Author Archives: Isabel Dorado Auz

Cambiar para que todo siga igual

Cambiar para que todo siga igual

Conozco a muchos amigos que tienen una Fe exacerbada en que se transformará radicalmente el país con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de México. Yo, contrario a ello, pienso que tal cambio de timón representa solo una oportunidad para que el actual sistema de partidos políticos sobreviva tal y como lo conocemos hoy en día.

Obviamente, no comparto la visión de algunos columnistas de derecha que ven en AMLO a un Hugo Chávez, dado que el venezolano tenía formación militar e intentó, primeramente, un golpe de estado para hacerse del poder político, antes de ser electo presidente de ese país sudamericano. Andrés Manuel, por su parte, siempre ha sido institucional, aunque en su discurso haya mandado al diablo a las instituciones. De no haber sido institucional, otro hubiese sido el camino por seguir después de las elecciones fraudulentas de 2006, pero al igual que Cárdenas, en 1988, decidió dar la lucha pacífica dentro del marco legal vigente en nuestro país.

Durante el mandato de AMLO como Jefe de Gobierno, del entonces Distrito Federal, dio muestras de que sabe acoplarse al sistema vigente, aunque impulsó algunas iniciativas que llevaban como objetivo una mayor justicia social. Podría decirse, en palabras de Noam Chomsky, que no implementó el “capitalismo gansteril” que nos ha recetado el prianismo en los últimos años, por órdenes del FMI, y que lo sufren varios pueblos de América Latina. Esto es, a pesar de que negoció con los hombres más ricos del país para que se invirtiera a gran escala en la Ciudad de México, también logró impulsar programas sociales para beneficiar a los adultos mayores y creó la Universidad Autónoma de la Ciudad de México para abrirles espacios a los miles de estudiantes rechazados por la UNAM y el IPN, solo por mencionar dos ejemplos muy representativos.

Digamos, pues, que en el mejor de los casos, Andrés Manuel representa a la vieja corriente priista del Nacionalismo Revolucionario y pretende retomar precisamente esa ideología que dejó atrás el PRI cuando ese partido tomó como suyas las políticas de derecha de su contraparte panista. En tal sentido, no es tan irresponsable decir que hay una vuelta al pasado, pero no al extremo de compararlo con Echeverría como mañosamente lo recomienda Jorge Castañeda a su pupilo Anaya.

Muy lejos está, pues, el Peje, de una ideología socialista. Aunque, sus detractores, asocian al socialismo a personajes admirados por él como Morelos, Juárez, Zapata y Cárdenas del Río. Lo cierto es que tales personajes surgieron desde las raíces del Pueblo Mexicano y actuaron acorde a los tiempos que les tocó vivir.

Diré, finalmente, que el Peje representa un cambio que permitirá a los Partidos Políticos mantener sus privilegios. Eso es de notarse cuando parece ser que cualquiera puede cambiar de bando y ser aceptado en las filas de Morena. Ese es el mejor indicio de que la Política seguirá siendo igual. Por esa razón a los políticos mexicanos, de cualquier signo partidista, les conviene el triunfo de AMLO, ya que es la única posibilidad de que permanezca quieto, al menos por un tiempo, ese Tigre llamado descontento social.

Isabel Dorado Auz.

auz3@correom.uson.mx

Foto principal: politico.mx

 

El diálogo necesario

El diálogo necesario

Decía el gran Saramago que las cosas siempre parecen fáciles de resolver vistas desde lejos, pero que quienes están en el terreno, quienes tienen que salvar de hecho los escollos, a ésos hay que escucharlos con atención antes de tomar ninguna decisión.

A veces, decía el gran escritor, somos como un pez enganchado al anzuelo, nos agitamos, tratamos de desprendernos, damos tirones del hilo, pero no conseguimos comprender por qué un simple pedazo de alambre curvado ha sido capaz de prendernos y mantenernos presos, quizá nos soltemos, no digo que no, pero nos arriesgamos a que el anzuelo se nos quede atravesado, nos decía.

Si reflexionamos un poco sobre tales premisas, entenderemos la importancia de fomentar el diálogo entre quienes tienen la obligación de resolver un problema. Ha sido precisamente el DIÁLOGO el gran ausente en los conflictos sociales en que me ha tocado participar. De hecho, siempre fui un promotor entusiasta de abrir puertas de participación ciudadana. Estoy convencido que a las personas las conocerás por sus hechos y no por las intrigas que se profesan cuando logras llamar la atención de un gobernante.

Recuerdo que cuando Javier Gándara quería construir un lago artificial en el Parque Madero, fue necesaria una sola plática entre quienes nos oponíamos al proyecto y las autoridades municipales, para dejarle claro al entonces alcalde de la inviabilidad de su propuesta. No lo aceptaría públicamente, aunque ese gesto lo hubiera enaltecido, y en su lugar decidió darle el crédito de su cambio de parecer, a una organización de vecinos

También se han presentado DIÁLOGOS ENGAÑOSOS como los que propició Manlio Fabio Beltrones cuando impuso la Ley 4 en la Unison. Sanchez Cereso, su brazo derecho, se haría famoso por engañar a través de la palabra y engatusar de esa manera a líderes de cualquier índole. Eduardo Bours, por su parte, al carecer de una formación política sólida, evitaba cualquier tipo de diálogo con sus verdaderos adversarios. Nunca accedió el cajemense a sentarse en una mesa de negociación con quienes nos oponíamos a la destrucción del Parque de Villa de Seris.

¿Será capaz Claudia Pavlovich de entablar un verdadero DIÁLOGO con trabajadores y autoridades de la Universidad de Sonora para evitar el estallamiento de Huelga, o por el contrario seguirán cometiéndose torpezas como la que puso en jaque a nuestra Universidad cuando el ahora secretario de salud pretendió imponer a chaleco la armonización, con la Ley 38, del importante rubro de cotizaciones al ISSSTESON para la jubilación de los profesores?

Aunque no es su papel, el STAUS decidió ofrecer una propuesta de solución. Eso originó que la dirigencia sindical sometiera a PLEBISCITO su propuesta y durante esta semana se conocerá el sentir del profesor universitario. Sea cual sea el resultado, el gobierno tendrá la oportunidad de demostrar si es capaz de entender el sentir universitario. Por ejemplo, si se avala la propuesta sindical, deberá garantizar un aumento salarial por encima del tope impuesto a nivel nacional, para que el impacto del aumento del uno por ciento en la cotización no repercuta en el bolsillo de los profesores. Esto es, deben proporcionarse recursos a la Universidad para amortiguar el golpe de la nueva cotización. En caso de que no se acepte la propuesta, mal haría el gobierno en ningunear al trabajador universitario.

Queriendo o no, a empujones, dentro de la Universidad se está buscando la COHESIÓN a pesar de muchas desconfianzas. Cualquier nuevo error de la autoridad podría ser muy costoso para la universidad y para la autoridad misma. Veremos, entonces, si quienes están al frente tienen capacidad de gobernar o sólo la intención de burlarse de las peticiones sindicales.

Por Isabel Dorado Auz.

Foto principal: http://zetatijuana.com/2015/09/beltrones-nuevamente-gobierna-sonora/

Un pato antiterrorista

Un pato antiterrorista

Al Pato de Lucas le he seguido la pista desde que fue parte de la sub 17 que se incorporó al equipo de Eduardo Bours, cuando juntos desgobernaron al estado de Sonora. Le recuerdo muchas facetas, pero honestamente no la de antiterrorista.

Recuerdo, por ejemplo, aquel vergonzoso episodio ocurrido en el 2008, cuando fungía  como presidente del PRI SONORA y muy solícito acudió al Juzgado Tercero Penal contiguo al CERESO y logró, a eso de las 22:00 horas, que el juzgado se abriera para que un juez, viniera a su fuente de trabajo en ese horario y elaborara los acuerdos y los autos necesarios para que Adriana González, quien fue encarcelada por oponerse a la destrucción del Parque de Villa de Seris, pudiera salir libre ya que el Pato pagó la fianza que se resistía a cubrir la procesada y casi a empujones la pusieron en libertad.

Del 2006 al 2008 había sido Secretario de Seguridad Pública, durante ese periodo se presentó una detonación de granadas en las instalaciones del periódico Cambio-Sonora, el cual finalmente cerraría sus ediciones; en mayo de 2007 ocurriría una masacre por rumbos de Arizpe donde el saldo final fue de 22 muertos. Desde entonces, la inseguridad llegó para quedarse en Sonora.

De su paso por Pro México, justo cuando arribó al poder político Peña Nieto, Eduardo Torreblanca, columnista de El Financiero, diría: “Cierto o no, lo evidente es que el Pato Lucas no está más en un puesto clave de la promoción económica nacional y que ningún ‘animal político’ como el nacido en Magdalena de Quino (sic) habría de aceptar un puesto para luego renunciar a él por “proyectos personales” que presumiblemente estarían ligados a su partido en su estado”. Claramente, diría el columnista, no sólo no era su vocación la promoción externa de México, sino que además se dio el lujo de dejar esperando en antesala, mucho más de lo prudente, a un director de prominente marca automotriz de 2 letras en México.

Que les puedo decir, mis estimados lectores, del paso del Pato por rumbos de la Secretaría de Educación y Cultura, a la que casi convertía en la Secretaría de Promoción Deportiva, Michael Jordan incluido. Podría aplicársele quizá el dicho de que “el que nada sabe nada teme”, pero creo que no lo entenderían las 5 decenas de profesores que han sido despojados de su fuente de trabajo por negarse a validar la mal llamada Reforma Educativa. Incluso, me pregunto, qué cartas credenciales le presentaría el Pato de Lucas, en caso de llegar a la alcaldía, al que, según las encuestas, será el próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien ha repetido una y mil veces que la Reforma Educativa será lo primero que echará abajo.

Pero qué tiene que ver todo lo anterior con el pato antiterrorista, tal y como se titula mi colaboración. Pues para sorpresa mía, el personaje en cuestión tuvo como invitado nada más y nada menos que a John Pistole, “Juan Pistolas”, dirían los columnistas locales. Pistole fue quien dirigió el programa antiterrorista después de los atentados de septiembre de 2001, en la administración de George Bush hijo. Durante el gobierno de Barack Obama, Pistole asumió la jefatura de la agencia de seguridad en los transportes implementando una serie de medidas extremas para evitar posibles actos terroristas. Estas medidas provocaron una serie de protestas tras numerosas quejas, entre las que se incluían el retiro de una prótesis mamaria a un mujer “sospechosa” o la de un sobreviviente de cáncer de vejiga, a quien le pincharon la bolsa de su orina, como medida de precaución, por si ocultaba “algo” ilegal.

Me sorprende la audacia del Pato de Lucas, pero más me sorprendería que los hermosillenses lo convirtieran en alcalde a pesar de no haber dado resultados en todos los puestos que ha ocupado. Hoy en día, por ejemplo, los policías locales tienen permiso para matar y lo han venido ejerciendo, principalmente en contra de los “macheteros”, imagínense lo que ocurrirá con los consejos del zar antiterrorista.

Pura leyenda.

 

Isabel Dorado Auz

 

El STAUS y el ISSSTESON

El STAUS y el ISSSTESON

Empieza a comentarse en pasillos universitarios que la actual dirigencia del STAUS le hará el trabajo sucio a la administración priista y eso abrirá la puerta para encajarle, a chaleco, el nuevo convenio a los trabajadores universitarios. Me niego a creerlo, pero los siguientes días nos darán señales más claras.

Por lo pronto, el exdirigente sindical, Jorge Rountree Cons, circuló una especie de reflexiones que deben ser tomadas en cuenta. Entre otras, nos dice que “El Convenio ISSSTESON-UNISON vigente tiene carácter de obligatoriedad, y no tiene fecha de caducidad, sino una intención explícita de que pudiera modificarse”. Luego entonces, ¿cuál es el apuro por negociar con un gobierno que seguramente tendrá características distintas una vez que ocurra el proceso electoral. Nos advierte que la ley 38 del ISSSTESON no rige las condiciones, ya que eso le corresponde al Convenio, tal y como ocurrió entre 1990 y 2005 cuando el convenio vigente establecía que pagáramos 2% más que lo establecido en la entonces ley vigente, ya que el convenio establecía 26% global entre universidad y trabajadores, y la ley establecía 24%.  Rountree nos informa, también, que la ley federal del trabajo obliga al Estado a otorgar seguridad social.

Un dato nada despreciable que nos aporta Jorge es que el abogado del STAUS fue asesor jurídico del ISSSTESON, cuando el director era Carlos Millán Félix, en tiempos de Manlio Fabio Beltrones. Se supone que este individuo cuenta con información privilegiada que podría utilizar en beneficio de los trabajadores y detener este segundo atraco que se pretende asestar a nuestro sindicato después del desfalco de más de seis mil millones de pesos. Después de lo anterior, uno se pregunta, ¿qué interés puede tener la actual dirección sindical para acelerar la firma de un Convenio que, a todas luces, es lesivo para los trabajadores universitarios?

Otto Claussen

La pregunta anterior, toma mayor sentido cuando empieza a circular información en torno a un presunto beneficio que está recibiendo Otto Claussen, hermano del anterior director del ISSSTESON, a través de las farmacias YZY, antes Farmacón, propiedad del hermano incómodo del ahora secretario de salud. Recordar que Otto fue director del ISSSTESON en el sexenio de Eduardo Bours, mismo en el que se aprobó la actual Ley 38. Luego entonces, surge otra pregunta, ¿qué relación tienen los hermanos Claussen Iberri con el DESFALCO de los seis mil millones de pesos?

No les parece extraño, por lo menos, mis queridos lectores, que nuestro sindicato tenga apuro por “resolver” este problema. Son tiempos de unir fuerzas y si dos de las planillas contendientes en el pasado proceso electoral interno, que juntas son mayoría, están cuestionando al actual Comité Ejecutivo, parece natural invitarlos a que se unan para frenar la embestida que proviene precisamente de parte de quienes no han hecho nada por recuperar los seis mil millones de pesos desfalcados.

Por lo pronto, este lunes 19 de febrero, los integrantes de lo que fuera la Planilla Negra vamos a reunirnos y propondré que hagamos una estrategia conjunta con los Platinos y con liderazgos sindicales muy bien identificados, para que mostremos un mayor grado de organización todas las fuerzas internas que nos oponemos a este nuevo atraco.

Isabel Dorado Auz

Desfalco en el ISSSTESON

Desfalco en el ISSSTESON

Es cuestión de tiempo para que se sienten a la mesa de negociación, autoridades estatales y federales, instituciones adheridas al ISSSTESON y organizaciones sindicales afectadas para plantear soluciones a un problema generado por el poder político y que afecta directamente a la clase trabajadora.

Foto de Dossier Político, sobre la investigación en 2015.

Nos dice la Revista Proceso, en nota publicada el 26 de octubre de 2015, que el desfalco financiero de esta institución fue documentado en 2012 por el Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización (ISAF) y denunciado en 2013 ante la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE). Esto es, desde la administración de Guillermo Padrés. En aquel entonces, el director del instituto, Enrique Claussen, acusó que el Isssteson estaba más endeudado que la delegación sonorense del IMSS, debido a que esta última sólo tenía un pasivo de 20 millones con la responsabilidad de atender a un millón 600 mil derechohabientes, mientras que la dependencia estatal arrastraba un faltante de 4 mil 103 millones con sólo 175 mil usuarios.

El 19 de noviembre del mismo año, Proceso señala que la dirección del Isssteson encontró un quebranto financiero superior a los seis mil 101 millones de pesos según constaba en cinco denuncias interpuestas en la recién creada Fiscalía Anticorrupción. Enrique Claussen, detallaba que el destino de 17 millones se investigarían en el órgano de control administrativo, cuatro mil 171 millones en la Fiscalía y mil 913 en la Contraloría General estatal. Claussen Iberry informaba que además se solicitó a las instancias correspondientes se investiguen todas las cuentas bancarias y movimientos financieros de los funcionarios de primer nivel que encabezaron el ISSSTESON en el sexenio anterior, así como de sus familiares directos.

Para que se den una idea, estimados lectores, el desfalco equivale a un año del presupuesto de egresos del ISSSTESON y a la construcción de 10 hospitales de alta calidad, o para ponerlo en términos universitarios, es tres veces el presupuesto anual de nuestra Universidad de Sonora.

La pregunta que surge de inmediato es: ¿qué ha pasado con estas investigaciones, a qué nivel van?, para terminar con otra pregunta incómoda ¿Qué están haciendo los sindicatos para recuperar el dinero robado? Al parecer todo quedará en familia, prianista, y pretenden que nosotros los trabajadores resolvamos el problema financiero provocado por ellos, el gobierno. Al menos esa es la impresión que nos queda a los trabajadores universitarios cuando leemos la “propuesta” de Convenio que nos mandó la Junta Directiva del ISSSTESON, donde se pretende que pasemos de pagar un 6% de nuestro salario a un 17.5%, lo cual prácticamente triplicaría nuestras contribuciones y sin la seguridad plena de que no habrán de robarse nuevamente nuestros recursos.

El documento amenazador.

Por esa razón, quienes formamos parte de la corriente emergente Fuerza Negra, nos oponemos rotundamente a cualquier tipo de convenio mientras no se clarifique el destino que tuvieron esos seis mil millones de pesos. Nos queda claro, que si el gobierno pudo “rescatar” a los bancos con el FOBAPROA, que eran miles y miles de millones de pesos; el gobierno estatal, quizá con el apoyo del gobierno federal, se tiene que hacer responsable de la reposición del dinero desfalcado. Nosotros, los trabajadores, no somos los responsables del desfalco y, por lo mismo, no debemos ser quienes paguemos los platos rotos.

Es muy importante señalar que nos sentimos agredidos por el oficio entregado por el Isssteson a la Unison, donde se notificaba que se cancelaría la prestación de servicios médicos al personal después de transcurrido un periodo improrrogable de únicamente 60 días contados a partir del 1 de enero de 2018. Aunque a principios de año, el Isssteson informaba vía telefónica, a decir del secretario general del STAUS, que se cancelaba ese aviso, no se ha emitido aún el oficio correspondiente. Sin duda, no será con este tipo de amedrentamientos como se pueda establecer un diálogo verdadero, para darle un tratamiento especial a la problemática planteada, para lo cual necesariamente se tiene que retomar el problema del desfalco y dar garantías de que nuestro dinero no caerá nuevamente a manos de los vivales, esos que constituyen la mafia del poder denunciada por un precandidato presidencial.

Por: Isabel Dorado Auz

Foto destacada: Enrique Claussen, marthaperezdiva.blogspot.com

¿Democracia en México?

¿Democracia en México?

Dice Leonardo Valdez Zurita que los partidos son hijos naturales de la democracia, pues donde no existen no se puede hablar de democracia y sin ellos la democracia no existe. Sin embargo, inmediatamente surge la pregunta, ¿puede haber democracia con partidos antidemocráticos?

Desde mi punto de vista, en México estamos arribando a la muerte de la democracia, entendiendo lo anterior como la ausencia del poder del pueblo sobre el devenir de nuestro país. Esto es, demos=pueblo y cratos=poder no aplica para nuestra forma de hacer política. Simple y sencillamente, los partidos han dejado de consultar a su militancia para definir los mejores perfiles de quienes deberán ser sus candidatos rumbo al proceso electoral de 2018.

El PRI sigue sirviendo a los intereses de una cúpula de personajes siniestros que no dudan en mandar asesinar a sus adversarios cuando sienten que sus intereses se pondrán en riesgo. No menos grave es el criminal peso impositivo que le están cargando a una clase media que ya no siente lo duro sino lo tupido. Ahora, el PRI, en su soberbia, ha decidido lanzar de nuevo a un tecnócrata, tal y como lo hiciera con Salinas de Gortari en 1988 y empieza a configurarse un nuevo fraude electoral para imponer a José Antonio Meade, a como de lugar, entendiendo que la recién aprobada Ley de Seguridad Interior le facilitará usar al ejército, nuevamente, para reprimir las manifestaciones populares. Ante este panorama, la militancia priista simple y sencillamente solo acata los dictados de sus “dirigentes”, avalando de esa manera el tradicional dedazo.

Por rumbos de Morena, las cosas no son muy distintas. Andrés Manuel encontró muy efectivo el proceso vertical de toma de decisiones que lo formó cuando era parte de las masas priistas. Ahora, cuando se le ocurre implementa un proceso aleatorio, la tómbola, para designar candidatos a los diversos puestos de elección popular, lo cual incluye la determinación de qué genero habrá de agenciarse la candidatura de tal o cual lugar. Esto es, en Sonora, por ejemplo, ya se sabe que distritos electorales federales tendrán como candidatas mujeres y cuales distritos serán los que se agenciarán los hombres. Hablar de capacidades personales dejó de ser importante, por lo tanto, los perfiles de los candidatos pasan a segundo término.

Por rumbos del PAN, para ser más propios habría que decir del “Frente Ciudadano”, aunque formalmente aún no se consolida nada, no cantan mal las rancheras en cuanto a procesos antidemocráticos para seleccionar a sus candidatos. Hace poco, Diego Fernández de Ceballos se congratulaba de que al menos el proceso requeriría de tres dedos para la designación de los representantes del Frente en las candidaturas rumbo al 2018. Esto es, serían los presidentes de los tres partidos (PAN, PRD y Movimiento ciudadano) los grandes electores puesto que no podrían arriesgarse a que el PRI metiera las manos si se convoca a un proceso electoral abierto a la ciudadanía.

En resumen, por las razones que quieran, hay una verdad contundente, ninguno de los partidos llevará a cabo un proceso de votación interna, en urnas abiertas a la militancia, para seleccionar a sus candidatos.

La única esperanza son las candidaturas independientes, pero hasta esas están siendo viciadas con los militantes partidistas que pasan de la noche a la mañana a ser candidatos “independientes”.

Por Isabel Dorado Auz.

 

La amenaza del ISSTESON

La amenaza del ISSTESON

No son pocos los trabajadores académicos que andan nerviosos por la intentona del director del ISSTESON de imponer un convenio a todas luces retrógrado que firmaría, supuestamente, el actual rector de la Universidad de Sonora, Enrique Velázquez, con la complacencia, dicen, del actual Comité Ejecutivo del STAUS para que “sanen” las finanzas del manoseado instituto de seguridad social.

Enrique Velázquez, rector de la Unison

El problema que se avecina es de gran magnitud, ya que se pretende modificar los montos que aportan tanto la Universidad como los trabajadores, con incrementos verdaderamente onerosos para ambas partes, con lo cual se “resolvería” el problema que crearon los prianistas con tanto manoseo de los recursos que aportamos los trabajadores a esa institución.

Solo para que se dé una idea, estimado lector(a), se pretende que, en conjunto, la Unison y los trabajadores pasen de pagar el 26% del sueldo integrado, convenido en Marzo de 1990 y que permanece vigente, a un 55% tal y como se propone en el proyecto de convenio que presentó el director general del ISSSTESON a la Universidad de Sonora en noviembre de 2016. Se pretende en dicho documento que los trabajadores incrementen sus cuotas al ISSSTESON pagando, de hoy en adelante, 17.5% de su salario integrado para “garantizar” todos los servicios que presta la institución de Seguridad Social. Esto es, si no pagan no hay garantía de nada, por ello la amenaza es contundente y se han atrevido a poner ultimátum que se ha ido posponiendo. La Universidad por su parte pasaría de pagar 20% a un 37.5%.

Como un aliciente para el trabajador, no es burla, ambas partes están de  acuerdo  y  convienen  en  que  el  pago  póstumo  será  por  la cantidad de $600.00 (SEISCIENTOS PESOS 00/100 M.N.). Claro está, “La Universidad”, se obliga a pagar  a “EL ISSSTESON”, por cada trabajador  afiliado, la  cantidad de $2.28  (DOS  PESOS  28/100  M.N.)  mensuales, para financiar el costo del pago póstumo ordinario por fallecimiento de sus trabajadores y pensionados y jubilados

Además, se establece la siguiente advertencia “En el caso de que “La Universidad” no realice el pago correspondiente de las cuotas y aportaciones derivadas del presente Convenio, acepta que “EL ISSSTESON” dé de baja a los trabajadores que hubieran estado afiliados a EL ISSSTESON, en los términos que quedarán establecidos en las Cláusulas relativas a causas de terminación y/o rescisión del presente”.

Cabe resaltar que en ninguna parte del Proyecto de Convenio se especifica alguna acción tendiente a recuperar los miles de millones de pesos que han desaparecido en las últimas administraciones del ISSTESON. No hay que olvidar que fue un funcionario Beltronista, Germán Uribe Corona, el que signó el Convenio de 1990 y que es un gobierno Beltronista, el de Claudia Pavlovich, el que quiere imponernos esta onerosa carga a los trabajadores universitarios.

Por tal motivo, vale la pena recordar que si no somos capaces de frenar esta amenaza del director del ISSSTESON, los Beltronistas no solo habrán conseguido imponernos la Ley 4, sino que ahora también conseguirán que les paguemos sus campañas electorales a través de nuestras aportaciones a una institución que han manoseado a placer en los últimos 30 años.

No permitamos que los beneficiarios del Beltronismo, esos que negociaron la implementación de la Ley 4, nos asesten un nuevo golpe. Basta ya de servilismo a un grupo que se ha enriquecido a nuestras costillas y que han creado toda una mafia política que lucra con nuestros ingresos.

Por: Isabel Dorado Auz.

auz3@correom.uson.mx

El mal oro

El mal oro

Aunque nos lo han querido vender como un activo importante del PRI, el “presidente” municipal ha mostrado en poco tiempo que su apodo es congruente con el ejercicio de oropel que ha mostrado desde la alcaldía hermosillense.

Se ve y se nota que las decisiones no las toma él, pero si tiene que apechugar todo el descontento social que generan las ocurrencias de sus padrinos políticos, quienes han de pensar que el pueblo hermosillense soportará estoicamente todos los aumentos que se han implementado en lo que va de este desastroso trienio.

Primero fue el aumento en el servicio de agua potable, que provocó la emergencia de un grupo opositor, hoy llamado Ciudadanía Activa, que tiene en tribunales dos amparos en contra de los dos aumentos que le aprobó el congreso del estado. Después, fue esa especie de negocio que le representó la concesión del Servicio de Alumbrado Público, donde surgió otro grupo opositor que tiene en tribunales otro recurso jurídico y, ahora, viene el aumento del predial. De seguir así las cosas, Santa Ana le quedará corto y hasta podría ocurrírsele cobrarnos impuestos hasta por respirar.

Obvio decir que no se ve el progreso que habría de esperarse de tanta recaudación. Los baches, que prometió combatir, brotan a la primera lluvia importante que se presenta y el negocio, de seguir rellenando los baches ya existentes con materiales de baja calidad, sigue boyante y engordándole los bolsillos a personajes que seguramente financiaron su campaña política. Los policías siguen persiguiendo borrachos y la delincuencia está más suelta que nunca, a tal grado que muchos hermosillenses han decidido no perder su tiempo en denuncias ministeriales que no conducen a nada y que solo sirven para perder el valioso tiempo de la gente trabajadora.

Los Coppel siguen robándose los terrenos del vaso de la presa y el “gobernante” ni por enterado se da. Familias enteras están sufriendo un acoso permanente por defender sus posesiones y la “autoridad” solo ha servido para privar de la libertad a quienes siempre han vivido en esos terrenos. Hablar de Justicia parece ser un mal chiste en tiempos donde las influencias están por encima de los derechos ciudadanos. Como denunciar, si los medios independientes dejaron de existir por voluntad propia y solo existen unas honrosas excepciones.

Se escuchan muchos lamentos cuando uno camina por las calles. Maldiciendo en cada momento al gobierno corrupto que dirige los destinos de la ciudad, del estado y del país.  Sin embargo, todo parece imposible y se duda de cualquier líder honesto que pueda surgir. Esos mismos ciudadanos que se quejan del amasiato de la prensa y el poder político, ponen atención a las descalificaciones que surgen de los descalificados medios de comunicación. Les siembran la duda y les inyectan el veneno de la desconfianza.

Por esas razones el Mal Oro sigue haciendo sus torpezas y sueña con repetir en la alcaldía. Está convencido de que el poder mediático lo mantendrá a flote y que puede darse el lujo de incrementar otros impuestos o servicios, asumiendo siempre “el costo político”, seguro de que tendrá recursos para ofrecer nuevamente despensas y, si se puede, tarjetas en el próximo periodo electoral.

Por Isabel Dorado Auz.

Ante la cero oposición en Sonora, una alternativa

Ante la cero oposición en Sonora, una alternativa

Veo con tristeza que los ciudadanos nos hemos quedado solos, huérfanos de verdaderos representantes, para enfrentar las malas decisiones que ha tomado quien encabeza la responsabilidad de gobernar el estado, Claudia Pavlovich. Los partidos políticos en el congreso del estado, o en los ayuntamientos, simple y sencillamente se han sumado al carro tricolor y poco o nada hacen por diferenciarse del omnipresente Partido Revolucionario Institucional.

No solo fue el triste espectáculo que brindaron los regidores del PAN en el municipio de Hermosillo cuando se aprobó la concesión del Servicio de Alumbrado Público, los acuerdos en lo oscurito para que se incrementaran las tarifas del servicio de agua potable y el incremento en las multas de tránsito; sino que ahora nos salen con que se aprueban la gran mayoría de las cuentas públicas municipales y le extienden un cheque en blanco a la “gobernadora” al aprobar la cuenta pública estatal.

Se acabaron los tiempos en que los partidos de oposición convocaban a hacer manifestaciones de protesta e incluso se atrevían a tomar los edificios de gobierno mal llamados palacios. Hoy el ejercicio de la política consiste en hablar mucho y hacer prácticamente nada. Nuestros “ilustres” representantes encontraron la comodidad de contratar personal para que se encargue de elaborar discursos huecos sobre políticas públicas, en lugar de contratar a verdaderos profesionales que podrían encontrar en las instituciones de educación superior, con que cuenta nuestra entidad, para dar solución de fondo a diversas problemáticas que tal parece que llegaron para quedarse.

Por ejemplo, la contaminación de terrenos por rumbos del sur de la ciudad es un problema añejo que lleva décadas desde que se instaló el Cytrar en ese lugar y del que poco sabemos cómo opera hoy en día, habría que agregarle el problema reciente de la contaminación del Río Sonora y lo poco que nos informan acerca de cuál es realmente el grado de contaminación del agua que consumimos los que vivimos en Hermosillo. La devastación de las pocas áreas verdes con que contaba nuestra ciudad ha provocado, sin duda, un incremento en la contaminación del aire, pero nadie nos informa qué niveles se han alcanzado en los últimos años.

Seguimos exigiendo Justicia en torno a la tragedia de la Guardería ABC, pero nuestros “representantes” no mueven un solo dedo para impulsar un avance importante en las investigaciones. Al conflicto generado por el Acueducto Independencia, que surte de agua a nuestra capital, ahora hay que sumarle el conflicto generado por el gasoducto que tiene, una vez más, enfrentados a los Yaquis con el poder económico de unos cuantos, quienes a final de cuentas son los que realmente gobiernan al estado de Sonora.

La proliferación de los “consejos ciudadanos” solo ha servido para incrementar los costos del quehacer político, brindándoles un jugoso sueldo a quienes validarán las triquiñuelas de los “políticos”, tal y como lo ha hecho la Comisión Estatal de los Derechos Humanos y ahora se unirán seguramente el Comité Ciudadano Anticorrupción que nació muy cuestionado, así como el Consejo Ciudadano del Transporte, que sin consultar a quienes supuestamente representan, autorizaron el incremento de las tarifas de transporte con la promesa, siempre incumplida, de que mejoraría el servicio.

Hay muchos temas más que agregar, pero resulta inútil mencionarlos mientras no asumamos como sociedad el reto de organizarnos y darle un giro a las nefastas “costumbres” políticas. Por eso, en Hermosillo hemos decidido un grupo de inquietos ciudadanos darle vida a un grupo que impulsará las candidaturas independientes. Nació como Hermosillo Independiente y en poco tiempo muestra un gran potencial, Asumimos pues, la tarea de ofrecer una alternativa a la sociedad hermosillense y pronto se habrán de conocer las propuestas y plataforma de gobierno que se pondrá al escrutinios de los ciudadanos de este importante municipio de Sonora.

Isabel Dorado Auz

auz3@correom.uson.mx

Ecos de la contienda sindical

Ecos de la contienda sindical

Solo por no dejar, comentaré algunos sucesos ocurridos durante la contienda por la dirigencia del Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad de Sonora, a través del sentir de algunos docentes a quienes aprecio mucho.

En plena contienda electoral, una maestra nos hizo la petición de que lleváramos a cabo una colecta de víveres para ayudar, de esa manera, a quienes lo perdieron todo con los recientes sismos que padeció el centro y sureste de nuestro país. Me opuse a esa petición argumentando que, afortunadamente, era mucha la ayuda que se estaba brindando en ese momento y que sería mejor realizar nuestra colecta cuando la ayuda viniese en declive. Otra maestra secundó mi propuesta argumentando que se vería como una acción muy oportunista.

Surgió también la propuesta de que canceláramos nuestras campañas y pospusiéramos para otras fechas la elección de nuestro Comité Ejecutivo. Sin embargo, al ser una campaña muy corta y que estaba en sus últimos días, la propuesta no tuvo eco. Aun así, nos movió el tapete a quienes conformamos la planilla negra, dado que nos vimos inmersos en una situación muy parecida a la que padecieron los partidos políticos a nivel nacional. En nuestro caso, a través de uno de nuestros integrantes se propuso que el dinero destinado a los festejos de diciembre y del día del Maestro se donaran a una cuenta especial para contribuir con nuestro granito de arena a la reconstrucción de las zonas afectadas. La idea era que actuáramos institucionalmente y que fuese el actual Comité Ejecutivo quienes operaran la propuesta. Dado que no fue tomada en cuenta la propuesta, esperemos que el Comité Ejecutivo entrante sea sensible a esta petición.

En Navojoa, una profesora jubilada nos hacía saber sobre el pésimo servicio que les ofrece el ISSSTESON en ese municipio y que, en ocasiones, tienen que trasladarse hasta Ciudad Obregón para tratarse algunas enfermedades. Acá en Hermosillo, otro maestro nos alertaba sobre la posibilidad de que las autoridades del ISSSTESON nos impusieran un convenio a través de una “negociación” con el actual Comité Ejecutivo o con el entrante de ganar, como ocurrió, la planilla dorada amarilla. Ante esto, la planilla negra estará alerta y buscará por todos los medios que la base sindical sea la que tome la última palabra. En Ciudad Obregón, nos pareció interesante la propuesta de que la delegación sindical se encargara de convocar a los candidatos y generar así una especie de intercambio de ideas. Desafortunadamente, las cosas no ocurrieron así, e incluso se cruzó una reunión de Academia con el evento que la planilla negra programó para esa Unidad Académica.

Mención aparte merece esa especie de masoquismo que experimentamos los mexicanos. Un profesor de nuestra planilla regresó muy contento de una gira que realizó por los municipios de Santa Ana, Nogales y Caborca, donde los maestros visitados hablaron peste de los actuales dirigentes del STAUS y se esperaba, en consecuencia, un voto de castigo para la planilla dorada amarilla. No solo eso, la planilla platino también fue severamente criticada y, obvio, se hicieron cuentas alegres del impacto de nuestra campaña en las unidades de nuestra Alma Mater ubicadas en esos municipios. Al final, solo se consiguieron unos cuantos votos.

Para finalizar, quiero compartir con Ustedes, amables lectores, una percepción muy personal. Me dio la impresión de que la planilla platino no jugó para ganar, a pesar de contar con todo el apoyo de la administración universitaria. Vi a los integrantes de la planilla dorada amarilla cosechando una amarga victoria, ya que en sus rostros no se percibía la alegría de la victoria obtenida, sino más bien la incertidumbre de qué hacer para conjuntar esfuerzos primero internamente, dada la alianza de dorados amarillos y azules, y después con el resto de las planillas para hacer realidad una de sus propuestas de campaña, el fortalecimiento del STAUS a través del fomento a la Unidad. La planilla negra, por su parte, finalizó fortalecida y viéndose como la verdadera ganadora del proceso, ya que cosechar 342 votos, partiendo de cero, le significó un salto cuantitativo y cualitativo que la posiciona como un referente obligado en la toma de decisiones sindicales.

Por: Isabel Dorado Auz.