Author Archives: Aaron Tapia Ensalada de Tópicos

Radio y TV Universidad ¡les vale madre!

Radio y TV Universidad ¡les vale madre!

Por Aarón Tapia.

Tratando de entender el por qué la Universidad de Sonora no cuenta con una radio y televisión con contenidos y producciones de calidad que resulten atractivos para las audiencias, a pesar de que tiene todo para contar con ello, me di entonces a la tarea de cuestionar a algunos trabajadores de estos medios y la respuesta más recurrente que encontré fue: “porque a las autoridades universitarias y al sindicato (STEUS) ¡les vale madre!”

Y esta respuesta encontró su lógica en la revisión del proceso para constituir el Consejo Ciudadano de Radio y Televisión de la Universidad de Sonora.

El 18 de octubre del 2018 se lanzó la convocatoria dirigida a todos los ciudadanos interesados en ocupar el cargo de Consejero y el 26 de ese mismo mes fue emitida el acta relativa a la selección de los integrantes de este Consejo y para el 31 de octubre del mismo año fue la toma de protesta, tanto del Consejo como la del Ombudsman de las audiencias.

Todo este protocolo que suponía venir a darle un gran impulso como parte medular para generar los cambios e innovaciones pertinentes en la radio y tv de la Unison y así empezar a generar esos contenidos y producciones de calidad para las audiencias que consoliden el trabajo de vinculación entre la comunidad universitaria y la sociedad sonorense, resultó ser a final de cuentas, toda una vulgar simulación, solo para evitar una multa del IFETEL ya que por ley todas las concesiones de medios de comunicación están obligados a contar con estas dos figuras defensoras de audiencias y en ese lapso se encontraba en el incumplimiento de esta obligación.

Los seleccionados para integrar el Consejo Ciudadano fueron los periodistas: Rosa Angélica Fimbres, Luis Alberto Viveros y Luis Alberto Medina. Y el Ombudsman, el también periodista Juan Carlos Zúñiga. Este último, su designación es por la propuesta del Rector universitario a la Comisión Especial de Radio y Televisión de la Unison, una vez aprobada por esta, se turna al IFETEL para evaluar y posteriormente aprobar o desaprobar el perfil.

El 30 de octubre Luis Alberto Viveros, en su columna que le llamo, “Compromiso con Unison”, puntualizó que la invitación para integrar dicho Consejo fue de manera directa.

“Fue una invitación del director de comunicación social de la Unison, José Felipe Medina, lo que nos llevó a los cuatro a este encargo, el cual asumimos con compromiso real”. Esto contradice totalmente a la convocatoria emitida por la Universidad de Sonora, porque evidencia que los perfiles para integrar el Consejo ya estaban previamente seleccionados de manera directa desde antes de la convocatoria.

Por otra parte, conformaron la Comisión Especial de manera burda y desaseada. Los supuestamente encargados de evaluar y seleccionar los perfiles para integrar el ya mencionado Consejo Ciudadano, donde uno de sus tres integrantes, Cristóbal García Bernal, Subdirector de Comunicación de la Unison, actualmente se encuentra cumpliendo con una inhabilitación para la función pública (Exp. I/59/16), por la participación en un compra-venta ilegal de un predio en Puerto Peñasco cuando éste fungía como Director de Comunicación en ese Ayuntamiento. A pesar de que en el estatuto general de la Universidad de Sonora se enfatiza que quienes laboren para esta institución deberán ser personas honorables. Y aquí la pregunta es, con este antecedente de García Bernal ¿se podría considerar una persona honorable? Es evidente que su contratación se debe a su estrecha cercanía con el Director de Comunicación Social Felipe Medina.

En una situación similar se encuentra el propio Director de Comunicación José Felipe Medina, quien ostenta un título profesional de Ingeniero Agrónomo, lo cual contraviene al manual de organización de la Dirección de Comunicación de la Unison, donde se especifica categóricamente que el perfil para este puesto, deberá ser para alguien con título de comunicación, periodismo, relaciones públicas o carreras a fin. No obstante, Medina como profesor en esta universidad, imparte la materia de Desarrollo de Campañas Publicitarias, en la carrera de Ciencias de la Comunicación, su perfil de Ingeniero Agrónomo es totalmente inadecuado para la impartición de esta materia.

Pero, ¿cuál es el mérito de Felipe Medina para ocupar ese cargo de dirección e impartir esa materia? Su añeja amistad con el rector Enrique Velázquez.

En los lineamientos del Consejo Ciudadano de Radio y Televisión de la Universidad de Sonora, en su artículo 15 menciona que: El Consejo deberá reunirse por lo menos una vez cada 6 meses en sesión ordinaria. Podrá también reunirse en sesiones extraordinarias, cuando sea convocado por la Presidencia del Consejo.

A un año de la conformación de este Consejo, a excepción del 31 de octubre del 2018, día en que este Consejo tomó protesta, no ha existido ni una sola sesión de sus consejeros, lo cual hace imposible el cumplimiento del artículo 4 que define en gran medida el quehacer de los consejeros y que indica: Para el logro de sus objetivos, el Consejo contará con facultades de opinión y asesoría en las acciones, políticas, programas y proyectos que desarrollen las emisoras de Radio y Televisión.

Felipe Medina (izquierda) con el rector Velázquez Contreras y Rodolfo Basurto.

Por otro lado, semanas después de su nombramiento como Ombudsman de las audiencias, Juan Carlos Zuñiga con la intención de proponer algún plan de trabajo, solicitó ante José Felipe Medina una reunión con los directores de radio y de televisión, Emma López y Luis Alfonso Partida, respectivamente, la cual nunca se llevó a cabo, evidentemente por la falta de interés de José Felipe, quién jamás proporciono información sobre dicha petición.

Vivimos en una sociedad de simulacros y simuladores, es decir, de pantomimas, comedias, teatro vulgar puesto en escena por quienes han profesionalizado el arte de engañar y arrebatar los derechos a quienes constituyen el sustento ciudadano.

El simulacro es la imagen del impostor, el engañador de oficio en que un gran sector del periodismo se ha convertido y que ahora lo trasladan a un Consejo Ciudadano y a la Universidad de Sonora.

La mentira es el fundamento del simulacro, una mentira disfrazada de verdad. Con esta herramienta el simulador produce un juego de luces que causa la ceguera ciudadana.

Si el simulacro es teatro, la simulación es actuación, cada uno, como en la Divina Comedia, representan el rol que han escogido para proseguir la simulación y no existe simulacro sin simulador, que más doloroso para nuestra sociedad que la politiquería de la simulación se replique en la máxima casa de estudios de Sonora.

Aarón Tapia. Periodista conductor del programa de radio La Tertulia Polaca en La Voz Del Pitic 88.1 FM y colaborador de análisis político en el noticiero Titulares de Radio Fórmula Sonora.

Tw: @Naranjero75

Publicado originalmente en: http://elsoberano.mx/opinion/radio-y-tv-universidad-les-vale-madre/

Reforma fiscal, con dedicatoria a delincuentes de cuello blanco

Reforma fiscal, con dedicatoria a delincuentes de cuello blanco

La reforma fiscal que entrará en vigor el 1 de enero del 2020, ha enfrentado una férrea resistencia mediática de parte de oposición y la gran mayoría de las cámaras empresariales.

Ambos han señalado que dicha reforma implementará un terrorismo fiscal y han sentenciado que pagarán justos por pecadores, tras equipararse la defraudación fiscal con delincuencia organizada. El presidente de la Coparmex, Gustavo De Hoyos, declaró que “(la reforma) se debe revisar ampliamente, con el acompañamiento de especialistas, a fin de que no se acuse de delitos graves a empresas o empresarios que podrían tener operaciones presuntamente inexistentes por circunstancias involuntarias o no intencionales”. Lo dicho fue expuesto antes de que se discutiera y aprobara en el Senado.

Este señalamiento del líder de la Coparmex denota una de dos opciones, o ambas: o bien total ignorancia sobre el tema o que los defraudadores fiscales, ya sean los vendedores (creadores de empresas fantasmas) o compradores de facturas apócrifas, son integrantes de esta agrupación empresarial y de otras más.

Arturo Herrera, Secretario de Hacienda, entrega el paquete económico a Laura Rojas, presidenta de la mesa directiva de la Cámara de Diputados

Esta reforma fiscal incorpora el delito de defraudación fiscal y defraudación equiparada en el catálogo de delitos de delincuencia organizada, contemplado en el artículo II de la ley federal contra la delincuencia organizada. Es decir, quienes violen los artículos 108 y 109 del Código Fiscal de la Federación (CFF) podrán ser considerados como miembros de la delincuencia organizada y sancionados en esos términos.

Esto ha causado un gran temor, difundido a través de ciertos medios de comunicación y fundado en la ignorancia. Han tenido la osadía de puntualizar incoherencias como que si no se pagan impuestos, aunque sea por razones involuntarias e inconscientemente, podrían catalogarlos como miembros de la delincuencia organizada. En primer lugar, no pagar impuestos no es defraudación fiscal si no se hace uso de engaños y aprovechamiento de errores; el artículo 108 del CFF, nítidamente dice que comete defraudación fiscal quien, con el uso de engaños o el aprovechamiento de errores, omite total o parcialmente el pago de alguna contribución; y el artículo 109 habla de conductas equiparables a la defraudación fiscal, donde menciona que en una declaración en que se manifiesten ingresos menores a los realmente obtenidos o se consignen deducciones mayores a las realmente efectuadas y que todo esto provoque que se paguen menos impuestos, entonces, sí se considera que estamos ante una defraudación fiscal.

Además, para que alguien sea considerado miembro de la delincuencia organizada tiene que ejecutar estas operaciones fraudulentas de manera organizada (entre tres o más personas), reiterada y permanente. Pero si una sola persona evade al fisco no se puede catalogar el hecho de ninguna manera como delincuencia organizada.

Esta reforma fiscal tiene dedicatoria y va dirigida a todos aquellos que venden y compran facturas apócrifas, que son comprobantes que amparan operaciones inexistentes o actos jurídicos simulados; y este delito se podrá perseguir simultáneamente al de lavado de dinero (porque cuando se compran facturas se está lavando dinero) y cuando el monto de lo defraudado supere los 7.8 millones de pesos. Esto nos deja muy claro que no cualquier contribuyente de a pie que evada al fisco podrá ser considerado miembro del crimen organizado.

Otro temor infundado se basa en suponer que se den casos donde el cliente ignore que su proveedor le esté emitiendo facturas falsas y que, al ser el defraudador descubierto e ingresado al listado de Empresas que Facturan Operaciones Simuladas (EFOS), el cliente pueda ser considerado parte de la delincuencia organizada. Esta amenaza es totalmente falsa, inexistente.

Gustavo de Hoyos. #Don’tLike. Foto: Milenio.com

Cuando alguien aparece en el listado de EFOS es porque la autoridad ya lo investigó y cuenta con elementos suficientes para presumir que las operaciones que amparan sus facturas son inexistentes. De ahí inicia un procedimiento amparado en el artículo 69 b del CFF, donde se mandata notificar al contribuyente que emitió la factura que se le otorgará la oportunidad de que desvirtúe la presunciones en su contra; si no las desvirtúa, entonces se le emitirá un oficio que notifique que definitivamente sus comprobantes ampararon operaciones inexistentes; luego se publica su nombre en el Diario Oficial de la Federación (DOF) y es entonces sucede que todos los comprobantes emitidos por ese contribuyente no producen efectos fiscales. Todos los contribuyentes tienen que revisar los listados publicados en el DOF para que, en el caso de que aparezca algún proveedor vinculado a ellos, se siga el procedimiento que marcan las reglas. Se trata de aclarar que la operación sostenida con aquel proveedor que hipotéticamente aparece en EFOS sí fue real; una vez comprobada, se acaba el problema.

México ocupa el último lugar de los 36 países de la OCDE en recaudación, con 16 por ciento del PIB, mientras que países como Dinamarca o Francia recaudan el 46 y el 46.2 por ciento, respectivamente.

De acuerdo con el SAT, alrededor de 350 mil millones de pesos son defraudados cada año a través de facturas apócrifas: es decir, ocho veces el presupuesto de la UNAM.

Tratar de confundir a la ciudadanía insuflando miedo, señalando que la nueva reforma fiscal será un instrumento de terrorismo fiscal, es una mentada de madre: se trata de una maniobra que sigue intentando solapar a toda esa gran red de corrupción «empresarial» que efectivamente no es otra cosa más que delincuencia organizada, una red que a través de la defraudación fiscal desprovee de recursos a la sociedad para la inversión en el sector salud, educativo, programas sociales e infraestructura de obra pública: todas inversiones imprescindibles para erradicar la pobreza y acortar las brechas de la desigualdad en el país.

La ética no te da de comer, pero prescindir de ella sí ha quitado y sigue quitándole a mucha gente qué comer.

Aarón Tapia. Periodista conductor del programa de radio La Tertulia Polaca en La Voz Del Pitic 88.1 FM y colaborador de análisis político en el noticiero Titulares de Radio Fórmula Sonora.

Tw: @Naranjero75

Publicado originalmente en: http://elsoberano.mx/opinion/aaron-tapia-reforma-fiscal/

Foto principal: www.elcontribuyente.mx

El Instituto Sonorense de Cultura Orwelliano

El Instituto Sonorense de Cultura Orwelliano

George Orwell, en su novela 1984, plantea una sociedad distópica donde el régimen ha desgastado el discurso tanto que la inmoralidad se ha vuelto el eje de la ética. La verdad es irreconocible. Cuando la clase gobernante miente a través de la verdad oficial, el lenguaje se degenera en interpretaciones ridículas e impunes. En este libro de Orwell, el Gran Hermano ha construido un lenguaje donde las palabras son instrumentos carentes de significado y por ello son maleables, intercambiables, simples instrumentos al servicio del poder. En la novela 1984 lo llaman neolengua.

El lenguaje lo mismo asegura un orden que propicia percepciones de institucionalidad y protección a la ciudadanía, pero con el tiempo y según sea conveniente, puede volverse absurdo y hueco.

Así sucede en la sociedad distópica de Orwell y así sucede, sistemáticamente en nuestra realidad institucional. En Sonora, las instituciones carecen históricamente de resultados aceptables, en gran medida por lo común y normalizado del conflicto de interés y tráfico de influencias que genera la corrupción y la impunidad. Cuando las reglas no favorecen al grupúsculo que se pretende beneficiar, lo más conveniente para que estas instituciones les sigan siendo funcionales a los intereses de esos grupos es la activación del mecanismo de la neolengua que, a través de tecnicismos ambiguos, dan a las normas y reglamentos una interpretación totalmente contraria a lo que literalmente se ha plasmado; se lleva el tema ahí donde el ciudadano se confunda y no entienda, para que esto le cause el desinterés de la cosa pública, lo cual le da mayor comodidad al régimen para seguir actuando en total impunidad y en función de intereses propios.

En mi anterior columna publicada en este medio (http://www.liberaradio.com/conflicto-de-intereses-e-influyentismo-mancha-a-eficas-estimulo-para-apoyar-la-cultura-en-sonora/ ), expuse una serie de anomalías en tres de los doce proyectos artísticos seleccionados para recibir el apoyo del Estímulo Fiscal para la Cultura y las Artes del Estado de Sonora (EFICAS), basándome en las Reglas de Operación de este estímulo fiscal. Se generó el debate en las redes sociales y posteriormente invite al Director General del ISC, Mario Welfo Álvarez, a mi programa de radio La Tertulia Polaca que se transmite por La Voz Del Pitic 88.1 de FM, para que explicara los hechos y expusiera su postura institucional y personal (si así lo hubiera querido) sobre estos sucesos.

Jamás había tenido trato con Mario Welfo, me pareció una persona afable de un excelente trato, ecuánime y con un firme equilibrio emocional que le permite no perder la compostura y le reconozco que asume el papel de un verdadero servidor público, por lo menos en cuanto a que no le saca la vuelta a ser cuestionado pues hizo frente, en este caso, ante dos periodistas (Yadira Cota e Imanol Caneyada) que han sido convincentes críticos de su gestión en el ISC y ante quien esto escribe, quien expuso estas anomalías. Pocos servidores públicos cumplen con esta obligación comunicacional.

Pero jamás podría estar de acuerdo con sus argumentos: Welfo Álvarez defendió lo indefendible haciendo gala de la neolengua orwelliana, degenerando el lenguaje con interpretaciones torcidas y definiciones que contradicen el propio reglamento, veamos.

En el punto V, en el numeral 7 de las reglas de operación se manifiesta que: “No se aceptarán proyectos realizados o que busquen recuperar el recurso previamente invertido”. Los proyectos de “El mentidero de Chico Talegas” y “Antares Móvil”, dos de las propuestas seleccionados. incumplen con este punto porque son proyectos ya realizados.

La justificación de Mario Welfo se basa en el punto I, donde explican los significados de las definiciones en su numeral “1. Proyectos de Inversión”, ahí se define dentro de este esquema a las disciplinas de teatro y danza de la siguiente forma: Producción y montaje de obras dramáticas (obras coreográficas en el caso de la danza) en etapas: de temporada de estreno, permanencia en cartelera, temporada de reposición y/o circulación por el Estado de Sonora.

Welfo arguye que estas dos obras son de temporada de reposición, lo cual les permitió participar para los apoyos de EFICAS y posteriormente ser seleccionadas; de ser así este punto contradice al punto V en su numeral 7 donde claramente se estipula que no se aceptarán proyectos realizados.

También en el proyecto de cine “Hecho en Sonora” de Alejandro Sugich, que no cumple con el punto III en su numeral 1, donde se exige que la persona física o moral que participe deberá comprobar una residencia ininterrumpida en la entidad durante los últimos dos años. Es del dominio público que este cineasta no ha vivido en Sonora por más de dos años y así mismo lo manifiesta el propio Sugich en su perfil de Facebook, sin embargo, para el Director del ISC, no existe ninguna falta a las reglas de operación.

Y el que a mi juicio es el caso más grave es otro proyecto de cine, “El llanto de las tortugas”, que viola justo lo que prohíbe el punto V “Consideraciones Específicas” en su numeral 9: “No podrán participar en esta convocatoria servidores públicos de mandos medios y superiores (nivel 9 en adelante o su equivalente) adscritos a cualquier unidad administrativa del Instituto Sonorense de Cultura, o de las entidades que este coordine…”

A pesar de que Victoria Arellano es servidora público de nivel 9C adscrita al ISC como Jefa del Departamento de Cine, tiene una sociedad en Jacalito Films, la casa productora que está llevando acabo la realización del proyecto, “El llanto de las tortugas”. Arellano sostiene una relación sentimental de noviazgo con Jaime Villa, quien es el responsable del proyecto ante EFICAS,

La justificación que argumenta Welfo Álvarez es que Victoria Arellano no participó en esta etapa del proyecto, debido a que al incorporarse como funcionaria del ISC, renunció al mismo. Pero después de que este documental participó en la convocatoria para EFICAS hace unas semanas, apenas este pasado jueves 25 de julio “El llanto de las tortugas” fue aprobado por IMCINE para recibir el Apoyo a la Producción y Postproducción de Largometrajes de Ficción y Documentales del Fondo para la Producción Cinematográfica (FOPROCINE 2019).

Quien presentó el proyecto fue la propia Victoria Arellano, lo cual contradice la justificación que da Mario Welfo. (Ver http://www.imcine.gob.mx/resultados-convocatoria-para-el-apoyo-a-la-produccion-y-postproduccion-de-largometrajes-de-ficcion-y-documental-del-fondo-para-la-produccion-cinematografica-foprocine-2019/)

Al igual que en la novela de Orwell, con un lenguaje y conceptos donde las reglas son instrumentos carentes de significado y por ello son maleables, intercambiables, es decir, simples herramientas al servicio de los grupos de interés, Mario Welfo sentencia que estos cuatro proyectos cumplen a cabalidad con cada uno de los requisitos. El director sigue creyendo que, tal como en 1984, el emisor, el mensaje y el receptor están unidos por un mismo círculo comunicacional que vuelve la verdad irreconocible, soslayando el hartazgo que generan en la sociedad este tipo de acciones simulatorias.

Por otra parte, en las convocatorias del Fondo de Apoyo a la Producción de Cortometrajes de Ficción y Documental de Sonora (FAPS), desde el 2014 se incluye a Jacalito Fims como una de las dos casas productoras que fungen como coproductora de cada cortometraje ganador de la convocatoria, todo un modus operandis de beneficios y negocio alrededor del ISC.

A mi juicio, lo más preocupante de la política pública estatal con el tema de desarrollo cultural, es que, no se vislumbra que tengan una dirección de impulsar, propiciar y promover  los proyectos culturales de fondo, que contribuyan a ejecutar la cultura como un eje de transformación social. Seguimos viendo los mismos vicios institucionales de conflicto de interés, de herramientas de proselitismo político, cuando lo que se requiere es que las nuevas generaciones interactúen con las expresiones culturales y accionen con ellas para una formación integral.

Cuando más necesitamos de fortalecer a las instituciones, los propios funcionarios las debilitan.

En la novela 1984, el Ministerio de la Verdad construye las mentiras y en el Ministerio del Amor se alimenta el odio. En Sonora, el ISC es la reproducción de verdades oficiales que siguen privilegiando al statu quo cultural y obstruyendo la integración de las nuevas generaciones.

Por: Aarón Tapia, Hermosillense, amante del sarcasmo y de la buena polémica para el debate. Conductor de La Tertulia Polaca/Ensalada de Tópicos.

Twitter: @NARANJERO75

Facebook: Aarón Tapia

Fanpage de Facebook: La tertulia polaca.

Conflicto de intereses e influyentismo mancha a “EFICAS” (el estímulo fiscal para apoyar la cultura y las artes en Sonora)

Conflicto de intereses e influyentismo mancha a “EFICAS” (el estímulo fiscal para apoyar la cultura y las artes en Sonora)

EFICAS es un estímulo fiscal para la cultura y las artes del Estado de Sonora, contenido en el artículo 7º fracción VII de la Ley de Ingresos del Estado, que se otorga a los empresarios que apoyen económicamente proyectos artísticos y culturales de artistas y promotores culturales de la entidad sonorense. Los contribuyentes podrán acreditar, contra el impuesto sobre Remuneración al Trabajo Personal a su cargo, el 100% del apoyo otorgado.

Esta es una iniciativa de la diputada local de Movimiento Ciudadano, María Dolores del Río, que fue aprobada en el Congreso Local en diciembre del año pasado y apoyada por el actor y productor de obras de teatro Paulo Sergio Galindo, como representante de la comunidad cultural. Es el Instituto Sonorense de Cultura (ISC), la institución que se encargó de establecer todos los mecanismos, como definir los requisitos y trámites que deben cumplir los interesados en recibir el estímulo fiscal, organizar la evaluación y selección de los proyectos, apoyados por el Comité Dictaminador, mismo que fue articulado por el ISC, en su gran mayoría con artistas y académicos de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC).

Las Reglas de Operación para el Estímulo Fiscal para la Cultura y las Artes del Estado de Sonora están publicadas aquí, a partir de la página 3.

El pasado 18 de julio se dió a conocer la lista de los 12 proyectos seleccionados (de 28 presentados en total)  para recibir el apoyo del EFICAS. Entre los proyectos seleccionados hay tres que que llaman poderosamente la atención por su claro conflicto de interés, posible influyentismo y porque no cumplen con algunos de los requisitos de las reglas de operación.

1).- “El llanto de las tortugas”, una propuesta de cine con un monto autorizado de $800, 000.00 M.N., cuyo responsable del proyecto es Jaime Villa Galindo, quien actualmente sostiene una relación sentimental de noviazgo con Victoria Arellano Rivera. Ésta última es funcionaria público en el ISC y funge como Jefa de Departamento de Cine, además también se desempeña como productora y coordinadora de postproducción en Jacalito Films y del cuál es socia, según lo detalla en la reseña de su perfil laboral en el directorio de la administración pública. En dicha productora Jaime Villa se ostenta como director.

En la reseña del perfil laboral de Victoria Arellano, señala que su portafolio incluye largometrajes documentales entre ellos “El llanto de las tortugas”, mismo que ha participado en varios festivales de cine entre ellos PlataformaMX y en DocsLab de DocsMX, donde el proyecto fue acreedor a un premio por parte de EFD International en octubre del 2018 por el cual recibió apoyos para la renta de equipo de cámaras y otro premio por parte de LCI Corporativo, cuyo premio consistió en el seguro de filmación.

Evidentemente existe un grave conflicto de interés y el posible tráfico de influencias que esto representa. En las reglas de operación para participar en EFICAS en el punto V de Consideraciones Específicas en su parte 9 prohíbe tajantemente la participación de funcionarios públicos, la cual transcribo textualmente: “No podrán participar en esta convocatoria servidores públicos de mandos medios y superiores (nivel 9 en adelante o su equivalente) adscritos a cualquier unidad administrativa del Instituto Sonorense de Cultura, o de las entidades que este coordine, ni aquellas personas que se encuentren impedidas por la ley o mandato judicial”.

2).-“El mentidero de Chico Talegas”, con un monto autorizado de $203,616.00 M.N. para un proyecto de teatro. El responsable de dicho proyecto es la Compañía Teatral del Norte, A.C./Paulo Sergio Galindo Martins.

Paulo Galindo participó desde el principio colaborando con la Diputada María Dolores Del Río en la creación de esta iniciativa de EFICAS y en su promoción e incluso impartió talleres con un costo de $1,500 por proyecto en el diseño de la carpeta para los interesados en aplicar para competir por EFICAS. No existe impedimento alguno en las reglas de operación para que Paulo Galindo compita por estos apoyos, a pesar de encontrarse en una posición bastante ventajosa por el tipo de información privilegiada a la que pudo acceder por su participación en esta iniciativa. La pregunta sería ¿cómo puede ser posible que en el diseño de las reglas de operación no se hayan implementado los candados pertinentes para que las personas que trabajaron en esta iniciativa se les impidiera su participación en busca de los apoyos, por lo menos en las convocatorias del primer año?

También en el punto V, en su parte 7 de las reglas de operación dice: “No se aceptarán proyectos realizados o que busquen recuperar el recurso previamente invertido”.“El mentidero de Chico Talegas” es una obra teatral que data de por lo menos 5 años, es decir, un proyecto realizado.

3).- “Antares Móvil”, se trata de una propuesta de Danza con una suma autorizada de $600, 000.00 M.N. y el responsable del proyecto es José Miguel Mancillas González. Este proyecto seleccionado al igual que la propuesta teatral “El mentidero de Chico Talegas”, no cumple con las Consideraciones Específicas del punto V, en su parte 7, también es un proyecto ya realizado.

El Director General del ISC, Mario Welfo tendría que dar una explicación del porque estos tres proyectos fueron aprobados para participar en la evaluación que llevó acabo el Comité Dictaminador, a pesar de que incumplen con algunos puntos de las reglas de operación que fueron establecidas por el propio ISC y del evidente conflicto de interés que existe en dos de ellos, así mismo debe de hacer del conocimiento público la evaluación impresa de cada proyecto que el Comité Dictaminador le proporcionó a este Instituto con cada uno de los comentarios para aprobar, modificar, condicionar o rechazar los proyectos artísticos participantes para recibir el EFICAS, tal como lo establece el punto II relativo a las Facultades, en su parte 2, inciso E.

En ese mismo punto II de las Facultades en su parte 1, inciso S, se asienta que el Director General del ISC tendrá la facultad de crear una comisión especial que revisará y resolverá controversias y situaciones que ameriten atención especial.

Evidentemente estos tres casos ameritan esa atención especial.

Si en verdad existe una auténtica voluntad de apoyar, fomentar, expandir y arraigar el involucramiento de todos los sectores de la sociedad sonorense en las propuestas culturales y artísticas a través de iniciativas como EFICAS, el ISC y su Director General Welfo, deberán hacer cumplir al pie de la letra todas las exigencias de las reglas de operación y con total transparencia para que se creen las condiciones de un verdadero piso parejo. Es necesario que todos los artistas y promotores culturales puedan ser tomados en cuenta y se de una competencia de manera legítima que garantice la apertura en la pluralidad de las propuestas y que no solo quede en un círculo reducido de los mismos de siempre. Si bien es cierto que donde más se carece de recursos y apoyos es en el sector de las artes y cultura, también es una realidad que la constante molestia de la mayoría de los artistas y promotores culturales es el señalamiento de que un grupo muy reducido acapara los escasos apoyos del ISC: “son los mismos de siempre, quienes reciben los apoyos”. Esta es la constante y más aguda queja en la comunidad artística y cultural de Sonora.

Si queremos reconstruir el tejido social se debe trabajar sin distinciones para que  la cultura y las artes llegue a todos, porque son las herramientas sensibilizadoras más efectivas que han logrado transformar la vida de muchos seres humanos, personas que su destino marcado por la precariedad y vulnerabilidad social llevaba la ruta del crimen.

Por: Aarón Tapia, Hermosillense, amante del sarcasmo y de la buena polémica para el debate. Conductor de La Tertulia Polaca/Ensalada de Tópicos.

Twitter: @NARANJERO75

Facebook: Aarón Tapia

Fanpage de Facebook: La tertulia polaca.

Madre, una solución para casi todo, hasta para la inseguridad pública

Madre, una solución para casi todo, hasta para la inseguridad pública

En el otoño de 1980, toda la ilusión de Michael Jordan estaba depositada en ver su nombre entre los seleccionados para el primer equipo de la High School a la que asistía. Sin embargo, su nombre jamás figuró en dicha lista. Los motivos dados a Michael por el entrenador Cliff “Pop” Herring, fueron que se consideró que, con un escaso 1.80 de estatura, no aportaría nada al equipo. El golpe moral recibido fue tremendo, y su reacción fue la de encerrarse en su cuarto a llorar.

Su madre, Deloris Jordan, inmediatamente tomó cartas en el asunto y le dijo: “Muy bien, llora hasta desahogar tu frustración, pero, después, ¿qué vas a hacer?” Y  Michael preguntó: “¿Qué debo hacer para crecer más?” La respuesta de Deloris fue contundente y realista: “Pon sal en tus zapatos y reza”.

El mensaje era claro: que no se atuviera sólo a atributos físicos ni a milagros. Más trascendental fue el consejo: “Tu grandeza está en el interior; podrás ser tan grande como quieras ser en tus pensamientos”. Una reflexión más profunda que caló en Michael y que marcó la personalidad para toda la vida de un ganador. Desde entonces no hubo día en que Jordan no se despertara a las 5:30 a.m. y practicara cien tiros a la canasta hasta perfeccionarlos y encestar cien de cien. Lo demás fue una historia de un cúmulo de triunfos profesionales.

El autismo es incurable y, sin embargo, en el 2014 se publicó un libro escrito por el japonés de nombre Naoki Higashida, en el que relata cómo a los 13 años de edad pudo romper su aislamiento y comunicarse con el mundo.

¿Cómo fue que logró esto tan excepcional? Gracias a que su madre ideó un sencillo sistema para ello: una tabla en la que podía señalar las letras de las palabras o símbolos de las más frecuentes que quería transmitir. Esto le permitió, por fin, tener voz propia.

Hace alrededor de cuatro años, en Brasil, el equipo de fútbol Sport Recife contrató a las madres de fanáticos de su torcida (porra) para evitar los disturbios que siempre ocurren en los partidos del clásico regional contra el Náutico, y ellas formaron un cuerpo de seguridad con el que los jóvenes aficionados de ambos equipos quedaron perplejos y neutralizados al ver que las señoras madres resguardaban la seguridad en el estadio y nadie se atrevió a dar comienzo a actos violentos.

Por primera vez en muchísimos años, el saldo fue blanco y a nadie se le introdujo el espíritu de la vesania para actuar contra las madres.

La sonorense Rosa María O’Leary es una madre luchadora incansable e inquebrantable, activista social en defensa de los derechos a la salud y medio ambiente, que emprendió movimientos sociales para el cierre en la capital sonorense del basurero tóxico Cytrar de la transnacional Tecmed y en contra de la minera chilena Molymex por las altas cantidades de gases tóxicos emitidos en sus procesos.

En diciembre de 1999 fue detenida y encarcelada junto a otros tres líderes más del movimiento por el bloqueo a las instalaciones de la minera ubicada en Cumpas. Lo anterior no le debilitó su garra estoica y ella hizo caso omiso a las amenazas y coacciones gubernamentales y de poderes fácticos.

El motor de toda su fuerza radica en la lucha para un futuro ecológico y socialmente más esperazador para sus hijos y los de la demás sociedad sonorense. Este tipo de sucesos nos muestra cómo a través de la madre se pueden lograr cambios significativos en la sociedad.

Las madres de los delincuentes pueden ayudar a menguar la violencia que vivimos. Como paradigmas contundentes tenemos muchas imágenes en que ladrones de un banco, al frustrarse el asalto y tomar rehenes para negociar su huida, la policía recurre con mucha frecuencia a la estrategia de contactar a la madre del asaltante para que esta lo convenza de que se entregue y, en la gran mayoría de los casos, esta maniobra resulta exitosa.

La activista liberiana y Premio Nobel de la Paz 2011, Leymah Roberta Gbowee, quien organizó el movimiento que puso fin a la guerra civil en su país, ha dicho: “Si cualquier cambio tuviera que suceder en la sociedad, dicho cambio tendría que llevarse a cabo por las madres”.

Aquí es donde entra mi propuesta modesta para nuestras Secretarias y Direcciones de Seguridad Pública de los tres niveles:

Si se planeara perpetuamente programas preventivos del delito y de las adicciones a través de la madre, con una capacitación sería y sin escatimar los recursos humanos ni materiales, serían mucho más eficientes y diligentes los resultados.

La razón para afirmar que esto funciona es que las madres tienen (evidentemente no todas, pero muchísimas) una relación con sus hijos e hijas que las hace capaces de inventar recursos que parecen sacados de la nada, con tal de protegerlos y apoyarlos. Esto funcionará sin duda, porque me atrevo a afirmar que, en la especie humana, la relación madre-hijo es la relación afectiva más potente que existe, y máxime en nuestra cultura mexicana.

Y, a propósito, nuestra gobernadora sonorense quien también es madre, ¿en algún lapso del sexenio se emancipará de quién vox populi dice ser su padre político, y que es a quien verdaderamente obedece y vela por sus intereses?

De lo contrario, jamás podrá emular la conducta ejemplar de algunas de las madres, como las ya mencionadas, para ofrecer un mejor bienestar social a sus “hijos” sonorenses, para que cristalicen sus sueños, que no vivan en el autismo o en la violencia, para heredar un estado ecológicamente sano y óptimo para bien vivir y evitar que los mate la policía en un enfrentamiento. Porque anteponer los intereses de un padre egoísta y manipulador por encima del de los hijos, siempre será un obstáculo mayor para el libre y eficiente desarrollo de los vástagos.

“Si yo fuese madre de un soldado al que enviaron contra su voluntad a combatir, me compraría un arma y mataría al responsable. Cambiaría mi vida por la de mi hijo”. Jasmina Tesanovic, periodista yugoslava.

Por: Aarón Tapia, Hermosillense, amante del sarcasmo y de la buena polémica para el debate. Conductor de La Tertulia Polaca/Ensalada de Tópicos.

Twitter: @NARANJERO75

Facebook: Aarón Tapia

Fanpage de Facebook: La tertulia polaca.



Acuaférico, la continuación del huachicoleo en Agua de Hermosillo

Acuaférico, la continuación del huachicoleo en Agua de Hermosillo

El pasado viernes 14 de junio, el periodista Juan Carlos Zúñiga entrevistó a la Directora de Agua de Hermosillo, María Victoria Olavarrieta. La conversación giró en torno a la problemática del “desabasto” de agua que ha surgido en recientes fechas en colonias del norte de la ciudad.

Las declaraciones de la actual Directora son sumamente preocupantes, pues denota total desconocimiento de la operatividad del organismo, o por el contrario y que resultaría igual de alarmante, es que detrás del aparente desconocimiento tratara de disfrazar intenciones perversas para continuar exprimiendo a este organismo en beneficio de un grupúsculo cupular que por muchos años ha estado apoderado del mismo.

Analicemos declaración por declaración lo manifestado por la Directora Olavarrieta Carmona:

-“Si hay agua, pero no tenemos la infraestructura para llevarla directamente hacia el norte.”

Cuando se va dar inicio a un proyecto desarrollador de viviendas, las desarrolladoras (constructoras) están obligadas a solicitar la factibilidad de agua a los organismos operadores de este líquido. Una vez declarada afirmativa la factibilidad se realizan estudios para detectar los puntos de conexión y ya localizados, el organismo operador genera el proyecto para que se lleven a cabo las obras necesarias y de cabeza que construyan la infraestructura que haga llegar el agua al futuro complejo habitacional. El costo de dichas obras corre por cuenta de las constructoras, pero una vez concluida la obra de infraestructura para el agua esta pasa a ser propiedad del municipio. Las obras son supervisadas por una empresa certificadora para avalar que la nueva red conducirá y distribuirá el agua a esas viviendas de manera óptima, si no es así, la obra para viviendas no podría dar inicio.

Así que no existe una razón para que la Directora de Agua de Hermosillo declare que no hay infraestructura, no tiene lógica porque si no existiera, difícilmente existirían esas colonias o por lo menos, la problemática sería de antaño y no reciente.

-Habla de que las altas temperaturas están estimulando un alto consumo y esto provoca la baja presión.

Las altas temperaturas han persistido desde siempre en Hermosillo y el consumo promedio de agua por usuario es el mismo de toda la vida. No puede culpar a los horarios picos y mucho menos aseverar que cuando la gente se baña disminuye la presión, pues en toda la ciudad existe la instalación de un sistema hidroneumático distribuido a través de presurizadores ubicados para mantener la presión uniforme en el casco urbano. Además, la Dra. Olavarrieta agregó que la manera de hacer llegar el agua hacia el norte de la ciudad es “saltando” de un tanque a otro y que esto también abona a que baje la presión y llegue menos agua hacia ese sector de la ciudad.

El término correcto no es “saltar” sino trasvasar. Pero esto no es un juego de sube y baja de nivel, es decir, las plantas potabilizadoras que existen en la ciudad se encuentran ubicadas en partes altas y el agua baja por gravedad a excepción de los lugares donde el agua es introducida con el sistema de bombeo, por tanto,  los tanques elevados tendrían que vaciarse por completo para no mantener la presión adecuada. Para ilustrar de manera más precisa una ejemplificación, podríamos utilizar el ejemplo del gas en tambo. De un tambo, el gas llega a la estufa a través de la línea y existe un regulador que mantiene siempre la flama al mismo nivel y esta no baja cuando el tanque va bajando su nivel de gas. Dicho de manera coloquial, no estamos hablando de tambos de 200 litros, hablamos de toda una infraestructura con tecnología de cientos de millones de pesos, de tal manera que esa afirmación resulta totalmente falsa e irrisoria.

-Aseguró que existe un acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para sólo extraer hasta un máximo de 30 millones de metros cúbicos (m3) de agua al año del Acueducto Independencia.

El acuerdo que Olavarrieta refiere, es un acuerdo entre el Directores Generales anteriores de Conagua Sonora, César Lagarda,y el de Agua de Hermosillo, Renato Ulloa. Pero este acuerdo no es legalmente institucional ni federal, es solo un acuerdo a nivel local y personal entre directores que obedece más a intereses políticos que a técnicos y que no tiene ninguna validez, no existe documento alguno que avale un acuerdo legal e institucional a nivel federal.

La concesión de Conagua para Agua de Hermosillo es de 65 millones de m3 de agua, aunado a los 90 millones de m3 que se producen en pozos y en las plantas tratadoras de agua, con esa capacidad soluciona cualquier problema de desabasto en cualquier sector de la ciudad.

-De manera errónea afirmó que no es conveniente utilizar tanta agua de la Presa del Novillo porque es muy cara, debido al costo de energía eléctrica que genera el bombeo para que del Acueducto Independencia pueda llegar a planta potabilizadora de Hermosillo. El costo de energía eléctrica del agua de este acueducto ya viene incluida en el costo total del producto (agua), en realidad lo que se cobra es el trasvase y la energía eléctrica, incluyendo 40 centavos por m3 de agua que al final genera un costo total de alrededor de 3 pesos por m3. El organismo le fija una tarifa doméstica para el usuario hermosillense de casi 16 pesos (15.80), con el saneamiento y cuota de drenaje incluidos, lo que nos indica que su comercialización para uso doméstico es en un 527% por arriba de su costo, ¿a qué se refiere entonces la Directora de Agua de Hermosillo, cuando manifiesta que el agua extraída del acueducto independencia tiene un alto costo?

-También dio a conocer qué hay un acuerdo con dos particulares para comprarles agua en esta semana para suplir las deficiencias de abastecimiento en las horas picos.

Ante esta declaración surgen dudas sustanciales:

1.- Primero afirma que sí hay suficiente agua para abastecer a toda la ciudad pero de lo que se carece es de infraestructura, entonces ¿por qué comprar agua a particulares? (supongo que a agricultores, ¿quien más podría abastecerles de agua?). Resulta algo totalmente contradictorio o será que… ¿con el agua que comprarán a estos agricultores vendrá incluida la infraestructura?

2.- Si se cuenta una concesión para extraer hasta 65 millones de m3 de agua del Acueducto Independencia con un costo bastante conveniente de 3 pesos por m3 ¿cuál es la razón de comprarle a agricultores el agua? ¿El costo será por debajo de los 3 pesos? Habría que transparentar quiénes son esos agricultores, que volúmenes y bajo que condiciones será la compra-venta, porque el agua para uso agrícola está concesionada para eso, estrictamente para uso agrícola. Por esa razón al agricultor no le genera costo alguno su agua concesionada, solo tiene que costear la energía eléctrica, que además cuenta con un subsidio bastante generoso para el uso de dicha energía, es por eso que por ley no les permite utilizar esta agua con otros fines que no sea el de la agricultura.

Dos días antes de esta entrevista con la Directora de Agua de Hermosillo, se presentó en el mismo espacio la Alcaldesa de Hermosillo Célida López, donde brevemente y de manera muy resumida emitió declaraciones en la misma sintonía y con las mismas falacias de la Dra. Olavarrieta.

Habló de que se continuará con la obra que quedó inconclusa desde el 2014 (Ramal Norte), que ellos han denominado, “acuaférico”, para solucionar ese supuesto desabasto al norte de la ciudad. Es totalmente falso que este acuaférico vaya a ser la infraestructura que proveerá agua a esas colonias del norte ya existentes, porque reitero, esa infraestructura ya existe desde la misma creación de esas colonias. La verdadera razón para construir ese acuaférico es el abastecimiento de agua para nuevos desarrollos más hacia el norte de la ciudad.

Con todo esto, podríamos llegar a la conclusión de que la baja de presión del agua que recientemente se ha producido en las colonias del norte de la ciudad es premeditada y manipulada desde el mismo organismo de Agua de Hermosillo. El objetivo es crear una aparente necesidad, una falta de conducción y distribución del agua para ese sector de la ciudad y que sea la “justificación” para continuar la obra del ramal norte a cargo del erario. Aquí la pregunta es ¿por qué y para quién o quienes? ¿A qué desarrollador o desarrolladores se pretende beneficiar a costa de Agua de Hermosillo? ¿Por qué la Alcaldesa habla de una posibilidad de inversión privada en esta obra del acuaférico si ya existe la aprobación de Conagua para otorgar el recurso para esta obra? Porque además no existen las obras privadas para crear infraestructura conductora y distribuidora del agua, como ya se explicó en párrafos anteriores: toda infraestructura creada para redes de tuberías de agua pertenecen al municipio.

Entonces cuando Célida López habla de inversión privada, ¿en realidad se refiere a los primeros pasos para la privatización del área comercial de Agua de Hermosillo?

Aquello que prometió Célida López en su evento de cierre de campaña electoral 2018, al pronunciar eufóricamente, “agárrense, porque les vamos a partir su madre”, cada vez me queda mas claro que si nos lo está cumpliendo.

Por: Aarón Tapia, Hermosillense, amante del sarcasmo y de la buena polémica para el debate. Conductor de La Tertulia Polaca/Ensalada de Tópicos.

Twitter: @NARANJERO75

Facebook: Aarón Tapia

Fanpage de Facebook: La tertulia polaca.

El hampa del periodismo y su botín el chayote

El hampa del periodismo y su botín el chayote

Reconozco que mi particular postura es la del rechazo total de cualquier tipo de convenio con los poderes públicos, pues en las regulaciones para estos convenios impera la discrecionalidad, sin los mecanismos pertinentes y necesarios para regular el reparto de los recursos de manera equitativa y transparente en los medios de comunicación. Ello ha arrojado resultados muy visibles de lo servil que ha sido gran parte del periodismo y los medios de comunicación con dichos poderes, en perjuicio de nuestra sociedad, una sociedad con aspiraciones y ansias de una real y eficiente democracia.

Pero más allá de mi posición personal, los convenios publicitarios con el poder público, ni son delictivos ni son corruptos ni ilegítimos, per se. El gestionar y obtener recursos para los medios de comunicación mediante estos convenios es tan legal y en algunos casos hasta legítimos, que el Congreso autoriza partidas presupuestales para ese ejercicio y el poder ejecutivo las aplica. Eso no tiene vuelta de hoja.

El gran problema es cuando la firma de estos convenios está ligada a la perversa y añeja máxima del “no te pago para que me pegues” y el medio de comunicación o periodista se somete gozoso a los factores de poder dominante por la remuneración económica de tal sometimiento.

La semana pasada se dió a conocer una lista de periodistas y sus empresas de comunicación junto con los montos que recibieron del gobierno de Enrique Peña Nieto a través de convenios publicitarios. En esa lista se pueden observar algunos excesos remunerativos para voces y plumas muy entrelazadas con los anteriores poderes gubernamentales y al statu quo y adversos al actual gobierno, excesos que no tienen justificación específica porque además, resulta ahora indispensable acotar a su máxima expresión la publicidad gubernamental. Esta publicidad no es necesaria ni justificable, excepto para anunciar campañas de servicios que presta el Gobierno a la sociedad o alertas y disposiciones de emergencias por fenómenos naturales, pero no necesitamos que cada 20 minutos en los medios de comunicación nos recuerden que los gobiernos están trabajando por nuestro bienestar y pidiéndonos “palomitas”, la gran mayoría ni se los creemos.

Es grotesca la cantidad de dinero que se mal invierte en esa publicidad que en el fondo lo que menos importa es dar a conocer sus avances de gobierno, sino el control de la comunicación. ¿Cuántos hospitales, escuelas, espacios recreativos públicos, inversión científica y un sinfín de beneficios para la ciudadanía se pudieran desarrollar con ese recurso?

La ventilada de esta lista es un estremecimiento necesario para cierto sector del periodismo que durante décadas ha permanecido unido y sometido a las ruedas del poder público y poderes fácticos, sobre todo el empresarial de élite de gran injerencia política.

Mientras no haya una reforma que cambie el modus operandis de los grandes medios de comunicación en México, no podremos tener procesos políticos democráticos y confiables, porque los medios de comunicación aliados del poder en turno, se convierten en filtros de la opinión pública (la opinión de la sociedad), en diseñadores, controladores y distorsionadores de la realidad, manipulando la percepción social a través de noticieros, encuestas, analistas, conductores de programas, que se amafian para presentar una percepción que no corresponde a la realidad de lo vivido en la sociedad mexicana.

Cuando el Presidente llamó a una parte del gremio periodístico, “Hampa del periodismo”, desató la indignación de una buena parte de este gremio, pero en términos muy generales y en segmentos muy identificados, ¡vaya que es un hampa!

Que mejor que como lo explica el periodista Julio Hernández: “El hampa es el conjunto de maleantes que tienen alianzas y métodos, para practicar actos ilegales. Maleante deviene de malear y lo maleado es aquello que está echado a perder, que ya no sirve y este sistema periodístico como el que hasta hoy ha prevalecido, está maleado, tiene maleantes que forman un hampa”, y yo le agrego, que venden sus plumas, voces o silencio en beneficio y/o detrimento de alguien.

Sería muy oportuno que nos arribara un efecto domino en que el Gobierno del Estado y los municipales replicaran al actual Gobierno Federal en esta apertura de datos para transparentar y detallar su relación comercial con los periodistas y medios de comunicación locales y foráneos. En el 2017 el presupuesto para comunicación social aprobado para el Gobierno del Estado por el Congreso local fue de 84 mdp, pero terminaron gastando 178 mdp, es decir, 112% más de lo aprobado.

Sería sumamente provechoso para los ciudadanos sonorenses, saber cómo, a quienes y por qué se les destinó tal presupuesto tan estirado para comunicación social.

Con toda esta efervescencia mediática desatada por las nuevas formas y (tal vez) fondos de relacionarse el recién gobierno de López Obrador con los medios de comunicación, es pertinente reconocerle que está abriendo lo que por siempre se había mantenido hermético y aunque era un secreto a voces, hoy los ciudadanos podemos palpar con mayor precisión que tanto, para que, en qué y en quienes se destinan nuestros recursos y así contar con mayores elementos para forjar con mayor certeza juicios de valor sobre periodistas y medios de comunicación.

Podrán o no satisfacernos algunas formas de como se están aplicando todas estas acciones por parte del gobierno federal y de que faltan perfeccionarlas y formalizarlas, eso sin duda, pero también es indudable que, esto que hoy se da a conocer de la manera que haya sido, es mucho mejor y más cercano a una verdadera democracia que, el sotto voce que nos aplicaban en estos álgidos temas los gobiernos anteriores.

Por: Aarón Tapia Tw @NARANJERO75

Director de La Tertulia Polaca.

El mal hábito de no alegar

El mal hábito de no alegar

El contenido de esta columna lo escribí y se publicó en otro medio de comunicación hace poco más de 3 años, pero considero que sigue permaneciendo en plena vigencia dada la poca apertura a la confrontación de ideas y escasez de debates. Es por eso que decidí volver a publicarla.

Frecuentemente sostengo discusiones con diferentes personas en temas de diversa índole, he de confesar que en muchas ocasiones soy yo quien busca propiciar esas discusiones, intento que se torne en un intercambio de ideas, un ejercicio dialéctico donde se escuchen, se expongan y se rebatan esas ideas, y aunque al final del debate los exponentes sigan abrazando sus creencias, lo que sí se garantiza con un debate civilizado y con apertura a escuchar analíticamente los argumentos de la contraparte es que por lo menos estos exponentes obtendrán una visión más amplia de las ideas contrarias a las propias. En conclusión el debate, alegata, discusión (como se le guste llamar) con argumentos sólidos y no sólo tratando de “ganar” e imponer la opinión propia, sino siempre con el objetivo de buscar la verdad o lo que más se acerque a ella, finalmente enriquece el intelecto.

Desafortunadamente en esta sociedad sonorense es difícil coincidir con gente que acceda a este tipo de dinámica, cada quien ostenta sus verdades absolutas y es un oprobio personal el contradecirlas, en algunos casos el simple hecho de cuestionarlas genera una reacción colérica. Somos una sociedad hipercrítica de todo y de todos menos de nosotros mismos.

Cuando un automovilista hace sonar su claxon encabronado por la casi envestida errática de otro conductor, este último es muy probable que reaccione igualmente enfurecido porque piensa que el otro debió haber actuado de manera más tolerante y no haber reaccionado iracundamente porque no hubo intención de impactarlo, solo fue un descuido. Pero si invertimos a los automovilistas en la misma escena, la probabilidad de que reaccionen de la misma manera es altísima.

Este sencillo ejemplo es un espejo del tipo de sociedad que somos, la crítica no da pie a un cuestionamiento interno sino que activa un mecanismo instintivo de negación y agresión. En otros países o en nuestro propio México presentadores de ideologías y empresas rivales se sientan a debatir al aire, no están de acuerdo pero reconocen el derecho mutuo de la opinión y celebran sus diferencias con el debate.

Nosotros los sonorenses hemos construido una sociedad simplista preocupada enormemente por la imagen de los envases y no tanto por lo nutritivo del contenido ideológico que guarda dicho recipiente, burbujas vacuas que al menor pinchazo de cuestionamiento revientan en desagrado e incomodidad porque se exhibe el vacío de ideas.

Propongo empezar a gestar una sociedad alegadora, porque en las contradicciones encontraremos una parte inseparable de toda cultura humana. En realidad las discordancias son los motores de la cultura, responsables de la creatividad y el dinamismo de nuestra especie.

Y qué mejor como lo expresa el historiador israelita Yuval Noah Harari en su excelsa obra literaria “De animales a dioses”: “Así como cuando dos notas musicales discordantes que se tocan juntas obligan a una pieza musical avanzar, la discordancia en nuestros pensamientos, ideas y valores nos fuerzan a pensar, reevaluar y criticar. La consistencia es el campo de juego de mentes obtusas”.

Por: Aarón Tapia, Hermosillense, amante del sarcasmo y de la buena polémica para el debate. Conductor de La Tertulia Polaca/Ensalada de Tópicos.

Twitter: @NARANJERO75

Facebook: Aarón Tapia

Fanpage de Facebook: La tertulia polaca.

Las simulaciones de los medios de comunicación

Las simulaciones de los medios de comunicación

“El Astillero”, del escritor y novelista uruguayo Juan Carlos Onetti, es una novela escéptica y poco esperanzadora. Es una historia de una comunidad llamada Santa María donde se encuentra un astillero que dio gran prosperidad a ese lugar y que al cabo del tiempo quebró y quedó en ruinas, abandonado, pero sus pocos habitantes se entramaron en una fantasía en la que seguía siendo el gran astillero con muchas concurrencias de proyectos y de renovaciones.

En la trama existen dos personajes, el gerente técnico y el gerente administrativo, quienes simulaban como si realmente tuvieran trabajo, maquinaria, personal y llegaban a las oficinas totalmente abandonadas y maltrechas, pero jugaban como si las cosas funcionaran realmente bien, como en algún tiempo lo fue, pero realmente vivían de vender como fierro viejo lo que quedaba de la maquinaria.

Esta novela me parece que refleja una realidad de lo que hoy sucede en los medios de comunicación de Sonora y su periodismo: el paraíso de la simulación, un gran engaño.

La credibilidad del periodismo sonorense se encuentra en ruinas como el Astillero de Santa María, la causa de esto es que, a petición de su cliente principal (poderes oficiales y fácticos), su materia prima no es de calidad y cotidianamente tratan de engañar a sus consumidores finales (ciudadanos), fingiendo entregar un producto de la mejor calidad, cuando en realidad es un producto chatarra con materia prima diluida y/o distorsionada que no sirve de nada, esa materia prima es la información. Al igual que en la novela de Onetti, simulan con proyectos y renovaciones periodísticas, pero en realidad circulan por los espacios de comunicación los mismos fierros viejos muy oxidados.

En el mundo lo que más abunda es el agua y la información y en ambos casos la mayor parte se encuentra congelada, contaminada y no es potable, es decir, son inútiles. Así es como el común denominador del periodismo sonorense muestra su relación que este tiene con su medio de comunicación. Acá en Sonora el periodismo no es el cuarto poder, ni el quinto, ni el sexto, ni el séptimo… y no sabemos en qué lugar lo podríamos colocar.

En Sonora la libertad de prensa está sujeta a los intereses de los propietarios y directivos del medio de comunicación y sin la voluntad de estos, no hay tal libertad. Los grandes medios sólo se basan en un modelo de negocio sin importar la ética de responsabilidad social. De esta manera, al ciudadano se le cercena ese derecho constitucional que emana del artículo sexto, que es el derecho a la información.

Aunado a todo esto, existe una doble precariedad en los medios de comunicación, la anquilosada y normalizada precariedad laboral y la precariedad de dignidad. La primera provoca en los periodistas la autocensura para preservar su trabajo, pero, con sus derechos laborales pisoteados, quedando así, atados a los ya mencionados intereses de propietarios y directivos; la segunda es su prostitución y “sicariato” a cambio de convenios tanto oficiales como clandestinos, lo que coloquialmente se le conoce como chayote. Dicho de otra manera, convertirse en una especie de drenaje de la comunicación social de políticos y empresarios, donde hay algunos que ganan mucho dinero.

Son dos situaciones muy distintas, pero, al final coinciden en hacer un periodismo de muy baja calidad. Si queremos que el periodismo no solo sea relaciones públicas, tenemos que pugnar porque los medios de comunicación no estén centrados y cooptados en el poder. Así con estas condiciones, los medios de comunicación jamás podrán ser (ya no digamos contrapoder), ni siquiera un elemento de vigilancia a ese poder.

Si queremos erradicar la grotesca simulación en las regulaciones de los convenios publicitarios gubernamentales y legislativos es necesaria la presión ciudadana. Una presión que detone la voluntad política para crear los mecanismos pertinentes y necesarios para regular el reparto de los recursos de manera equitativa y transparente en los medios de comunicación, porque hoy en día solo sabemos que se reparten cantidades exorbitantes de dinero del erario pero no bajo que criterios.

También estamos ante una situación donde la ciudadanía ha tenido una responsabilidad histórica, porque no hemos sabido organizarnos para defender y reclamar el derecho a la información de calidad que es la base de una sana democracia.

Podríamos considerar que existen cinco servicios públicos que son esenciales y que todo gobierno debe garantizar a su ciudadanía: Salud, educación, seguridad pública, justicia y la información. Mientras esto no lo defendamos, ¡estamos jodidos!

¿Por qué no iniciar una alfabetización mediática? Podríamos empezar por incluir en el sistema de educación en todos los niveles, desde primaria hasta universidad, los estudios enfocados sobre el conocimiento de los medios de comunicación, con el objeto de formar ciudadanos con capacidad crítica que nos haga capaces de discernir la necesidad de reivindicar nuestros derechos de las audiencias. De esta manera se empezaría a gestar una sociedad donde los ciudadanos controlarían al poder y no el poder a los ciudadanos.

Pero hay que reconocer qué si existen medios de comunicación y periodistas (pocos, pero los hay), que son verdaderamente independientes y que hacen un trabajo encomiable, se esfuerzan día a día por dignificar el periodismo y que en estos momentos de cambios tecnológicos e irrupción del internet en el periodismo y medios de comunicación, representan una oportunidad y esperanza de transformación periodística desde la trinchera de la libertad de expresión, pero insisto, deben ser apoyados por la ciudadanía.

Cierro con una anécdota ocurrida a finales de los sesentas, en el transcurso de un debate en Alemania, donde quien fuera el Primer Ministro alemán, Willy Brandt le reclama al poderosísimo Secretario de Estado de los EEUU, Henry Kissinger, de planear y promover la privatización de las televisoras en la República Federal Alemana. Kissinger lo negó categóricamente, argumentando que las televisoras privadas supondrían el final de la democracia alemana.

Esta anécdota revela como, no hace mucho tiempo, era una idea de gran consenso que la mercantilización (prostitución en su gran mayoría) de los medios de comunicación suponía una amenaza a la calidad democrática. Hoy damos cuenta de que no estaban nada errados.

O facebook.

Por: Aarón Tapia, Hermosillense, amante del sarcasmo y de la buena polémica para el debate. Conductor de La Tertulia Polaca/Ensalada de Tópicos.

Twitter: @NARANJERO75

Facebook: Aarón Tapia

Fanpage de Facebook: La tertulia polaca.

Sonora, una sociedad con Síndrome de Estocolmo

Sonora, una sociedad con Síndrome de Estocolmo

El periodista, político y filósofo italiano Antonio Gramsci describía al poder enquistado como un bloque hegemónico, un híbrido, una mezcla históricamente variable de dominación y hegemonía, esto es, el grupo dominante ejerce el poder sobre los grupos subalternos no únicamente con el control de los aparatos represivos, sino también haciendo uso del sistema educativo, las instituciones religiosas y los medios de comunicación, lo que hoy se le llama “soft power” (poder blando) al cual también podríamos agregar el poder económico empresarial, para así ejercer una hegemonía cultural y lograr el dominio más efectivo y neutralizador: el dominio de pensamiento.

Todos estos aparatos van creando en los ciudadanos una percepción de normalidad y cotidianidad, de cómo deben ser y hacerse las cosas. Posibilitan la “oposición” política hasta cierto límite, controlándola mediante la cooptación de las dirigencias de estos partidos, posibilitan el juego democrático de la elección electoral (porque el voto ha sido muy bien educado y dominado) y ciertos medios críticos; permiten las manifestaciones y protestas ciudadanas y sindicales porque son como válvulas de escape donde los inconformes liberan la presión y aligeran las tensiones, así mantienen la olla hegemónica bien aprisionada.

En este contexto la sociedad sonorense se encontraba presa de una hegemonía bipartidista (PRI y PAN) que es la encargada de producir las expresiones finales del bloque hegemónico. Es decir, estos partidos son los representantes y ejecutores oficiales del cacicazgo sonorense.

La llegada de Morena y su 4T al poder suponía un rompimiento con esta hegemonía y sus prácticas, pero sus gobiernos municipales y sus dirigencias municipales y estatal siguen replicando las mismas prácticas hegemónicas y en muchos casos han sido aliados de este bloque hegemónico.

Aunque no existen investigaciones serias de cómo y porqué somos como somos los sonorenses y cómo podemos cambiar, sabemos que nos cautiva hablarnos al espejo, pues ante nuestro vacío de ideas nos producen terror y reacciones coléricas las confrontaciones ideológicas, lo cual nos ha instalado en un letárgico reposet irreflexivo de nuestro modus vivendis. ¿Hacia donde vamos? ¿Quién o quienes nos llevan? ¿Qué queremos? ¿Para qué y por qué lo queremos?

Son ínfimos los sectores que ofrecen alternativas críticas al pensamiento dominante de esta somera cosmovisión norteña, auto seducida por su regionalismo ramplón de la carne asada y para los 45 grados ¡un chingo de cerveza! Somos de voz alzada porque imaginamos que evocamos las infernales temperaturas desérticas que queman a quien se nos pone enfrente con pose retadora. Una jactancia por demás fantasiosa que mitiga nuestra realidad agachona y aborregada.

En el ámbito empresarial es nula la innovación en términos de ofrecernos una concepción de vida alterna a la que vivimos, somos replicadores de conceptos de negocios, un capital nativo muy vinculado a los presupuestos gubernamentales y sirviente de los capitales transnacionales para repetir culturalmente desde el punto de la producción, servicios y economía, de lo que se debe hacer. De tal manera que la vida del sonorense no tiene otro sentido más que el consumismo y en los asuntos torales de la sociedad como la política y la cultura, no vale la pena inmiscuirse: “la política es un cochinero y lo cultural es aburrido y para gente muy culta, no es para cualquiera”. Una inyección anestésica al pensamiento crítico, muy efectiva para la exclusión ciudadana de la participación política.

La gran mayoría de los medios de comunicación en Sonora han vivido en una permanente pasión en concubinato presupuestal con este bloque hegemónico. La idea dominante del periodista sonorense respecto a la prensa es el negocio, la noticia vuelta mercancía que distorsiona la realidad y, como toda mercancía, se vende y se compra su envoltura. Se puede comprar al medio y al vocero o escribano que la propaga, arropando al pie de la letra la regla de oro del mercado libre: todo se puede comprar y vender. Muy alejado del concepto periodístico de George Orwell: “Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas”.

Por su parte la clase gobernante ha abrazado convenientemente como parte del manual de comunicación social la frase del expresidente José López Portillo: “No pago para que me peguen”. Sintiéndose propietarios del presupuesto del erario, soslayan que solo son administradores y han convertido esta frase en un arma sumamente letal para el sometimiento de los medios de comunicación y estos, a su vez, priorizan el lucro sobre la ética de responsabilidad social. Así han perpetuado un estado de apariencia democrática donde la regla regidora es la simulación por encima del estado de derecho, un estado de derecho que ya no espanta a nadie, porque solo las vendettas políticas son las que castigan a aquel alfil político que quebrante no las leyes que emanan de la Constitución, sino las normas impuestas por el bloque hegemónico.

La hegemonía política, cultural y de pensamiento a la que hemos sido subyugados, es parte de lo que ha provocado que en esta entidad las desigualdades económicas se ensanchen y las oportunidades culturales se estrechen. Pero los ciudadanos sonorenses podríamos encontrar una esperanza en lo que el filósofo francés Michel Foucault nos dice: “donde hay poder hay resistencia al poder”.

¿Por qué no iniciar una resistencia activa? Una que implique un desarrollo de todas las fuerzas que posibiliten el enriquecimiento humano y material, mediante una mayor organización y participación ciudadana en las agendas políticas.

Las asociaciones civiles tendrían que sacudirse su sopor de tibieza, para montarse en una intensa estrategia de comunicación que convoque la alianza ciudadana para exigir verdaderas rendiciones de cuentas, así mismo tomar posturas verosímiles y frontales de contrapeso ante las estructuras gubernamentales y, ¿por qué no? el apoyo ciudadano al fortalecimiento de las militancias de base de los partidos políticos para que hagan valer su condición democrática, que sea la ciudadanía quien verdaderamente decida con su voz y voto sobre la vida interna de los partidos, para que ayuden a Sonora ha despojarse de las cadenas que nos atan a este decadente Síndrome de Estocolmo con el sistema hegemónico.

Por: Aarón Tapia, Hermosillense, amante del sarcasmo y de la
buena polémica para el debate. Conductor de La Tertulia Polaca/Ensalada de Tópicos.

Twitter: @NARANJERO75

Facebook: Aarón Tapia

Fanpage de Facebook: La tertulia polaca.