Author Archives: Isabel Dorado Auz

¿Democracia en México?

¿Democracia en México?

Dice Leonardo Valdez Zurita que los partidos son hijos naturales de la democracia, pues donde no existen no se puede hablar de democracia y sin ellos la democracia no existe. Sin embargo, inmediatamente surge la pregunta, ¿puede haber democracia con partidos antidemocráticos?

Desde mi punto de vista, en México estamos arribando a la muerte de la democracia, entendiendo lo anterior como la ausencia del poder del pueblo sobre el devenir de nuestro país. Esto es, demos=pueblo y cratos=poder no aplica para nuestra forma de hacer política. Simple y sencillamente, los partidos han dejado de consultar a su militancia para definir los mejores perfiles de quienes deberán ser sus candidatos rumbo al proceso electoral de 2018.

El PRI sigue sirviendo a los intereses de una cúpula de personajes siniestros que no dudan en mandar asesinar a sus adversarios cuando sienten que sus intereses se pondrán en riesgo. No menos grave es el criminal peso impositivo que le están cargando a una clase media que ya no siente lo duro sino lo tupido. Ahora, el PRI, en su soberbia, ha decidido lanzar de nuevo a un tecnócrata, tal y como lo hiciera con Salinas de Gortari en 1988 y empieza a configurarse un nuevo fraude electoral para imponer a José Antonio Meade, a como de lugar, entendiendo que la recién aprobada Ley de Seguridad Interior le facilitará usar al ejército, nuevamente, para reprimir las manifestaciones populares. Ante este panorama, la militancia priista simple y sencillamente solo acata los dictados de sus “dirigentes”, avalando de esa manera el tradicional dedazo.

Por rumbos de Morena, las cosas no son muy distintas. Andrés Manuel encontró muy efectivo el proceso vertical de toma de decisiones que lo formó cuando era parte de las masas priistas. Ahora, cuando se le ocurre implementa un proceso aleatorio, la tómbola, para designar candidatos a los diversos puestos de elección popular, lo cual incluye la determinación de qué genero habrá de agenciarse la candidatura de tal o cual lugar. Esto es, en Sonora, por ejemplo, ya se sabe que distritos electorales federales tendrán como candidatas mujeres y cuales distritos serán los que se agenciarán los hombres. Hablar de capacidades personales dejó de ser importante, por lo tanto, los perfiles de los candidatos pasan a segundo término.

Por rumbos del PAN, para ser más propios habría que decir del “Frente Ciudadano”, aunque formalmente aún no se consolida nada, no cantan mal las rancheras en cuanto a procesos antidemocráticos para seleccionar a sus candidatos. Hace poco, Diego Fernández de Ceballos se congratulaba de que al menos el proceso requeriría de tres dedos para la designación de los representantes del Frente en las candidaturas rumbo al 2018. Esto es, serían los presidentes de los tres partidos (PAN, PRD y Movimiento ciudadano) los grandes electores puesto que no podrían arriesgarse a que el PRI metiera las manos si se convoca a un proceso electoral abierto a la ciudadanía.

En resumen, por las razones que quieran, hay una verdad contundente, ninguno de los partidos llevará a cabo un proceso de votación interna, en urnas abiertas a la militancia, para seleccionar a sus candidatos.

La única esperanza son las candidaturas independientes, pero hasta esas están siendo viciadas con los militantes partidistas que pasan de la noche a la mañana a ser candidatos “independientes”.

Por Isabel Dorado Auz.

 

La amenaza del ISSTESON

La amenaza del ISSTESON

No son pocos los trabajadores académicos que andan nerviosos por la intentona del director del ISSTESON de imponer un convenio a todas luces retrógrado que firmaría, supuestamente, el actual rector de la Universidad de Sonora, Enrique Velázquez, con la complacencia, dicen, del actual Comité Ejecutivo del STAUS para que “sanen” las finanzas del manoseado instituto de seguridad social.

Enrique Velázquez, rector de la Unison

El problema que se avecina es de gran magnitud, ya que se pretende modificar los montos que aportan tanto la Universidad como los trabajadores, con incrementos verdaderamente onerosos para ambas partes, con lo cual se “resolvería” el problema que crearon los prianistas con tanto manoseo de los recursos que aportamos los trabajadores a esa institución.

Solo para que se dé una idea, estimado lector(a), se pretende que, en conjunto, la Unison y los trabajadores pasen de pagar el 26% del sueldo integrado, convenido en Marzo de 1990 y que permanece vigente, a un 55% tal y como se propone en el proyecto de convenio que presentó el director general del ISSSTESON a la Universidad de Sonora en noviembre de 2016. Se pretende en dicho documento que los trabajadores incrementen sus cuotas al ISSSTESON pagando, de hoy en adelante, 17.5% de su salario integrado para “garantizar” todos los servicios que presta la institución de Seguridad Social. Esto es, si no pagan no hay garantía de nada, por ello la amenaza es contundente y se han atrevido a poner ultimátum que se ha ido posponiendo. La Universidad por su parte pasaría de pagar 20% a un 37.5%.

Como un aliciente para el trabajador, no es burla, ambas partes están de  acuerdo  y  convienen  en  que  el  pago  póstumo  será  por  la cantidad de $600.00 (SEISCIENTOS PESOS 00/100 M.N.). Claro está, “La Universidad”, se obliga a pagar  a “EL ISSSTESON”, por cada trabajador  afiliado, la  cantidad de $2.28  (DOS  PESOS  28/100  M.N.)  mensuales, para financiar el costo del pago póstumo ordinario por fallecimiento de sus trabajadores y pensionados y jubilados

Además, se establece la siguiente advertencia “En el caso de que “La Universidad” no realice el pago correspondiente de las cuotas y aportaciones derivadas del presente Convenio, acepta que “EL ISSSTESON” dé de baja a los trabajadores que hubieran estado afiliados a EL ISSSTESON, en los términos que quedarán establecidos en las Cláusulas relativas a causas de terminación y/o rescisión del presente”.

Cabe resaltar que en ninguna parte del Proyecto de Convenio se especifica alguna acción tendiente a recuperar los miles de millones de pesos que han desaparecido en las últimas administraciones del ISSTESON. No hay que olvidar que fue un funcionario Beltronista, Germán Uribe Corona, el que signó el Convenio de 1990 y que es un gobierno Beltronista, el de Claudia Pavlovich, el que quiere imponernos esta onerosa carga a los trabajadores universitarios.

Por tal motivo, vale la pena recordar que si no somos capaces de frenar esta amenaza del director del ISSSTESON, los Beltronistas no solo habrán conseguido imponernos la Ley 4, sino que ahora también conseguirán que les paguemos sus campañas electorales a través de nuestras aportaciones a una institución que han manoseado a placer en los últimos 30 años.

No permitamos que los beneficiarios del Beltronismo, esos que negociaron la implementación de la Ley 4, nos asesten un nuevo golpe. Basta ya de servilismo a un grupo que se ha enriquecido a nuestras costillas y que han creado toda una mafia política que lucra con nuestros ingresos.

Por: Isabel Dorado Auz.

auz3@correom.uson.mx

El mal oro

El mal oro

Aunque nos lo han querido vender como un activo importante del PRI, el “presidente” municipal ha mostrado en poco tiempo que su apodo es congruente con el ejercicio de oropel que ha mostrado desde la alcaldía hermosillense.

Se ve y se nota que las decisiones no las toma él, pero si tiene que apechugar todo el descontento social que generan las ocurrencias de sus padrinos políticos, quienes han de pensar que el pueblo hermosillense soportará estoicamente todos los aumentos que se han implementado en lo que va de este desastroso trienio.

Primero fue el aumento en el servicio de agua potable, que provocó la emergencia de un grupo opositor, hoy llamado Ciudadanía Activa, que tiene en tribunales dos amparos en contra de los dos aumentos que le aprobó el congreso del estado. Después, fue esa especie de negocio que le representó la concesión del Servicio de Alumbrado Público, donde surgió otro grupo opositor que tiene en tribunales otro recurso jurídico y, ahora, viene el aumento del predial. De seguir así las cosas, Santa Ana le quedará corto y hasta podría ocurrírsele cobrarnos impuestos hasta por respirar.

Obvio decir que no se ve el progreso que habría de esperarse de tanta recaudación. Los baches, que prometió combatir, brotan a la primera lluvia importante que se presenta y el negocio, de seguir rellenando los baches ya existentes con materiales de baja calidad, sigue boyante y engordándole los bolsillos a personajes que seguramente financiaron su campaña política. Los policías siguen persiguiendo borrachos y la delincuencia está más suelta que nunca, a tal grado que muchos hermosillenses han decidido no perder su tiempo en denuncias ministeriales que no conducen a nada y que solo sirven para perder el valioso tiempo de la gente trabajadora.

Los Coppel siguen robándose los terrenos del vaso de la presa y el “gobernante” ni por enterado se da. Familias enteras están sufriendo un acoso permanente por defender sus posesiones y la “autoridad” solo ha servido para privar de la libertad a quienes siempre han vivido en esos terrenos. Hablar de Justicia parece ser un mal chiste en tiempos donde las influencias están por encima de los derechos ciudadanos. Como denunciar, si los medios independientes dejaron de existir por voluntad propia y solo existen unas honrosas excepciones.

Se escuchan muchos lamentos cuando uno camina por las calles. Maldiciendo en cada momento al gobierno corrupto que dirige los destinos de la ciudad, del estado y del país.  Sin embargo, todo parece imposible y se duda de cualquier líder honesto que pueda surgir. Esos mismos ciudadanos que se quejan del amasiato de la prensa y el poder político, ponen atención a las descalificaciones que surgen de los descalificados medios de comunicación. Les siembran la duda y les inyectan el veneno de la desconfianza.

Por esas razones el Mal Oro sigue haciendo sus torpezas y sueña con repetir en la alcaldía. Está convencido de que el poder mediático lo mantendrá a flote y que puede darse el lujo de incrementar otros impuestos o servicios, asumiendo siempre “el costo político”, seguro de que tendrá recursos para ofrecer nuevamente despensas y, si se puede, tarjetas en el próximo periodo electoral.

Por Isabel Dorado Auz.

Ante la cero oposición en Sonora, una alternativa

Ante la cero oposición en Sonora, una alternativa

Veo con tristeza que los ciudadanos nos hemos quedado solos, huérfanos de verdaderos representantes, para enfrentar las malas decisiones que ha tomado quien encabeza la responsabilidad de gobernar el estado, Claudia Pavlovich. Los partidos políticos en el congreso del estado, o en los ayuntamientos, simple y sencillamente se han sumado al carro tricolor y poco o nada hacen por diferenciarse del omnipresente Partido Revolucionario Institucional.

No solo fue el triste espectáculo que brindaron los regidores del PAN en el municipio de Hermosillo cuando se aprobó la concesión del Servicio de Alumbrado Público, los acuerdos en lo oscurito para que se incrementaran las tarifas del servicio de agua potable y el incremento en las multas de tránsito; sino que ahora nos salen con que se aprueban la gran mayoría de las cuentas públicas municipales y le extienden un cheque en blanco a la “gobernadora” al aprobar la cuenta pública estatal.

Se acabaron los tiempos en que los partidos de oposición convocaban a hacer manifestaciones de protesta e incluso se atrevían a tomar los edificios de gobierno mal llamados palacios. Hoy el ejercicio de la política consiste en hablar mucho y hacer prácticamente nada. Nuestros “ilustres” representantes encontraron la comodidad de contratar personal para que se encargue de elaborar discursos huecos sobre políticas públicas, en lugar de contratar a verdaderos profesionales que podrían encontrar en las instituciones de educación superior, con que cuenta nuestra entidad, para dar solución de fondo a diversas problemáticas que tal parece que llegaron para quedarse.

Por ejemplo, la contaminación de terrenos por rumbos del sur de la ciudad es un problema añejo que lleva décadas desde que se instaló el Cytrar en ese lugar y del que poco sabemos cómo opera hoy en día, habría que agregarle el problema reciente de la contaminación del Río Sonora y lo poco que nos informan acerca de cuál es realmente el grado de contaminación del agua que consumimos los que vivimos en Hermosillo. La devastación de las pocas áreas verdes con que contaba nuestra ciudad ha provocado, sin duda, un incremento en la contaminación del aire, pero nadie nos informa qué niveles se han alcanzado en los últimos años.

Seguimos exigiendo Justicia en torno a la tragedia de la Guardería ABC, pero nuestros “representantes” no mueven un solo dedo para impulsar un avance importante en las investigaciones. Al conflicto generado por el Acueducto Independencia, que surte de agua a nuestra capital, ahora hay que sumarle el conflicto generado por el gasoducto que tiene, una vez más, enfrentados a los Yaquis con el poder económico de unos cuantos, quienes a final de cuentas son los que realmente gobiernan al estado de Sonora.

La proliferación de los “consejos ciudadanos” solo ha servido para incrementar los costos del quehacer político, brindándoles un jugoso sueldo a quienes validarán las triquiñuelas de los “políticos”, tal y como lo ha hecho la Comisión Estatal de los Derechos Humanos y ahora se unirán seguramente el Comité Ciudadano Anticorrupción que nació muy cuestionado, así como el Consejo Ciudadano del Transporte, que sin consultar a quienes supuestamente representan, autorizaron el incremento de las tarifas de transporte con la promesa, siempre incumplida, de que mejoraría el servicio.

Hay muchos temas más que agregar, pero resulta inútil mencionarlos mientras no asumamos como sociedad el reto de organizarnos y darle un giro a las nefastas “costumbres” políticas. Por eso, en Hermosillo hemos decidido un grupo de inquietos ciudadanos darle vida a un grupo que impulsará las candidaturas independientes. Nació como Hermosillo Independiente y en poco tiempo muestra un gran potencial, Asumimos pues, la tarea de ofrecer una alternativa a la sociedad hermosillense y pronto se habrán de conocer las propuestas y plataforma de gobierno que se pondrá al escrutinios de los ciudadanos de este importante municipio de Sonora.

Isabel Dorado Auz

auz3@correom.uson.mx

Ecos de la contienda sindical

Ecos de la contienda sindical

Solo por no dejar, comentaré algunos sucesos ocurridos durante la contienda por la dirigencia del Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad de Sonora, a través del sentir de algunos docentes a quienes aprecio mucho.

En plena contienda electoral, una maestra nos hizo la petición de que lleváramos a cabo una colecta de víveres para ayudar, de esa manera, a quienes lo perdieron todo con los recientes sismos que padeció el centro y sureste de nuestro país. Me opuse a esa petición argumentando que, afortunadamente, era mucha la ayuda que se estaba brindando en ese momento y que sería mejor realizar nuestra colecta cuando la ayuda viniese en declive. Otra maestra secundó mi propuesta argumentando que se vería como una acción muy oportunista.

Surgió también la propuesta de que canceláramos nuestras campañas y pospusiéramos para otras fechas la elección de nuestro Comité Ejecutivo. Sin embargo, al ser una campaña muy corta y que estaba en sus últimos días, la propuesta no tuvo eco. Aun así, nos movió el tapete a quienes conformamos la planilla negra, dado que nos vimos inmersos en una situación muy parecida a la que padecieron los partidos políticos a nivel nacional. En nuestro caso, a través de uno de nuestros integrantes se propuso que el dinero destinado a los festejos de diciembre y del día del Maestro se donaran a una cuenta especial para contribuir con nuestro granito de arena a la reconstrucción de las zonas afectadas. La idea era que actuáramos institucionalmente y que fuese el actual Comité Ejecutivo quienes operaran la propuesta. Dado que no fue tomada en cuenta la propuesta, esperemos que el Comité Ejecutivo entrante sea sensible a esta petición.

En Navojoa, una profesora jubilada nos hacía saber sobre el pésimo servicio que les ofrece el ISSSTESON en ese municipio y que, en ocasiones, tienen que trasladarse hasta Ciudad Obregón para tratarse algunas enfermedades. Acá en Hermosillo, otro maestro nos alertaba sobre la posibilidad de que las autoridades del ISSSTESON nos impusieran un convenio a través de una “negociación” con el actual Comité Ejecutivo o con el entrante de ganar, como ocurrió, la planilla dorada amarilla. Ante esto, la planilla negra estará alerta y buscará por todos los medios que la base sindical sea la que tome la última palabra. En Ciudad Obregón, nos pareció interesante la propuesta de que la delegación sindical se encargara de convocar a los candidatos y generar así una especie de intercambio de ideas. Desafortunadamente, las cosas no ocurrieron así, e incluso se cruzó una reunión de Academia con el evento que la planilla negra programó para esa Unidad Académica.

Mención aparte merece esa especie de masoquismo que experimentamos los mexicanos. Un profesor de nuestra planilla regresó muy contento de una gira que realizó por los municipios de Santa Ana, Nogales y Caborca, donde los maestros visitados hablaron peste de los actuales dirigentes del STAUS y se esperaba, en consecuencia, un voto de castigo para la planilla dorada amarilla. No solo eso, la planilla platino también fue severamente criticada y, obvio, se hicieron cuentas alegres del impacto de nuestra campaña en las unidades de nuestra Alma Mater ubicadas en esos municipios. Al final, solo se consiguieron unos cuantos votos.

Para finalizar, quiero compartir con Ustedes, amables lectores, una percepción muy personal. Me dio la impresión de que la planilla platino no jugó para ganar, a pesar de contar con todo el apoyo de la administración universitaria. Vi a los integrantes de la planilla dorada amarilla cosechando una amarga victoria, ya que en sus rostros no se percibía la alegría de la victoria obtenida, sino más bien la incertidumbre de qué hacer para conjuntar esfuerzos primero internamente, dada la alianza de dorados amarillos y azules, y después con el resto de las planillas para hacer realidad una de sus propuestas de campaña, el fortalecimiento del STAUS a través del fomento a la Unidad. La planilla negra, por su parte, finalizó fortalecida y viéndose como la verdadera ganadora del proceso, ya que cosechar 342 votos, partiendo de cero, le significó un salto cuantitativo y cualitativo que la posiciona como un referente obligado en la toma de decisiones sindicales.

Por: Isabel Dorado Auz.

El despertar de un sindicato

El despertar de un sindicato

Lo que empezó como una reacción ante una crisis sindical, poco a poco se fue convirtiendo en un movimiento que hoy puede ser capaz de tomar las riendas del STAUS (Sindicato académico de la Universidad de Sonora).

En un principio se pensó en crear conciencia y se convocó a todos los inconformes a conjuntar esfuerzos para presentar una planilla alternativa que le compitiera la dirección sindical a la planilla dorada. En una primera reunión hubo representantes de todos los colores: platinos, amarillos, dorados disidentes, azules, naranjas y las combinaciones que se han presentado en las últimas contiendas internas.

Hubo quienes pensaron que era cuestión de tiempo para integrar a todas las corrientes internas, pero las “desiluciones” se empezaron a presentar cuando se vinieron las definiciones, sobretodo de quien habría de encabezar a la planilla unificada. Primero se retiraron los platinos, lo azules prácticamente desaparecieron y una parte de los amarillos se apartó anunciando el retiro definitivo de la “totalidad” de los mismos. Ante esto, los dorados disidentes y varios maestros independientes decidieron seguir de frente para integrar una planilla que fuera punto de referencia y que marcara una sana distancia de los grupos tradicionales manejados por cúpulas muy reconocidas al interior del campus universitario.

Se trabajó, primero, en los documentos que habrían de ser la plataforma de lanzamiento del nuevo liderazgo que estaba emergiendo. Además, se acordó que la conformación de la planilla tendría las siguientes características: 1) debiera haber un equilibrio entre maestros de horas sueltas y maestros de tiempo completo; 2) debería integrarse respetando la equidad de género, de ser posible garantizar un 50%; 3) debieran incorporarse maestros jóvenes pensando en una renovación de los liderazgos sindicales e implementar en lo inmediato, junto con ellos, un programa de formación de cuadros. Bajo estas premisas, y retomando las añejas demandas de nuestros compañeros sindicalizados surgió lo que ahora conocemos como la Planilla Negra.

Una planilla que pretende sacar de la obscuridad muchas demandas que no han sido atendidas y darle luz a un nuevo sindicato que reivindique los valores del verdadero sindicalismo: solidaridad, respeto, honestidad, transparencia, fraternidad, etc. Una planilla que expresa rebeldía, pero que al mismo tiempo ha mostrado capacidad para crear un equipo de trabajo bastante competitivo. Una planilla que se integró con liderazgos reconocidos por su gran pasión sindical y por liderazgos emergentes que siempre estuvieron a disposición de las mejores causas, pero que hoy decidieron ser ellos los protagonistas de la renovación que requiere nuestro sindicato.

Habrá, sin dudas, muchas tareas por desarrollar, pero es tal el entusiasmo con el que se integró la planilla negra que no sería sorprendente un triunfo de esta naciente organización sindical. Como diría la maestra Josefina, de la delegación de Navojoa, -no somos unos improvisados, este proyecto lleva por los menos un año de gestación y están dadas las condiciones para alzarnos con la victoria.

Isabel Dorado Auz.

auz3@correom.uson.mx

Hermosillo Independiente

Hermosillo Independiente

Ustedes, mis estimados lectores, seguramente han oído hablar de Francisco Salcido, un activista social que está empeñado en impulsar candidatos independientes en el proceso electoral de 2018.

Les hablo de este personaje porque es el vocero de una incipiente organización llamada Hermosillo Independiente que empezó a hacer actividades en la plaza Zaragoza y que empieza a difundir ideas a través de las redes sociales. Pronto se sabrá un poco más de esta organización que pretende impulsar candidaturas en el municipio de Hermosillo.

Francisco Salcio García, Foto: Mujer Sonora

Es cuestión de unos cuantos días para que aparezcan los primeros personajes que habrán de acompañar a Francisco Salcido en esta nueva aventura. No sé si recuerden, pero en la elección de 2015 hubo candidaturas independientes en el municipio de Hermosillo, en esa ocasión se compitió solamente a nivel de diputaciones locales, pero para el 2018 se pretende impulsar también un candidato a la presidencia municipal y, si se puede, las dos candidaturas a las diputaciones federales.

No se necesita ser un experto para pronosticar un buen desempeño de Hermosillo Independiente, en caso de concretar candidaturas atractivas para el electorado hermosillense, sobre todo después de las pésimas administraciones municipales del Maloro Acosta y de Alejandro López Caballero y de la práctica inexistencia política de los diputados locales y federales de este importante municipio de Sonora.

Aclaro que nada tiene que ver en este esfuerzo ciudadano Samuel Moreno quien ya se autoperfiló como futuro candidato independiente a la alcaldía, así que habrá, seguramente, al menos dos candidatos independientes que habrán de dirimir entre ellos quien será el que logre la candidatura independiente, dado que la ley electoral en Sonora solo permite una candidatura independiente para cada puesto de elección popular.

Samuel Morano, Foto: El Chiltepín

Resultará interesante, entonces, observar el empuje que puedan tener estos primeros enfrentamientos independientes y de lo que resulte podrá observarse si tienen potencial o no para disputarle los puestos de elección popular a los prianistas, buscando romper con el bipartidismo que ha proliferado en la capital de Sonora. Si se logra capitalizar el hartazgo ciudadano a través de las candidaturas independientes, sería un gran golpe para los partidos pequeños que están inmersos en sus propios intereses y que poco o nada han hecho por diferenciarse de los prianistas, a quienes, en teoría, debieran desbancar.

Esperemos, pues, que no solo surjan esas candidaturas independientes, sino que también enarbolen las añejas demandas ciudadanas. Que no se nos olviden que tenemos residuos tóxicos almacenados al sur de la ciudad, que tenemos agua contaminada en la presa el Molinito y no descartemos que estemos consumiendo en nuestros hogares parte de esa agua. Que los Coppel siguen robándose los terrenos del vaso de la presa, que nuestros niños de la guardería ABC siguen esperando Justicia, que los “políticos” siguen entregando obra pública a empresas que han demostrado su ineficiencia, que los “moches” son parte del quehacer político y que la corrupción pareciera que llegó para quedarse.

Así, Hermosillo Independiente tendrá muchas razones para impulsar un verdadero cambio en la forma de hacer política. El principal reto será que tenga la capacidad de encontrar a los candidatos idóneos.

Isabel Dorado Auz

auz3@correom.uson.mx

Desconcierto aliancista

Desconcierto aliancista

Cuando empezaba a perfilarse una “sólida” alianza entre el PAN y el PRD, empezaron a asomarse algunas grietas en el primero. Por si fuera poco, el PRI prácticamente resolvió postular a la presidencia a José Antonio Meade, personaje que muchos panistas no verían con malos ojos. Esto último ha generado tal desconcierto que ningún tipo de alianza puede descartarse para tratar de descarrilar el tren llamado López Obrador.

Desde mi punto de vista, la alianza PAN/PRD se daría sí y solo sí Ricardo Anaya logra imponerse, en cuyo caso tendría que ser el hoy dirigente nacional del PAN el que se perfilara como candidato presidencial de tal alianza, lo cual provocaría el rompimiento de Margarita Zavala y quizá, también, de Rafael Moreno Valle. Estos dos, incluso, podrían darle su apoyo, bajo la mesa, a José Antonio Meade.

Podría suceder también, que el PAN priorizando la unidad interna vaya solo a la contienda presidencial, lo cual representaría un seguro tercer lugar en la contienda electoral del próximo año. Se repetiría así, el escenario de 1988, cuando el Maquío Cloutier priorizó la estrategia de sembrar para el futuro, cosecha que obtendrían en el año 2000 con el triunfo electoral de Vicente Fox.

El PRD, podría verse forzado a apoyar al candidato del PRI, ya sea abiertamente para mandarle un claro mensaje al Peje, o bien de manera encubierta, tal y como lo hizo en la pasada elección del Estado de México. En cualquier escenario, al PRD solo le quedará cumplir con el papel de partido satélite del partido en el poder.

Otro tipo de alianza, que no debemos descartar, es la unión de todos los partidos que integraron el “Pacto por México”, en un acto de desesperación, si no logran disminuir las preferencias de López Obrador en los próximos tres meses. Se afianzaría así, el verdadero Pacto por la sobrevivencia política de los partidos en cuestión, ya que tratarían de evitar el triste papel que están jugando las fuerzas de oposición venezolanas, que han requerido todo el apoyo del exterior, incluyendo medios de comunicación, para tratar de contrarrestar el poder que aún conserva Maduro. Esto es, de ganar el Peje y cumple lo prometido, el PRIANRD tendría que cambiar el discurso o someterse a los intereses de las grandes trasnacionales tal y como ocurre, hoy en día, en Venezuela.

Otra alianza, que sería la que la Mayoría esperaríamos, pareciera que no llegará a concretarse previo a la elección del 2018. Esto es, crear una alianza que venga desde abajo y no solo reivindique los justos reclamos sociales, sino que también sea un ejemplo de verdadera democracia popular.

Una alianza verdadera, que no invente tómbolas para nombrar a sus candidatos y que no se someta a los dictados verticales de un líder carismático. Una alianza que permita la libre expresión de las ideas y que sea el caldo de cultivo para el surgimiento de los líderes políticos que el país necesita.

Surgirán, sin duda, algunas candidaturas independientes que pueden llegar a ser interesantes en el ámbito local, pero la candidatura que realmente importa en este momento es la candidatura presidencial. Por eso, el Peje se anda riendo solo y parece que su estrategia por fin le va a dar resultado. Aunque, honestamente no hay que esperar demasiado de esa posible transición, a menos que Andrés Manuel nos demuestre que será un verdadero Jefe de Estado.

Por Isabel Dorado Auz.

auz3@correom.uson.mx

Mi pliego petitorio

Mi pliego petitorio

Dicen los que saben que el uso más habitual del pliego petitorio refiere al documento que se entrega ante una autoridad con algún tipo de reclamo. En tal sentido, considero apropiado enviar mis reclamos a quienes habrán de postularse para el proceso electoral que se avecina, pensando en que algunos de ellos lograrán quedarse con las posiciones en juego. Aunque más bien, el verdadero destinatario es el Pueblo mexicano, para que sea éste el que exija a quien quede la solución a todos mis reclamos.

1. Empezaré por la salud pública, ya que sin una buena salud se complican aún más todos los problemas que enfrentamos. Imagínense Ustedes, mis estimados lectores, lo que pasará en unos 15 o 20 años con nuestros vecinos del Río Sonora, cuando empiecen a sentir los estragos por el consumo crónico de metales pesados a que los ha condenado Grupo México después de la criminal contaminación de este afluente que desemboca en la presa el Molinito, y no descarte Usted, que sin saberlo, “nuestras” autoridades nos estén enviando esas aguas contaminadas a nuestras tomas domiciliarias aquí en Hermosillo. Debemos, pues, FRENAR la complicidad del gobierno federal y de las autoridades ambientales para lograr, en lo inmediato, la remediación total de este problema ambiental.

2. Relacionado a lo anterior, aunque en otra modalidad está el ROBO INSTITUCIONAL de nuestras áreas verdes, lo que ha propiciado la desaparición de parques públicos y la posibilidad real de que los COPPEL se adueñen de los terrenos del vaso de la presa. En las últimas semanas, empezamos a notar la desaparición de varios árboles en los terrenos que ahora son propiedad de esta familia reduciendo aún más los pocos pulmones con que cuenta la ciudad de Hermosillo. Lucrar con los bienes de la nación no debe ser una práctica común. De seguir así las cosas, también nos robarán en el corto plazo los terrenos del Héctor Espino y posiblemente hasta los terrenos del actual Hospital General.

3. En el terreno educativo, es imperativo DETENER la agresión permanente a nuestros maestros normalistas. Ninguna imposición es buena, mucho menos esa reforma laboral disfrazada de Reforma Educativa, cuyos principales impulsores han demostrado ser unos verdaderos analfabetos funcionales. Personajes como Peña Nieto, Claudio X. Gonzalez o el mismo Aurelio Nuño no tienen ni la más mínima idea de lo que realmente se necesita para impulsar un verdadero cambio educativo. Si realmente se estuvieran apoyando en verdaderos expertos, pues serían estos últimos los que darían la cara y enfrentarían, con argumentos, al movimiento magisterial.

4. Hablando de pobreza y pobreza extrema, pareciera que tal fenómeno es inútil combatirlo, dado que “nuestros” políticos ya lo están viendo como un mal necesario, máxime si en los Estados Unidos, la potencia del mundo, también hay millones de pobres. De hecho, combatir la pobreza suena a algo así como socialismo, palabra vetada para la clase política nacional. Por eso quienes toman como propia esta bandera inmediatamente son tachados como populistas, para evitar, otra vez, esa nefasta palabra, el socialismo.

5. Desde Sonora se debe promover una fecha conmemorativa muy especial para no olvidar la tragedia del 5 de junio. Dicha fecha conmemorativa se debe implementar en toda la nación para recordarnos permanentemente que un hecho así no debe volver a repetirse por ningún motivo. Algo similar, debe ocurrir con las fechas del 2 de Octubre y el 10 de Junio.

6. Deben implementarse, desde ya, la legalización de algunas drogas para, a través de los impuestos, lograr atender a todas aquellas víctimas que son adictos a las mismas. Tal y como ocurre con los impuestos recabados para tratar las enfermedades de quienes hoy son adictos al alcohol y el tabaco, incluyendo los impuestos que se han implementado recientemente a los alimentos chatarras.

Este último punto de mi pliego petitorio, daría solución a la mayoría de nuestros problemas si como sociedad fuésemos capaces de desmentir todos las “noticias” que nos suministran “nuestros” medios de comunicación. Esto es, romper con ese círculo vicioso que ha propiciado el amasiato de muchos medios oficialistas, que debieran ser independientes del poder político, con personajes muy corruptos de la política en sus distintos niveles.

Hay muchos temas más, pero Ustedes, estimados lectores, tómense la libertad de agregar más reclamos para que este Pliego Petitorio sea el punto de partida para empezar a construir el México que queremos.

Isabel Dorado Auz

auz3@correom.uson.mx

Tiempo para pensar

Tiempo para pensar

Dicen los que saben que la evolución de la raza humana la llevó a ser preponderante en el preciso momento en que el ser humano tuvo tiempo para pensar.

Sí, no solo es necesario poner a funcionar el cerebro y darnos cuenta que podemos “domesticar” el fuego, así como lo hicimos con algunos animales y también cuando nuestro razonamiento nos llevó a cultivar nuestros propios alimentos. Solo entonces, la raza humana se dio tiempo para pensar y empezaron a surgir los grandes filósofos que luego se concentrarían en la antigua Grecia. Sin embargo, esos pensamientos que despertaron la curiosidad, al mismo tiempo abrieron la posibilidad de ambicionar mucho más de lo que la naturaleza nos brindaba para nuestro mejor vivir.

La ambición de riquezas se volvió una necesidad apremiante para algunos y hoy muchos de los que se creen “poderosos” no la piensan dos veces para matar, si es necesario, cuando creen que sus intereses corren cualquier tipo de riesgo. Es ese tipo de ambición lo que está destrozando a nuestra nación. Personas que en un tiempo consideramos ejemplos a seguir, hoy lastimosamente nos damos cuenta que son víctimas de sus propias ambiciones. Se acostumbraron a “lo bueno” y hoy están dispuestos hasta vender a su propia madre con tal de conservar esas migajas que eventualmente les envían sus verdaderos patrones.

Nosotros, hemos caído en la trampa y, en muchas ocasiones, aprovechamos nuestros espacios de “opinión” para enderezarles una reprimenda pública para liberarnos un poco de la rabia que nos consume. Sin embargo, ya debemos parar y darle otro sentido a nuestras descargas emocionales. Para tomar las mejores decisiones debemos darnos tiempo para pensar. Es necesario retomar aquellos espacios que creaban los partidos de izquierda y que, en muchas ocasiones, se volvían interminables. Se requiere, pues, retomar los foros de discusión, pero esos que surgen desde la Sociedad Civil Organizada y no esa especie de escenarios circenses que montan, hoy en día, las “fuerzas políticas”. Es preferible un poco de “cansancio” intelectual, para tratar de darle una mejor dirección a nuestra política local, estatal y nacional.

Si como sociedad nos damos tiempo para pensar colectivamente nos vamos a dar cuenta de nuestros propios potenciales y surgirán ideas innovadoras para enfrentar esta andanada de “información” en la que estamos inmersos y podremos cribar más fácilmente hasta obtener lo verdaderamente importante. En mi largo recorrido como activista social logré darme cuenta que nunca necesitamos de un “patrocinador” que nos llenara de dinero para enfrentar las malas decisiones de los gobiernos en turno. Más bien, cuando la sociedad civil se organiza empieza a generar una serie de acomodamientos de los entes sociales y se empieza a armar el rompecabezas que puede darle salida a cierta problemática surgida desde la sociedad misma.

Si el pensar nos ha llevado a ser la especie preponderante en este planeta, es necesario seguir fomentando esta actividad para evitar, ahora, la destrucción del mismo. Dos cabezas piensan más que una y cientos de cabezas le pueden dar solución a las interminables desgracias que padecemos cotidianamente,

Isabel Dorado Auz.