si el gobierno del estado aportara los 108 millones de pesos que faltan para equilibrar las aportaciones del gobierno federal, sería más que suficiente para atender las necesidades más apremiantes de los trabajadores universitarios. Si el Ayuntamiento de Hermosillo recurrió a un arrendamiento puro por más de 100 millones para “resolver” el problema de la recolección de basura, por qué el gobierno estatal no puede aportar una cantidad similar para resolver, en parte, las demandas más sentidas del pliego petitorio.

Marcha de sindicalistas universitarios. Foto: Rafael Trujano.

Debe quedar claro que la venta de bienes públicos no debe ser la opción para tapar el boquete financiero que dejó el desfalco de seis mil millones de pesos y bien harían el gobierno federal, el gobierno estatal y las autoridades en encontrar otras alternativas de solución a la problemática del ISSTESON.

Se requiere sí, tenerle amor a nuestra universidad y darle un mejor rumbo en el futuro inmediato. Podría surgir así un acuerdo consensuado para resolver de fondo la grave crisis que padece el ISSSTESON. Un acuerdo que permita jubilarse a los que están en lista de espera, renovando así la planta de maestros y empleados universitarios. Resolver de fondo el desabasto de medicamentos y que la solución se transparente ante los ojos de todos los sonorenses.

Movilización universitaria 8 de abril. Foto: Libera Radio.

Hay quienes dicen que la Huelga tomó por sorpresa a varios y que por eso no hayan la forma correcta de reaccionar ante esta eventualidad. Yo diría que es una oportunidad para demostrar de qué estamos hechos tanto los trabajadores universitarios como las autoridades responsables de buscarle una solución a este conflicto.

Por Isabel Dorado Auz.

auz3@correom.uson.mx

Trece mil firmas para evitar la venta de bienes públicos

Trece mil firmas para evitar la venta de bienes públicos

Quienes nos oponemos a la venta del estadio Héctor Espino y de La Sauceda hemos asumido el reto de recolectar 13 mil firmas de hermosillenses para obligar legalmente a que la gobernadora nos consulte sobre si estamos de acuerdo o no con la venta de dichos bienes públicos.

Queremos juntar las firmas en el tiempo más corto posible, ya que Raúl Navarro Gallegos anunció que subastarán los bienes inmuebles en 30 días que empiezan a contar, deduzco, a partir de la fecha en que se genera la nota informativa, el pasado 28 de marzo. Por tal razón y teniendo como sustento la Ley de Participación Ciudadana del Estado de Sonora hemos decidido implementar este proceso de recolección de firmas.

La Sauceda, abandono.

Estamos convencidos de que si se consulta, el Pueblo hermosillense se inclinará por la preservación de estos importantes espacios públicos y exigirá a la Gobernadora que encuentre otras fuentes de financiamiento para resolver el enorme desfalco del que fue objeto el ISSSTESON, razón principal por la que quieren quitarnos al Héctor Espino y la Sauceda. Recordarle que los bienes públicos no son propiedad de ella y que deben ser los afectados quienes decidan sobre el uso que habrá de darse a estos bienes inmuebles. En este sentido, los afectados somos Todos y no solamente los derechohabientes del ISSSTESON. 

También nos preguntamos por qué no se hace nada por llamar a cuentas a los responsables del desfalco de más de seis mil millones de pesos en lugar de andar malbaratando el patrimonio de los sonorenses. No es posible que se pretenda hacer negocios tomando como bandera las necesidades que hoy tiene la institución de salud. No queremos más farsas y que se sigan beneficiando los mismos grupos de poder económico con este tipo de transacciones comerciales.

Requerimos que en lugar de vender lo poco que aún nos queda, se nos convoque a crear áreas verdes y lugares de esparcimiento que tanta falta nos hacen. Esto es, no solo deben conservarse el Héctor Espino y La Sauceda sino que el gobierno debe hacer un esfuerzo por ofrecer más alternativas para el combate a la incesante pérdida de áreas verdes y áreas deportivas en la ciudad capital.

Estadio Héctor Espino, tradición.

Esperamos que lo que está escrito en papel “impulsar la construcción de pulmones verdes para nuestras ciudades con áreas de esparcimiento y convivencia familiar” verdaderamente se convierta en una línea de acción del actual Gobierno Estatal y no parezca que siga siendo una propuesta de campaña. De igual manera, que no sea letra muerta esa línea de acción que dice “Ampliar y mejorar los espacios deportivos abiertos y cerrados en coordinación con los Ayuntamientos y asociaciones deportivas”.

Requerimos, en resumen, de un gobierno que no nos siga mintiendo y que tome el camino fácil de usar los bienes para remediar los males. A ese ritmo, corremos el riesgo de perder lo poco que aun conservamos.

****

Solicitud dirigida a la Lic. Claudia Artemiza Pavlovich Arellano, Gobernadora Constitucional del Estado de Sonora, para que convoque a una Consulta Popular para que las ciudadanas y ciudadanos hermosillenses expresen su acuerdo o desacuerdo sobre la venta del estadio de beiisbol Héctor Espino y la venta o concesión del parque recreativo La Sauceda.

Hermosillo, Son.; ______ de__________ de 2019

LIC. CLAUDIA ARTEMIZA PAVLOVICH ARELLANO
GOBERNADORA CONSTITUCIONAL DEL ESTADO DE SONORA

Presente.
Por este conducto, y con fundamento en la Ley de Participación Ciudadana del Estado de Sonora, que en sus artículos 77, 78 y 79 incluye la Consulta Popular como un instrumento de participación ciudadana por medio del cual los ciudadanos del estado podemos expresar nuestra opinión o propuesta sobre algún tema de interés público relacionado con el ejercicio de las atribuciones del Poder Ejecutivo, del cual actualmente Usted es la titular, le solicitamos de la manera más atenta convoque a una consulta popular en el municipio de Hermosillo para que las ciudadanas y los ciudadanos hermosillenses expresemos nuestro acuerdo o desacuerdo sobre la propuesta de vender el estadio de beisbol Héctor Espino y de vender o concesionar el parque recreativo La Sauceda, ubicados en la ciudad de Hermosillo.

Al tratarse de dos grandes espacios en los que los hermosillenses podemos llevar a cabo actividades deportivas, recreativas, y de convivencia familiar, son espacios de suma importancia para un desarrollo urbano integral de Hermosillo, imprescindibles para mejorar la calidad de vida de sus habitantes. En el mismo Plan Estatal de Desarrollo su Gobierno podemos encontrar la necesidad e importancia de contar con infraestructura suficiente y adecuada para la calidad de vida de los sonorenses:

Eje estratégico II. Gobierno generador de la infraestructura para la calidad de vida y la competitividad sostenible y sustentable.

Reto 13. Contribuir a que la sociedad civil sonorense se caracterice por su cultura de cuidado al medio ambiente y recursos naturales.

Estrategia 13.2 Obras verdes para un mejor ambiente familiar.

Líneas de acción:

13.2.1 Impulsar la construcción de pulmones verdes para nuestras ciudades con áreas de esparcimiento y convivencia familiar.

Eje estratégico IV. Gobierno promotor del desarrollo y equilibrio social
Reto 7. Posicionar a Sonora entre las entidades líderes a nivel nacional en el desarrollo del deporte.

Estrategia 7.1. Desarrollar programas para promover la salud, el bienestar y calidad de vida de la sociedad sonorense, a través del fomento de las actividades deportivas, recreativas y comunitarias.

Líneas de acción:

7.1.2 Realizar torneos populares de diferentes disciplinas deportivas, dirigidos a niñas, niños y jóvenes de colonias con alto índice delictivo y de violencia.

7.1.5 Convenir con organismos, dependencias y municipios, para promover el deporte en todas sus manifestaciones, expresiones y sectores.
Estrategia 7.2 Crear el clúster del deporte para incrementar la construcción, rehabilitación de espacios deportivos multidisciplinarios en los diferentes puntos del Estado.

Línea de acción 7.2.3 Ampliar y mejorar los espacios deportivos abiertos y cerrados en coordinación con los Ayuntamientos y asociaciones deportivas.

Poner a la venta o concesionar esos bienes inmuebles significaría disminuir de manera considerable los espacios deportivos, de convivencia y recreación para los hermosillenses, por lo que no nos queda duda de que es una decisión de interés público en nuestra ciudad.

Convencidos de que la participación ciudadana en los procesos decisorios del gobierno en temas de interés público favorece la reciprocidad, que para Leonardo Morlino es una de las dimensiones de una democracia de calidad, y que se refiere a la capacidad de respuesta del gobierno a las demandas de los gobernados, y que “repercute en la satisfacción de los ciudadanos y de la sociedad civil en general”, y seguros de que su gobierno respetará y facilitará la participación ciudadana como la que le estamos solicitando, y garantizará que la consulta popular sea un ejercicio de participación ciudadana real, efectivo y democrático, como lo dispone el artículo 8 de la citada Ley, y que “La participación del pueblo en los asuntos públicos permitirá al gobierno hacerle frente con más fuerza, a los retos que tenemos ambos: sociedad y gobierno”, como se reconoce en la parte expositiva de la Ley de Participación Ciudadana del Estado de Sonora, esperamos una respuesta positiva a nuestra solicitud. 

Artículos referidos de la Ley de Participación Ciudadana del Estado de Sonora:

ARTÍCULO 77.- La consulta popular es un instrumento de participación ciudadana mediante el cual los ciudadanos sonorenses podrán expresar su opinión o propuestas sobre algún tema de interés público relacionado con el ejercicio de las atribuciones del Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo del Estado, sin que dicha opinión resulte vinculatoria para tales autoridades, por lo que solo constituirá un elemento de juicio para el ejercicio de las funciones de gobierno correspondientes.

ARTÍCULO 78.- La consulta popular podrá realizarse por cualquiera de los mecanismos previstos en el artículo 71 de esta Ley.

ARTÍCULO 79.- La consulta popular podrá ser convocada por:
I.- El Gobernador;
II.- Los titulares de las dependencias y entidades de la administración pública estatal;
III.- Acuerdo de la mayoría de los integrantes del Congreso; y
IV.- Diez mil o más ciudadanos habitantes del lugar donde se ubique el problema colectivo objeto de consulta, mediante solicitud escrita dirigida al Poder Ejecutivo del Estado o al Congreso, según el tema a consultar.

Por: Isabel Dorado Auz

auz3@correom.uson.mx

Foto principal: Libera Radio.

Más fotos en:
https://www.flickr.com/photos/liberaradio/

Manejo eficiente de nuestros recursos

Manejo eficiente de nuestros recursos

Si hacemos un análisis serio de eso que critica el presidente de México, “el neoliberalismo”, nos daremos cuenta que la clave está en el manejo eficiente de nuestros recursos. En resumen, qué trato se le está dando a la recaudación de nuestros impuestos.

Los “neoliberales” encontraron una forma muy fácil de gobernar, lo cual les aportó un doble beneficio. Por un lado, trasladaron sus responsabilidades a entes privados y, al mismo tiempo, se vieron beneficiados con los famosos “moches”, razón por la cual se explica el incremento de la riqueza personal de algunos “políticos”.

Foto: Radio Sonora

Si en realidad el presidente de México quiere abolir el “sistema neoliberal” tienen que darse acciones concretas que nos indiquen que vamos en el camino correcto en varios ámbitos, no solo en el petrolero o esa promesa de que también se actuará en la Comisión Federal de Electricidad. No se puede hablar, por ejemplo, de manejo eficiente de recursos a ese arrendamiento puro al que recurrió Célida para “solventar” el problema de la recolección de basura; así como tampoco lo es, la licitación que se está haciendo de parte del Gobierno del Estado del Servicio de Transporte Público para la capital del estado.

Qué diferente sería que la autoridad municipal se hiciera responsable de reparar sus propias unidades de servicio reparándolas en los talleres del Ayuntamiento que cuentan con personal calificado para ese tipo de tareas, en lugar de favorecer a “un amigo” mandándole las unidades a su taller particular. Sería distinto, aunque requiere de un mayor compromiso de los funcionarios estatales, hacer una especie de Cooperativa que aglutine a los Concesionarios del transporte público con la intención de mejorar el servicio, favoreciendo tanto al portador de la Concesión como al usuario. Repetir el error de Eduardo Bours, creando una nueva empresa, nos llevará a los mismos resultados. Un transporte público deficiente con nuevos ricos a costillas del malestar ciudadano.

Mucho se ha prometido del uso eficiente del tratamiento de nuestras aguas negras para la creación de áreas verdes en nuestra ciudad capital. La triste realidad nos dice que lejos de crecer en áreas verdes se siguen destruyendo las pocas que aún quedan. La visión empresarial nos ha llevado por un camino tortuoso lleno de opacidad, donde no queda clara la línea divisoria entre el interés empresarial y el supuesto beneficio social que traería consigo dicho tratamiento. Claro está, los “empresarios” locales tuvieron la gran idea de crear “Consejos Ciudadanos” a modo para permanecer haciendo negocios con los recursos públicos. Hemos llegado al extremo de que nos sobra agua tratada pero no hay dinero para la compra de gasolina necesaria para que las pipas del Ayuntamiento la distribuyan. ¿Dónde están las acciones para revertir este problema?

En la Universidad de Sonora sigue vigente la Ley 4 impuesta por Manlio Fabio Beltrones, misma que arrebató la Autonomía a nuestra alma mater y ahora un grupo de “notables”, llamado Junta Universitaria, se ha encargado de mantener en el poder a un mismo grupo político durante más de cuatro sexenios. No sólo eso, también se ha incrementado de manera desproporcionada la burocracia universitaria medrando las actividades prioritarias de la máxima casa de estudios del estado. Por ese motivo, se carece de recursos para impulsar en mayor medida las tareas primordiales de Docencia, Investigación y Difusión. El STAUS ha discutido este punto, pero pareciera que no es prioritario en este momento. Si queremos hacer eficiente el manejo del presupuesto universitario, es esencial cambiar las reglas de operación y la Ley 4 sigue siendo un obstáculo que debe ser derribado.

Podríamos seguirle con la lista de acciones por emprender, pero creo que con lo planteado hasta el momento es suficiente para iniciar el debate. El problema es, se atreverán nuestros políticos a dar el paso importante o se sienten muy cómodos en su zona de confort.

Por: Isabel Dorado Auz.

auz3@correom.uson.mx

,

AMLO, cada vez más solo

AMLO, cada vez más solo

Parece hasta un contrasentido el título de esta colaboración, pero si hacemos un análisis a conciencia nos daremos cuenta que tiene mucho de verdad a pesar de la gran aprobación popular del presidente, quien lejos de desgastarse en sus primeros meses de gobierno ha incrementado su nivel de popularidad. Aún así, se percibe una especie de divorcio entre el discurso del presidente y el actuar de su equipo de gobierno.

Veamos un simple caso que es promesa de campaña y que todavía no logra resolverse: la reinstalación de los maestros cesados en Sonora. Uno podría pensar que un buen accionar del equipo de gobierno a nivel local tendría para estas fechas el problema resuelto producto de las negociaciones que debe entablar con la titular del poder ejecutivo local. Si es un hecho la reinstalación, como lo mencionó el presidente en su discurso en esta capital sonorense, por qué no darle celeridad al trámite. Por qué no romper ese distanciamiento entre la gobernadora y la fracción parlamentaria de Morena para hacer realidad la Reconciliación que fomenta, en el discurso, el presidente y evitar ese vergonzoso episodio de los abucheos y loas dirigidos a la gobernadora durante el breve discurso dirigido a la audiencia del mandatario nacional.

Visita del presidente a Hermosillo. Foto: Libera Radio.

Seamos claros, quienes esperábamos ansiosos esta visita nos hubiera gustado que una parte importante del discurso retomara la serie de peticiones que se le hicieron llegar al presidente en el transcurso de la semana, o quizás la elaboración de una especie de agenda para tratar cada uno de los asuntos en la instancia respectiva del equipo de gobierno a nivel local que ostenta la representación del Gobierno Federal.

No son pocos los temas y todos revisten una singular importancia. Está el caso de los mineros de la sección 65 de Cananea que perdieron su fuente de trabajo y llevan años luchando por recuperar el contrato colectivo de trabajo que les agandalló la CTM. Relacionado a este tema está la contaminación del Río Sonora provocado por el derrame de un represo de Grupo México causando así uno de los peores sucesos de contaminación ambiental en las últimas décadas.

Qué decir del eterno dolor que siguen padeciendo los deudos de los niños y niñas víctimas del incendio en la Guardería ABC, quienes no saben si tienen que esperar meses o todo el sexenio para alcanzar la justicia que han estado demandando por tantos años. La precaria situación que sigue padeciendo la etnia Seri y el permanente conflicto entre un grupo de Yaquis y la empresa que pretende, a fuerzas, hacer cruzar un ducto por ese territorio indígena, situación que ha provocado que uno de los integrantes de esa etnia permanezca preso.

No menos importante es el serio problema ambiental que un grupo de ciudadanos y agrupaciones ambientalistas hemos venido denunciando sistemáticamente. Resulta ilógico que en una ciudad que carece de áreas verdes, la gobernadora pretenda vender el Parque la Sauceda, un lugar ideal para crearle a la ciudad otro pulmón parecido al que representa el Parque Madero, mismo que se ha intentado privatizar en al menos cuatro ocasiones.

Visita del presidente a Hermosillo. Foto: Libera Radio.

Preocupa, también, que un personaje que hacía mofa de las luchas ambientalistas haya sido nombrado, justo antes de la llegada del presidente, como Delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente. Un personaje que de la noche a la mañana pasó de ser un cuestionado tesorero en el municipio de Guaymas a ostentar el cargo en mención. Corremos el riesgo que una unidad deportiva tan importante como la que alberga al estadio de béisbol Héctor Espino pase a manos privadas perdiendo así un importante espacio físico, el cual podría instituirse en otra importante área verde conservando el estadio para fomentar el béisbol amateur y ocupando grandes franjas del estacionamiento actual para plantar árboles que oxigenen esa actual isla de calor generada por el “progreso de concreto”.

Por lo visto, el equipo local del gobierno federal no ha hecho su chamba, todavía, en relación a los diversos temas mencionados. Por lo mismo, en lugar de recibir noticias de la apertura de un proceso específico de solución, nos tuvimos que conformar con la frase del presidente de que todo se arreglará, si no en el presente año si en lo que queda del sexenio.

Cuando se desgaste el discurso y la realidad lo rebase, entonces el bono democrático será solo una ilusión. Por eso, requerimos que nuestro presidente cuente con un verdadero equipo de gobierno y no con esa estructura muy buena para el aplauso y el abucheo. Es otra la forma de fortalecer la imagen de quien, en sus sueños, quisiera llegar a insertarse en la historia y ser recordado como un Benito Juárez, un Madero o un Lázaro Cárdenas del Río.

Por: Isabel Dorado Auz.

auz3@correom.uson.mx

Defendamos el estadio, digamos no al negocio

Defendamos el estadio, digamos no al negocio

Al parecer, al PRI ya no le importa ganar las elecciones del 2021, o más bien en sus cálculos ya vieron que difícilmente repetirán en la gubernatura del estado de Sonora, por eso pretenden hacer “negocios” con el patrimonio de los sonorenses.

La fórmula es sencilla: presentan un proyecto “innovador”, se difunde a través de los medios locales, las cámaras de comercio aplauden la iniciativa y finalmente el gobierno se ve en la “necesidad” de impulsar el “progreso” traspasando los bienes públicos a entidades privadas. Sencillo sí, pero el Pueblo se cansa de tanta pinche transa, como lo dijera recientemente el presidente de la República.

Como el progreso prometido nunca llega, el sonorense es cada vez más escéptico respecto a las “bondades” que ofrece el gobierno cuando trata de desprenderse de los bienes públicos vía la venta de los mismos. Cuando se destruyó el Parque de Villa de Seris, los únicos realmente  beneficiados fueron los “empresarios” que instalaron sus locales comerciales en lo que se conoció como Proyecto Galerías.

Musas, antes Parque Villa de Seris

Hoy, el otrora Parque aporta cajones de estacionamiento para un Casino que se instaló enseguida del Musas, un recinto cultural que es considerado un verdadero elefante blanco. De aquella promoción que se le daría a los talentos locales del gremio cultural mejor ni hablamos, para no hacer corajes y recordar el triste papel que jugó el famoso actor de Ures, Jesús el “Choby” Ochoa, avalando en los hechos la destrucción del Parque.

Que decir de La Sauceda que después de privatizarla resultó ser un mal negocio y hoy se pretende buscar otro comprador para instalar, si se puede, el Centro de Convenciones Internacional que originalmente debiera estar en lo que son hoy las instalaciones del Héctor Espino, en caso de que el presidente de la República mantenga su oposición a la venta de los estadios de béisbol. Pareciera que están dispuestos a enfrentar al gobierno federal, si es preciso, tal y como lo hicieron al modificar la constitución local para arrebatarle a los diputados de la coalición “Juntos Haremos Historia” el control del Congreso Estatal.

Tampoco les importó, con la complicidad de los panistas, entregarle grandes extensiones de terreno del vaso de la presa Abelardo L. Rodríguez a los Coppel para que desarrollen su proyecto inmobiliario. Nada los detuvo, privaron de la libertad a posesionarios  de esos predios, e incluso le dispararon con un rifle de postas a uno de ellos.

Han sido abusivos en el uso del poder político y no se ve que sea distinto su comportamiento en relación a la venta ya “acordada”, dicen, con ese ente charril llamado Consejo Sindical Permanente. Por eso en un medio local se dice que el pasado 29 de enero el Isssteson confirmó la venta de bienes transferidos del Gobierno del Estado para restituir más de 2 mil millones de pesos que se adeudan; entre ellos estarían los estadios de béisbol Héctor Espino, en Hermosillo y Tomás Oroz Gaytán, en Cd. Obregón. Aunque el mismo medio menciona que a la fecha no se ha presentado ninguna empresa interesada o inmobiliaria en adquirir el Estadio Héctor Espino, ya dan por hecho que se venderán los estadios a pesar de las declaraciones del presidente de la República en el sentido de no recurrir a la venta de los mismos.

Hasta ahora, la movilización ciudadana en contra de la venta del patrimonio de los sonorenses apenas está en ciernes. Quizá esa fue la causa por la que se atrevió el grupo Impulsor, financiado con bienes públicos, a dar a conocer su proyecto de Centro de Convenciones Internacional, mostrando un interés por las áreas verdes del mismo. En lo personal, creo que sobran lugares para ese proyecto pero la obsesión por apropiarse de los terrenos del Héctor Espino les puede hacer perder la cabeza.

La semana que inicia será crucial y un posible retroceso en la venta de los estadios estará necesariamente ligada a la movilización social que logre generarse. Si se muestra músculo ciudadano, algunos actores políticos ligados a Morena tendrán necesariamente fijar una posición al respecto. La presidente municipal Célida López y el super-delegado Jorge L. Taddei Bringas se verían obligados a decirnos de que parte están.

Por: Isabel Dorado Auz.

¿Estadio Héctor Espino, hacia dónde?

¿Estadio Héctor Espino, hacia dónde?

En una nota publicada en el Imparcial el 18 de noviembre de 2012, el vicepresidente de Impulsor, David Tinajero Aguirre, declaró que “El estadio de beisbol Héctor Espino González no será demolido, sino modificado para realizar alguno de los tres proyectos que se tienen destinados para dicho espacio”, esto es, una unidad deportiva, una villa paralímpica o una casa del estudiante sonorense.

Al parecer, el gobierno de Guillermo Padrés, en complicidad con quienes usufructuaron el inmueble, la familia Mazón, propietaria del equipo de beisbol Naranjeros de Hermosillo, decidió darle otro uso a esos terrenos y por ello se anunció desde la semana pasada la desmantelación del estadio. Dicen que las butacas y la pantalla gigante serían removidas al estadio Héroes de Nacozari, para impulsar el proyecto del equipo de futbol Cimarrones de Sonora.

Lo anterior, coincide con una nota informativa que asegura que la Villa Paralímpica se construirá por rumbos de la Colosio final y, es obvio, que no es creíble que quieran construir una casa del estudiante sonorense, precisamente donde se tiene, ya, una unidad deportiva que alberga no solo al estadio de beisbol, sino canchas de tenis, de básquetbol, frontón, alberca y que sirve también para el sano esparcimiento cuando se promueven eventos musicales aprovechando el espacio del estacionamiento .

Desde este espacio, quiero hacer un llamado para que unamos esfuerzos y evitemos que los políticos sigan haciendo negocios con el patrimonio del pueblo, ya que el Estadio Héctor Espino se hizo con fondos que aportó el gobierno en turno, producto de los impuestos generados por el pueblo sonorense. Aún más, debemos luchar no solo por conservar esa unidad deportiva, sino también por crear en ella un área verde para promover los ejercicios matutinos y vespertinos que normalmente vemos por rumbos de “la milla” en los terrenos de la Universidad de Sonora.

Estadio Héctor Espino. Foto: mexicalisport.com

Como ellos, los políticos, solo piensan en el negocio, no se les ocurrió aprovechar el estadio para desarrollar en su interior el reciente campeonato nacional de Futbol de Primera Fuerza, evento en el que Sonora logró el bicampeonato. No es lo mismo, por supuesto, desarrollar ese encuentro en los campos de la Sauceda que en un inmueble tan importante como el estadio Héctor Espino, lo cual hubiera propiciado un gran impulso a este evento y lograr en un futuro más cercano volverlo a traer a esta ciudad, y no esperarnos, otra vez, más de 30 años para poderlo realizar.

Me queda claro que los “gobernantes” abusan hasta donde el pueblo se los permite. Ya en el 2008, Eduardo Bours sacó adelante su negocio del “Proyecto Galerías” destruyendo el Parque de Villa de Seris; sin embargo, gracias a la oposición del pueblo hermosillense se evitó que Javier Gándara hiciera un lago artificial en el Parque Madero; ahora la pregunta es: ¿vamos a permitir que Guillermo Padrés desaparezca el estadio Héctor Espino?

Basta ya de comercializar lo que no es de ellos, digámosle no a la venta de los terrenos del Héctor Espino y hagamos realidad la propuesta de convertirlo en una verdadera unidad deportiva, inyectándole recursos, a ese importante espacio. De nosotros depende que no perdamos un espacio más dedicado al fomento del deporte.


Isabel Dorado Auz
Publicado el 23 de Septiembre de 2013

Foto Principal: https://www.flickr.com/photos/tadeomoreno7/8140822198

La organización desde abajo

La organización desde abajo

Hay muchos esperanzados en que el nuevo gobierno federal habrá de resolver las complejas problemáticas sociales que enfrentamos cotidianamente, pero déjenme decirles que están totalmente equivocados.

Las soluciones que requerimos tendrán que venir de la organización comunitaria en diversos escenarios. En Hermosillo, por ejemplo, desde antes de que asumiera Célida López la alcaldía, un grupo de ciudadanos se integró en una Red Ambiental, que lo mismo ha plantado árboles que lleva a cabo campañas de limpieza. Otras organizaciones han desarrollado también actividades comunitarias como las Amigas y amigos del Parque Madero que han defendido ese bosque urbano de cualquier tipo de intervención. Surgieron también agrupaciones como la Comunidad Animalera Trabajando y Pata de Perro que se han dedicado al rescate de animales en situación de calle y, además, han asumido un papel protagónico en defensa de los animales en general.

Antes, el Dr. Mireles y otros líderes michoacanos convocaron a la integración de autodefensas para enfrentar los males provocados por el crimen organizado. Lo que dejó de hacer el gobierno federal en relación con el tema de seguridad, tuvieron que asumirlo esas autodefensas. Mucho antes, el EZLN logró instalar un sistema de autogobierno en algunas comunidades indígenas chiapanecas.

Hoy en día, con el nuevo gobierno federal, se abre la posibilidad de que surjan verdaderos liderazgos sindicales y se acabe con esa cultura del charrismo fomentado principalmente por las centrales sindicales priistas. Es un tema bastante difícil de enfrentar, pero si no se empieza hoy, entonces se perderá una oportunidad valiosa de darle nuevos aires a la representación sindical. En Sonora, por ejemplo, sindicatos que fueron ejemplo de lucha, terminaron por adherirse a una especie de mafia sindical denominada Consejo Sindical Permanente. El sindicato mas numeroso del país, el SNTE, podría experimentar un aire renovador, mismo donde no cabe el regreso de Elba Esther Gordillo.

Aunque todo empezaría a cambiar radicalmente si se hace realidad la principal propuesta de Andrés Manuel López Obrador de acabar con la corrupción. Para ello, tendrían que empezar, necesariamente, a surgir nuevos liderazgos políticos, ya que chango viejo no hace maromas nuevas. Esto es, se necesita desplazar a la vieja clase política corrupta y renovarla por completo. Algo parecido a lo que se quiere hacer con las fuerzas policiacas, las cuales están invadidas por el crimen organizado según se ha denunciado desde hace años. Así, el posible surgimiento de la Guardia Nacional, integrada con personas íntegras, sería la solución al grave problema de la inseguridad. Para lograrlo, se requiere el ejemplo de políticos íntegros que aporten lo mejor de si mismos para sacar adelante a nuestro querido México.

Solo con una organización de abajo hacia arriba se hará realidad la frase utilizada por el nuevo presidente de nuestra República en el sentido de “Mandar obedeciendo”. Será posible, entonces, empezar una nueva era donde la Política sirva efectivamente para darle un rumbo seguro a nuestra nación.

Por Isabel Dorado Auz.

Fb: /isabel.doradoauz

Los de mero arriba

Los de mero arriba

Una de las grandes promesas del presidente electo, próximo a ocupar la máxima distinción política en nuestro país, fue la Reconciliación Nacional. Es entendible, pues, que recurra a la amnistía para favorecer ese proceso. Sin embargo, como hacer compatible este deseo con el reclamo permanente del Pueblo mexicano de que se actúe en contra de los corruptos.

El Peje ha dado señales que parecen claras, cuando dice que no meterá a la cárcel a chivos expiatorios; en todo caso, si debe de actuar en contra de los corruptos tendría que empezar con los que están al mero arriba. Por eso, aunque sea molesto, coincido con AMLO en que Rosario Robles efectivamente es un chivo expiatorio, solo hacía lo que le mandaban, y el verdadero culpable está realmente más arriba. Digamos que la clase política “gobernante” solo ha sido el puente que han utilizado los grandes corruptores para  sacar ventaja de las “decisiones políticas” y obtener grandes ganancias. Por tal motivo, las últimas elecciones en nuestro país, se podría hablar de al menos tres sexenios, se han convertido en un verdadero “negocio” para los “empresarios” que le apostaron a tal o cual candidato.

¿Punto final?

Si observamos con detenimiento, tanto Vicente Fox como Felipe Calderón han pasado de ser los “grandes políticos” a verdaderas caricaturas de la Política. Algo similar ocurrirá con Enrique Peña Nieto a partir del 1 de diciembre si es que decide permanecer activo como sus antecesores. En los tres casos, sería de gran impacto mediático llevar a la cárcel a cualquiera de ellos, tal y como lo ha planteado Andrés Manuel, aunque no pasaría de ser solo un espectáculo como el que logró Salinas de Gortari cunado mandó a la cárcel a la Quina, en un afán de legitimarse después del Fraude electoral de 1998.

Aunque el Peje no requiere legitimarse, dado el aplastante triunfo electoral, si necesita dar un golpe de timón para acallar al beligerante ejército mediático de la derecha, que cada día asume un papel muy semejante al de los medios venezolanos y colombianos que tratan de contrarrestar y derrocar al gobierno de Maduro. El próximo presidente de México tendría que actuar, entonces, en contra de los titiriteros antes de hacerlo en contra de los títeres. Por ejemplo, el poderoso Grupo México, que ha sido responsable de tantas tragedias humanas, combinadas con tragedias ambientales. De hecho, se tendría que hacer una evaluación del verdadero impacto que ha tenido la actividad minera en nuestro país y hacer un diagnóstico de los beneficios y perjuicios que nos ha ocasionado.

Se debe clarificar, también, el verdadero papel que ha jugado el grupo Televisa así como las cadenas emergentes con el fin de establecer un verdadero régimen de comunicación social. Esto es, que los medios, aparte de hacer negocios, garanticen la libertad de expresión sin importar la ideología que profese quien tiene algún cuestionamiento o alguna propuesta sobre algún tema de interés político. En estos casos, los empleados como Andrea Legarreta, también serían chivos expiatorios, dado que los verdaderos responsables son los dueños de los medios informativos. En tal sentido, López Dóriga, Ciro Gómez Leyva, Pepe Cárdenas, entre otros, solo son “comunicadores” a sueldo de los intereses de los dueños del poder mediático.

Actuar en contra de los de mero arriba, si le daría a López Obrador la oportunidad de iniciar la verdadera Cuarta Transformación y propiciaría que otros niveles de gobierno, como el de Hermosillo o Nogales, dejaran de ser gobiernos de derecha disfrazados de izquierda. Claro está, eso conlleva un riesgo muy grande, tal y como el que están enfrentando Nicolás Maduro y Evo Morales en Sudamérica y que llevó a la cárcel a Lula en Brasil. Requeriría entonces, el Peje, de un gran apoyo popular, como el recibido por Lázaro Cárdenas cuando expropió la industria petrolera.

Si de algo sirve, hay que recordar que ganó con más de 30 millones de votos y que muchos de los que votamos por él no le estábamos dando un cheque en blanco. Sin embargo, si la Cuarta Transformación empieza a tomar forma, que no lo dude, estaremos de su lado por si requiere de nuestro apoyo para darle un nuevo rumbo a nuestro país. Por lo pronto, estaremos al pendiente del inicio del nuevo gobierno a partir del 1 de Diciembre.

Por: Isabel Dorado Auz

Participación ciudadana

Participación ciudadana

Tomando como base un artículo que escribió Azucena Serrano Rodríguez, en la revista SciELO, cuando era estudiante de noveno semestre de la Licenciatura de Ciencia Política y Administración Pública de la UNAM, me voy a permitir hablar del tema de la participación ciudadana.

Dice la autora de este artículo que la democracia es una forma de organización social que atribuye la titularidad del poder al conjunto de la sociedad. Sin embargo, para que el pueblo ejerza verdaderamente este poder que se le ha otorgado, es necesario que los ciudadanos tomen parte en las cuestiones públicas.

No importa, dice, que sea una democracia directa, representativa, deliberativa o participativa. Cualquiera que sea el tipo de democracia necesita de la participación de la gente. En efecto, en la primera, para tomar decisiones y llegar a acuerdos; en la segunda, para formar los órganos de gobierno y elegir a nuestros representantes; en la democracia deliberativa, porque es la forma en que los ciudadanos se hacen escuchar en la toma de decisiones públicas; y en la última, para concurrir con el gobierno en la elaboración y evaluación de políticas públicas. Esta última, desde mi punto de vista, debiéramos desarrollarla a mayor escala, dado que la participación de los ciudadanos podría moderar y controlar el poder de los políticos si la sociedad se hace escuchar en la toma de decisiones.

Me queda claro que la participación ciudadana no debe limitarse al voto como muchas personas piensan, y mientras no se apliquen los mecanismos de democracia directa (iniciativa de ley, referéndum, plebiscito y consultas ciudadanas), debemos luchar porque se supere esa etapa de violación de las garantías individuales por parte de las autoridades, como una práctica regular en los sistemas políticos autoritarios. Hasta hace muy poco tiempo, ha sido un lugar común que todas aquellas personas que se oponían al régimen o que manifestaban su inconformidad en contra de las decisiones políticas tomadas por los dirigentes, sufrían maltrato físico, invasión a su propiedad, torturas psicológicas, o simplemente se les asesinaba. Por eso, para que la ciudadanía pueda tener injerencia sobre el Estado, el gobierno debe de respetar las garantías individuales, como son: la libertad, la seguridad, la igualdad y la propiedad y la estabilidad laboral. Pues si esta condición no se cumple y las autoridades violan los derechos fundamentales del ser humano, entonces lo que prevalece es miedo, lo que provoca que la sociedad se abstenga de interferir en los asuntos públicos.

La información, entendida como transparencia y rendición de cuentas, también es un elemento fundamental porque conocemos los programas de gobierno, y la sociedad ejerce sus derechos de escrutinio y evaluación del desempeño de los servicios públicos y sus resultados. Da la pauta para evaluar si tal o cual política pública es viable o no.

Si logramos superar la práctica del linchamiento mediático en contra de quienes fijan posturas políticas contrarias a los funcionarios públicos y, en lugar de ello, se establecen canales de comunicación entre las partes en conflicto será posible encontrar soluciones consensuadas o, en un extremo indeseable, dentro del contexto de la libre expresión de las ideas, quedarán evidenciados aquellos que no tuvieron un buen nivel de argumentación.

Podemos y debemos soñar con una participación ciudadana más activa en las funciones públicas y para ello no se requiere pertenecer a un partido político. Solo se necesita que quien gobierna tenga el tacto y la sensibilidad de atender la inconformidad social.

Isabel Dorado Auz

auz3@correom.uson.mx

 

Cambios en el gabinete estatal

Cambios en el gabinete estatal

Después de los desastrosos resultados electorales de los priistas en el estado de Sonora, Claudia Pavlovich anunció que hará cambios en su gabinete de gobierno y se augura que será en el mes de agosto cuando se darán a conocer tales cambios.

Parece razonable que se asuma una nueva actitud ante el nuevo panorama político; sin embargo, queda la duda de si se tomará una buena decisión. Hasta ahora, lo que se denominan gobierno estatal se ha caracterizado por una especie de nula autocrítica y pareciera que los funcionarios de gobierno, junto con su gobernadora, viven en un estado muy distinto al del resto de los sonorenses.

Lista que circuló por WhatsApp.

Ellos dicen, por ejemplo, que a casi tres años de Gobierno, Claudia Pavlovich Arellano ha cumplido con 67 de 100 compromisos, establecidos durante su campaña electoral. Si es así, por qué hacer cambios si se lleva un buen ritmo. No hace mucho tiempo, en plena campaña electoral, Natalia Rivera declaró que se había avanzado 9 lugares en términos de percepción ciudadana. Luego entonces, cómo explicar el tsunami López Obrador que les arrebató 20 diputaciones locales y 80 % de población que será gobernada por alcaldes de la coalición Juntos Haremos Historia.

La principal falla del equipo de gobierno es que se alimentan de las mentiras de su propio ejército mediático y prefieren poner atención a las zalamerías de sus incondicionales comentócratas en lugar de atender los justos reclamos de los sonorenses. No sé si en forma de burla, pero empiezan a circular listas de los nombres de las personas que se integrarían al nuevo gabinete estatal. La mayoría de los mencionados son los candidatos perdedores en la pasada contienda electoral y sobresalen, por supuestos, los nombres del Pato Lucas y el Mal Oro Acosta, quienes perdieron precisamente por haber sido malos funcionarios públicos. Parece un exceso que se llegue a mencionar que el Mal Oro estaría al frente de la Comisión de Bienes y Concesiones, dependencia que ha sido señalada reiteradamente como uno de los orígenes de los famosos moches.

Hay otra lista, que hicieron circular María Elena Carrera y Sheila Hernández, a la que hacen llamar el gabinete Plural que se nutre con gente muy identificada con el Partido Movimiento Ciudadano y personajes académicos de la localidad. La mayoría de los propuestos no cuentan con experiencia previa en funciones de gobierno, aunque es notorio que han sido parte de la comunidad académica que ha mostrado interés por los conflictos sociales, lo cual podría ayudar a tener un gobierno con mayor sensibilidad social. Obviamente, es una especie de buenos deseos, ya que tengo la impresión de que quien gobierna el estado de Sonora no es precisamente Claudia Pavlovich razón por la cual no descartaría la primera lista, aunque sería como darse un balazo en el pie.

La lista propuesta por María Elena Carrera y Sheila Hernández Alcaraz.

Si la política priista no estuviese tan contaminada, podría esperarse una reflexión profunda y, sobre todo, que se buscara incorporar al gabinete a personajes que garanticen una relación tersa con el nuevo gobierno federal que tomará protesta el próximo 1 de diciembre.

Sería bueno, en consecuencia, ir avanzando en la solución de algunos conflictos sociales. Por ejemplo, la reinstalación de los profesores cesados a causa de la mal llamada Reforma Educativa; clarificar ese asunto del tío incómodo que trae en conflicto a un grupo de ejidatarios por rumbos de Pitiquito; retomar el problema de la contaminación del Río Sonora y darle viabilidad económica a los municipios aledaños al cauce del río; cancelar el desarrollo inmobiliario de los Coppel en el vaso de la presa Abelardo L. Rodriguez; entre otros.

Definir un nuevo rumbo para el estado de Sonora fue el mensaje que envió el electorado sonorense. Fue claro y contundente, pero aun así estoy convencido de que todo se facilita si se buscan puntos de confluencia entre los diversos actores políticos y la Reconciliación Nacional que promueve Andrés Manuel puede ser el punto de partida para que lleguen mejores tiempos a Sonora y al país entero.

Isabel Dorado Auz.

auz3@correom.uson.mx

Liga de Interés: http://www.elimparcial.com/Columnas/DetalleColumnas/1198012-Espacio-Publico-Juan-Carlos-Zuniga.html

Foto principal tomada de hermosillolife.com